Es solo un número

Cada vez me resulta más complicado analizar juegos. No porque considere que con un par de horas no puedes evaluar un título y eso me obligue a jugar más. No porque me guste hacer análisis exhaustivos con el tiempo que ello conlleva. No. Es por las notas.

Hace no mucho pudimos ser partícipes del lío que se formó con el tema Castlevania LoS 2, título que muchos medios apalearon sin miramientos en sus críticas, donde EDGE puso la guinda del pastel plantándole un triste 4 en una review que no deja títere con cabeza. Enric Álvarez no tardó en saltar a la palestra, dirigiendo duras críticas contra la prensa del videojuego y tachando a algunos medios (sin especificar) de poco profesionales y no aptos para analizar determinados títulos. ¿Creéis que la situación se hubiese dado si en vez de un 4, EDGE hubiese publicado el mismo texto, pero con un 6 al final? ¿Y si no tuviese nota? ¿Habría alcanzado esta repercusión?

enric-alvarez

Las notas numéricas son un tema complicado. Para empezar, partimos de la base de que una nota es algo completamente subjetivo. Os invito a realizar un pequeño ejercicio que yo, algunas veces, he hecho por curiosidad. Coged 3 ó 4 análisis al azar, leedlos, y tras ello, poned la nota que creéis que corresponde según lo que habéis leído. ¿Coincide con la que puso el medio? ¿Hay mucha diferencia?

En cada nuevo lanzamiento, si nos damos un paseo por los foros de videojuegos, veremos que muchos consumidores esperan las notas de los medios más prestigiosos para enzarzarse en una auténtica batalla campal (contra el medio, contra la competencia o entre ellos mismos) sin tan siquiera haber leído el texto que acompaña a la puntuación. “Un 75… Pues al final es un juego mediocre”.”¿Solo un 90 y a Uncharted le pusieron un 95? Están de coña”. “Un AAA como este se merece un 90 como poco. Un 85 es una nota muy triste”. “Así que 70… Pues nada, toca esperar a que valga 5€ en Steam. Qué decepción”. Algunos comentarios son completamente surrealistas y, a priori, pueden chocar, pero si lo pensamos detenidamente, la gente se limita a usar el mismo sistema de evaluación que tiene la prensa hoy en día.

six-days-in-fallujah

Todos hemos ido al colegio y hemos hecho exámenes. Si sacábamos un 7 o un 8, era un notable. Una buena nota. Un 9 significaba que habíamos hecho un examen excelente, y un 10, la perfección. Dentro de todo esto, había niños que no se conformaban con un 7 porque estaban acostumbrados a sacar sobresalientes, u otros que daban palmas con las orejas si arañaban un 6, pero todos hemos sido conscientes del baremo que se emplea para calificar, donde un 10 no significa que has hecho el examen muchísimo mejor que un 9. Donde un 9 no significa que tu examen le da diez vueltas al que ha sacado un 7.5. ¿Por qué en el videojuego, sin embargo, sí?

¿Por qué se ha distorsionado tanto el criterio a la hora de dar una nota? Desde que era pequeña, he sido consumidora de revistas de videojuegos, ya que sin internet, y teniendo poco presupuesto, la técnica de comprar por lo bonita que es la portada me resultaba bastante arriesgada. Recurrir a los análisis de la prensa especializada era entonces mi única manera para centrar un poco mi punto de mira. Jamás he confiado ciegamente en un análisis, sobre todo sabiendo que, con dinero de por medio, la imparcialidad es algo que brilla por su ausencia (algunas veces de manera más disimulada y perdonable, y otras de una forma bastante evidente) pero sabía que si veía un texto que culminaba con una nota a partir del 8, estaba ante un gran juego que, seguramente, no me decepcionaría. Hoy en día, no puedo seguir el mismo criterio.

