Distant Worlds aterriza y convence en España

Distant Worlds, el concierto de música de Final Fantasy, se ha hecho de rogar. Tras 10 años desde su estreno en Suecia en 2007 y tras pasar por muchísimas ciudades, por fin ha dejado su huella en España en los dos conciertos que han tenido lugar en Madrid y Barcelona este pasado fin de semana.

Un acontecimiento único

En el concierto de Barcelona (que empezó a las 20:00) muchos ya hacían cola a la entrada del concierto horas antes del inicio, y a las 18:30 la cola ya rodeaba el recinto del Forum. En esta, la gente con sus mejores camisetas de la serie, algunos incluso haciendo cosplay y la mayoría comentando sus canciones preferidas. Frases como “Espero que suene To Zanarkand” o “Seguro que cae Liberi Fatali” se escuchaban durante la espera de la apertura de puertas.

Puntualmente, a las 19:00 se abrieron las puertas y el público entró con bastante ilusión al Forum. A la entrada esperaba una pequeña tienda de merchandising donde los fans pudimos comprar variedad de objetos: peluches, posters, camisetas del concierto y por supuesto las bandas sonoras oficiales de Final Fantasy, así como los 3 recopilatorios de Distant Worlds.

Puntualidad inglesa

Pasadas las 20:00 Distant Worlds comenzaba ante un Forum a rebosar de gente (alrededor de 3000 personas). Los músicos entraron con un estruendoso aplauso y minutos después entraba Arnie Roth, director de la orquesta y excelente anfitrión, ganándose al público con sus comentarios.

Como no podía ser menos, el concierto arrancó con el famoso Preludio de Final Fantasy que empalmó directamente con Liberi Fatali de Final Fantasy VIII. Distant Worlds comenzaba con fuerza y aquello no había hecho más que empezar. En total dos horas de concierto con las canciones más conocidas de toda la serie, aunque quizás muy centrado en la era PlayStation.

Un repertorio “actual”

Los fans de Final Fantasy VII, VIII y IX fueron los más beneficiados, pues se echaron en falta temas más clásicos como Dancing Mad o la Ópera de Final Fantasy VI o el Theme of Love de Final Fantasy IV.

En cambio sí hubo espacio para temas de las entregas online con Torn from the Heavens de Final Fantasy XIV y el clásico Ronfaure de Final Fantasy XI y también para el reciente Final Fantasy XV con el temazo de Apocalypsis Noctis. La aventura de Lightning solo estuvo representada con Blinded by Light, que escuchamos en las batallas del juego.

De la décima entrega afortunadamente tuvimos la oportunidad de escuchar el magnífico To Zanarkand, que en palabras del propio Arnie Roth es uno de los temas que son obligados en los conciertos oficiales de Final Fantasy. Todo el público arrancó a aplaudir en cuanto el director de orquesta la nombró, no en vano es una de los canciones más queridas por los seguidores.

También hubo la sorpresa con Rose of May, el tema de Beatrix de Final Fantasy IX. La novena entrega también estuvo representada con el apreciado You are not Alone. La aventura de Squall junto a Liberi Fatali al inicio del concierto estuvo presente con un arreglo del tema del Jardín de Balamb y el tema principal de Laguna, The Man with the Machine Gun que también arrancó unos increíbles aplausos al terminar.

La séptima entrega fue la mayor beneficiada con el mayor número de canciones. La fabulosa melodía de Nanaki y su tierra natal, Cosmo Canyon, no se esperaba y sorprendió. De Final Fantasy VII también disfrutamos con su tema principal, con su Opening + Bomb Mission, Jenova Complete y como no podía faltar, el temazo One Winged Angel con un extraordinario coro al que el público se sumaba para nombrar al villano de la entrega. Un final de concierto memorable e inmejorable.

Tampoco faltó el tema principal de la saga que tocaron durante los créditos finales del concierto, y pequeños arreglos que mezclaban canciones de varias entregas, donde aquí sí sonaron algunas trozos de piezas clásicas como los temas de Batallas o los temas principales de los Chocobos.