¿Qué problemas tiene el actual sistema de puntuación? El más evidente es, sin duda, el exceso de notas altas. Haciendo un breve repaso a la evolución de las mismas, comprobamos que en la última generación la cantidad de calificaciones del notable alto para arriba es enorme. Curioso, cuando suele clamarse por una vuelta a la búsqueda de la creatividad y la jugabilidad entre tanto título clónico, manido y de lanzamiento anual, ¿verdad? Si tienes una serie de títulos de estas características con elevadas puntuaciones… ¿A qué recurres cuando realmente aparece en el mercado un juego que no recurre al reciclaje, realizado con más mimo y cuidando los aspectos jugables en vez de ir al camino fácil de sacar dinero de una inversión mínima en el desarrollo?

Captura de pantalla 2014-04-07 a las 15.27.26

Me costaría mucho creer a alguien que me diga que está de acuerdo con la imagen anterior. ¿Un título como Dark Souls o como A Link Between Worlds está al mismo nivel cualitativo que la enésima entrega anual de FIFA? Olvidemos por un momento los gustos personales. No pongo en duda en ningún momento la capacidad para divertir del título de fútbol, o las mejoras que haya obtenido en el marco general de la saga, pero en el contexto de la industria del videojuego…¿Qué aporta? ¿En qué innova? ¿Qué proceso creativo lleva detrás? “Sistema de pases mejorado, nuevos modos, lavado gráfico” merece la misma valoración que “Diseño de niveles cuidado, planteamiento novedoso, jugabilidad exigente y mecánicas trabajadas”. ¿Ha alcanzado la misma repercusión FIFA 13 que estos dos títulos? ¿Marcaríais el juego de EA con un punto gordo en un timeline del videojuego?

A base de imponer como costumbre notas tan altas, se consigue que no sea posible una diferenciación entre los productos buenos y los brillantes. El consumidor se acostumbra a ver notables y sobresalientes cuando él mismo es consciente de que no tiene ninguna joya entre las manos, y de ahí viene la posterior lapidación a los juegos que no llegan a ese “mínimo” de calidad. Esto se vuelve aún peor con la tendencia de puntuar las sagas estrella por lo alto, olvidando penalizar, de nuevo, su falta de innovación. Como muestra, el caso de Batman Arkham Origins, juego perteneciente a una saga que nació la pasada generación y que consta, con este título, de 3 entregas. Los 2 primeros son considerados un must have, pero a este último se le criticó ser demasiado continuista y falto de ideas frescas. Simultaneamente, la enésima entrega de Call of Duty, recibía puntuaciones ligeramente más altas.

Captura de pantalla 2014-04-08 a las 14.34.05

En la era de internet, el exceso de información es apabullante. Estamos constantemente bombardeados con capturas, vídeos, declaraciones, entrevistas, previews y reviews de cientos de medios. ¿Cómo conseguir visibilidad? Generando controversia, y es aquí donde las notas juegan un papel importante que contribuye a desvirtuar aún más el sistema. Retomando el tema con el que abrí el artículo, tenemos el caso de Castlevania LoS 2. Al margen de que el juego sea mejor o peor… ¿Realmente se merece un suspenso? ¿Tiene fallos muy graves que afectan a su jugabilidad? ¿Bugs serios? ¿Gráficos dignos de PSX? Este caso u otros que levantaron algunas ampollas, como el 60 a Skyward Sword en su día, son un excelente método para dirigir la atención hacia tu medio. Luego, lees detenidamente el texto del analista y te encuentras con que bien podría tener un par de puntos más, pero es que “no es lo que él se esperaba” o “me molesta mucho que pase X cosa en un juego y en este pasa, por eso le pongo esta nota tan mala”.

En esta generación mucha gente se echaba las manos a la cabeza ante la media tan “baja” que estaban alcanzando los títulos de lanzamiento de PS4 y Xbox One. Hubo polémica con Ryse, que fue apaleado por la mayoría de la prensa y tachado de demo técnica repetitiva. Hubo polémica con Killzone, que fue penalizado por ser más bonito que bueno. La gente, en vez de jugar y formarse una opinión por sí misma, comenzó la sempiterna batalla campal contra los títulos de la competencia. A día de hoy, con las notas ya olvidadas, lo normal es ver gente que alaba a ambos juegos.

Captura de pantalla 2014-04-08 a las 14.35.36

¿Qué estamos consiguiendo con las notas numéricas? Estamos difuminando cada vez más las barreras que separan un juego normal de uno bueno, de uno muy bueno, y de una obra maestra. Estamos consiguiendo generar controversia, llamar la atención, estamos facilitando que el consumidor no lea nuestro análisis y salte directamente al numerito con todo lo que ello conlleva. Si puntuar era ya un tema espinoso por su considerable carga subjetiva, ahora mismo la cosa se nos ha ido de madre. No se puede juzgar un juego por un número. Hay que leer el texto. No todos somos iguales, ni tenemos los mismos gustos, ni jugamos siguiendo el mismo criterio. Hay analistas que creen que unos buenos gráficos palian una jugabilidad pobre. Hay otros que penalizan severamente que el juego no sea impecable a nivel técnico, por muy maravillosas que sean sus mecánicas, y como resultado de esto, podemos encontrarnos con una película interactiva y una maravilla jugable de aspecto modesto que tienen la misma nota.  ¿Cómo vamos a diferenciarlo entonces?

Aún tengo pesadillas con mi análisis de Bravely Default. Los que lo seguisteis en su día, sabréis que no quise lanzarlo hasta tener bien avanzado el juego. No me fiaba de Square-Enix, e hice bien. A la hora de ponerle la nota, no sabía por dónde cogerlo. Terminó llevándose un 79 porque decidí darle más peso a sus virtudes que a sus defectos, pero aún así, no me sentía cómoda. Quien tuviese un criterio “normal”, vería un juego con prácticamente un notable alto y podría pensar en lanzarse de cabeza a comprarlo. Mal. Bravely Default tiene fallos muy graves. Quien siguiese el criterio actual de notas, podría pensar en un producto mediocre, sobre todo contrastando mi calificación con la cantidad de sobresalientes que se llevó por parte de muchos otros medios. Mal. Bravely Default tiene cosas muy buenas que ofrecer.

Captura de pantalla 2014-04-08 a las 14.39.49

No me gusta poner números al final de mis análisis. No me gusta porque donde yo perdono los dientes de sierra, a ti se te pueden hacer insoportables. No me gusta porque donde a mí una jugabilidad desafiante me motiva, a ti puede frustrarte. No me gusta porque si para mí son geniales 40 horas de diversión, tú puedes no soportar estar más de 3 días jugando al mismo juego. Seamos realistas: es completamente imposible universalizar el sistema de notas. Cada vez que se publique una review, no hagáis scroll hasta el final de la misma. Leed el texto, comprobad por vosotros mismos si es fiable, si realmente está analizando los diferentes aspectos del juego o si es un discurso sobre lo que el autor esperaba y al final no fue, o por el contrario, si simplemente por ser uno de los títulos fetiche de este, son todo alabanzas ciegas hacia el mismo. Olvidad la nota. Es solo un número.

 

 

  1. Sigo pensando de la misma forma que expresé hace un tiempo en otra respuesta sobre puntuaciones de videojuegos.

    Creo que los valores numéricos adulteran la percepción de los juegos ya que se usa el mismo rasero para juegos con distintas características y si somos razonables en nuestras puntuaciones, no podemos puntuar del mismo modo en gráficos un COD o un Tetris.

    Sigo defendiendo el triángulo: reto, contexto y gratificación, como la forma más realista de criticar un videojuego.

    • Tu idea me parece muy buena, pero creo que volveríamos a caer en lo mismo si puntuamos esos apartados con una nota numérica… ¿No crees? Otra cosa diferente sería ceñirse a esos apartados, y por supuesto, valorar si el analista está dando más peso a uno u otro, porque puede no tener el mismo criterio que nosotros.

      Muchas gracias por leer, y por la opinión 🙂

      • Simplemente haría un gráfico con un triangulo en el que unas barras llegasen a los vértices y con un solo toque visual ya sabes si es un reto para el jugador, si tiene linea argumental o si al final te deja un gran sabor de boca.

      • El pentágono del PES para las notas, estoy de acuerdo en no dar una nota numérica.
        Además, eso hace que te tengas que leer el análisis y no valores el juego solo por un número..