Un gran debú

En resumen, Distant Worlds se hizo de rogar, pero por fin llegó a España y se recibió como se merecía, con una ola de aplausos al final de cada canción y una ensordecedora ovación al final del concierto. Faltaron temas y faltó más variedad con los juegos clásicos, pero todo lo que sonó fue maravilloso. Una de las mejores experiencias que los fans de Final Fantasy tienen que disfrutar. Si te lo has perdido y vuelven el año que viene, no puedes faltar.

  1. Yo fui al de Madrid y, por lo que comentas, parece que tocaron los mismos temas (como supuse que harían, no tiene mucho sentido cambiar el repertorio en dos días seguidos y así todos se llevan la misma experiencia).

    Nosotros nos desplazamos desde Salamanca, así que llegamos pronto y ya había cola. Cuando nosotros estábamos entrando, la cola daba la vuelta completa y un poco más a Vistaalegre. Creo (tampoco estoy seguro) que entramos un poco antes de las 20:00 (el concierto empezaba a las 21:00)… aunque en mi opinión deberían haber abierto antes de ser posible, porque estaba lloviendo. Pero bueno, algo es algo. Una vez dentro, había algo de frío, pero en cuanto empezó a sonar la música se me pasó.

    Hubo un descanso tras los primeros 20 o 25 minutos. Bueno, eso me pareció a mi. Miré el reloj y en realidad había pasado casi una hora desde que empezó. Se me pasó volando. Lo mismo me ocurrió con la segunda parte. Dos horas de concierto (incluyendo el descanso) que se me pasaron volando.

    Mereció la pena. A ver si vuelven pronto y repito.

      • hahah no problem, gracias por compartir la experiencia!

        No entiendo lo de hacer cola si las entradas están numeradas!

        Sobre el evento en sí, no he ido, pero…

        1. Esto sin Uematsu físicamente (para mi, ojo) es algo muy descafeinado. He ido a 2 Videogames Live y al Zelda Symphony. La música está genial, pero les falta chicha a nivel de un VIP o similar.
        2. Me vais a perdonar pero To Zanarkand es solo piano. Por muy chulo que sea el arreglo de orquesta no lo digiero.
        3. (el más importante) GRACIAS ROX por el texto!!!

        • La mayoría de las entradas, al menos en el de Madrid, eran no numeradas. Cuando nosotros llegamos ya había una cola importante, pero aún así, pillamos sitio en la mejor zona (en mi opinión) de la parte no numerada.

          En cuanto a tu punto 1, Nobuo Uematsu es un magnífico compositor, pero… ¿es mejor director? En mi opinión, es más importante el conjunto (la filarmónica y el director) que una figura en concreto.

        • OK, no sabía que eran no numeradas, gracias por aclararlo.

          Sobre lo de Nobuo, es músico y tiene una banda (the Black Mages), si tocara alguna pieza valdría su peso en oro.

  2. Yo estuve en el concierto, por suerte pude pillar entradas en platea porque volaron en cuanto salieron a la venta.

    Lo único que puedo decir es que fue una experiencia inolvidable y que ya me ha hecho decidirme para mi próximo tatuaje (alas de chocobo Distant Worlds here I go).

    La selección de obras fue sublime (tocaron mis favoritas como [You are] Not Alone, The Man with the Machine Gun y To Zanarkan, aunque he de decir que me hubiese encantado escuchar Dancing Mad o la Opera de FF VI. Desgraciadamente para la segunda no hace falta solo un coro, sino unos solistas a la altura y que conozcan bien las letras y el significado que llevan. Habiendo escuchado las versiones japonesas, no sé si me gustaría tener a cantantes profesionales cantando sin poner sentimiento.

    En resumidas cuentas, un gran concierto, lleno de sentimientos, muchas sensaciones fuertes y en general, una experiencia que espero volver a vivir pronto.

    PD: Lo mejor para mi, sin duda, Arnie Roth. Expectacular director, y sobretodo, fan de la saga. Ese comentario para Square Enix de “Por favor, dadnos ya el remake de Final Fantasy VII” fue muy bueno.

Deja un comentario