    • El tabaco es perkudicial para la salud, y mira… dile a un fumador que se lo quitas. Las puntuaciones existen desde los 8 bits, y van a existir siempre. La gente no quiere leer. no quiere perder el tiempo con tres o cuatro paginas de soporcio…

      • A mí un buen análisis no me resulta soporífero. Soporífero me resulta echar un vistazo y ver las mismas notas de siempre en los mismos juegos de siempre. Sigue quedando el perfil del lector al que le interesa el contenido del paquete, y no el envoltorio, lo primero que ve. Sigue quedando el lector al que le gusta leer sobre el mundillo, ya sean análisis, artículos o reportajes.

  2. Creo que no podría estar más de acuerdo con tu artículo, Nao. Para mí lo más difícil es siempre tener que puntuar l final de un análisis, con tantas horas detras y tanto empeño empleado. Resumir todo en dos caracteres es algo demasiado arriesgado.

    El scroll vertical a la hora de leer un texto no es solo un error sino que además echa por tierra todo el texto que hay detrás, y es una pena. Tu ejemplo con el BD sirve perfectamente, y además podemos tomarlo como ejemplo para demostrar otro tema que considero muy importante: No analizar un juego hasta terminarlo.

    Lo que propone Jentrena arriba es interesante; no sé cuál es el mejor método para evaluar o criticar un videojuego, pero desde luego éste no es el adecuado, desde mi punto de vista.

    Excelente artículo, Nao. Un saludo 🙂

    • Hay medios en los que se ve que estas cosas están pasando factura. El lector pasa a la nota y no lee… ¿Para qué vas a hacer un análisis completo? ¿Para qué vas a invertir más de 2h en probar el juego? Es una lástima. Si de mi dependiese, los numeritos iban fuera.

      Muchas gracias, Tenzin. Me alegra que te haya gustado 🙂

      • ¿Mande? ¿Que si quitase las notas de mis análisis, nadie los leería? ¿En qué te basas para afirmar eso con semejante rotundidad?

      • En que la puntuacion es un incentivo para leer los analisis, y en muchos casos el motivo principal… no hablo ni por mi, ni por ti.. pero es muy habitual.

      • Yo, por ejemplo, sí que miro la nota antes de leer un análisis. Cuando me interesa un juego, a parte de las páginas que visito habitualmente, que ahí me da igual si llevan nota o no, me voy a Metacritic, miro la lista de análisis y leo un par con buena nota y otro par con mala, para comparar. Lo uso como guía para seleccionar el texto a leer.

  3. Gran artículo, Nao, interesante reflexión sobre un viejo ya caballo de batalla videojueguil: Las notas. O más bien las perversión que han sufrido las mismas en los últimos tiempos.

    Siempre ha habido mamoneos, claro, como en todo. Pero es sencillamente eso, lo hemos debatido (y lo volveremos a hacer, hasta el infinito y más allá) por aquí muchas veces, que con todo antes tenías claro que un 7 o un 8 significaban un buen juego como mínimo. Ahora ya no, ahora ya todo lo que esté por debajo del 9 es una puñetera mierda. Pues no.

    Aunque es comprensible, mitad por la tontería que padecemos en estos tiempos, con legiones de gamers flipaditos (no creo que haga falta explicar esto) por diversas miserias que padecen, mitad por el tema de las notas infladas y los intereses mediáticos, que tienen que tragar con quienes les dan de comer o se acabó el pienso.

    Todos conocemos la inmensa mayoría de medios, pequeños, grandes, los de siempre, etc. Todos sabemos de qué palo van o de qué palo tienen que adoptar pose. Luego vienen los títulos mediocres que no bajan de 8 porque son tal, y los juegos más que interesantes que son vapuleados porque son cual. O más bien porque son de, je.

    Para eso, afortunadamente, algo bueno tenía que tener, están la red, la era de la información/comunicación (con chavales cada vez más incapaces de comunicarse en persona) y la posibilidad de meter la nariz en mil lares para informase convenientemente.

    Aunque da igual, la borregada seguirá comprando de forma compulsiva el título de turno… cosa que agradecerán las tiendas de segunda mano viendo las estanterías llenas, y también muchos gamers que saben que el título de turno les saldrá más barato en pocas semanas precisamente por esto.

    Informarse, probar, hablar, leer los análisis más allá del título y la puñetera nota gráfica, tampoco es tan difícil. Lo que está claro es que sin perspectiva no se puede juzgar con criterio, como que sin libertad no se puede opinar en demasiados medios.

    Viva la pseudoprensa.

  4. Pues, aunque sea el único, yo sí estoy a favor de puntuar los análisis. Considero la puntuación una referencia interesante y un punto final adecuado. .

    Un análisis sin puntuación puede ser y es tan subjetivo como una nota.

    El problema no es un número, el problema radica en quien puntúa y cómo se puntúa (hablando de la “nota” pero lo mismo para el contenido del resto del análisis) y si el lector considera la puntuación como lo más importante o interesante

  5. La puntuación está bien tal y como dices si no se desvirtúa. El mejor ejemplo es el de los exámenes. La nota no es tan subjetiva como tus gustos. Puedes poner una nota en consonancia a tu texto, pero el problema que hay aquí es que el número no se corresponde con lo escrito.

    • Pero lo cierto es que da igual, quiero decir que los gustos y todo lo subjetivo se representan tanto en el número de una nota como en el propio texto del análisis. Por ello no creo que se deba demonizar el poner un número.

      • Creo que no me explico. Subjetivo es que una cosa esté bien, mal, regular, muy bien… (dentro de unos límites) pero no puedes aplicar la misma subjetividad a la nota numérica. Es como si haces un examen de 5 preguntas, 2 puntos cada una. Dos alumnos tienen 3 bien, a uno le pones un 8 y a otro un 6. ¿Por qué? Obviamente si no das la misma puntuación es porque no calificas igual los apartados. Pues justifícalo. Esto en el análisis no se hace, hay una discordancia total de notas y textos. En algunos casos, absurda. ¿Estás de acuerdo en que FIFA 13 tenga más nota que DS? Por curiosidad.

      • Yo en este caso tengo que estar de acuerdo con Sendoh. Un análisis (o mejor dicho, una crítica, que es lo que se hace) es totalmente subjetivo, ya sea el texto o el numerito.

        Yo no veo cómo se puede poner un baremo para relacionar “correctamente” un texto y una nota. Esto no es un examen de matemáticas, que la pregunta o está bien respondida o está mal y la nota es clara.

        Al final, cada crítico pone una nota de lo que le ha parecido el juego en función de su propia escala de valores.

        Lo que está claro es que lo importante de una crítica es su texto. Lo que puede ser aceptable para uno puede no serlo para otro y viceversa, por eso del texto el lector puede hacerse mejor a la idea de si el juego le va a gustar o no.

        La nota podría eliminarse perfectamente de la crítica, cierto, pero si se pone, no creo que sea un problema. El usuario que no quiera leer el texto (que hay muchísimos de esos) va a mirar las notas de varias páginas y si una no tiene nota, se lo va a saltar.

        Luego está el tema de las notas infladas. Cierto, desde tiempos inmemoriales, las notas están infladas y la gente considera un juego con un 7 un mal juego. Pero eso no importa demasiado si toda la prensa usa la misma escala para puntuar.

        Lo que pasa es que cuando una publicación cambia la escala, la cosa canta mucho y todo el mundo pone el grito en el cielo. Pero el problema no es de la baja nota en si, sino de la escala utilizada.

        En cuanto a FIFA 13 con mejor nota que Dark Souls, pues probablemente se la merezca. Probablemente FIFA 13 tenga muchos más jugadores activos de Dark Souls, le dedicarán muchas más horas que el jugador medio de Dark Souls y lo disfrutarán tanto o más que los otros. A mi los juegos de fútbol son un género que no me interesa en absoluto, pero no por ello voy a decir que el juego merece peor nota.

        Eso de que “los FIFAs y COD son para los borregos” es una chorrada como un castillo que dicen los que prefieren otro tipo de juegos sólo por el hecho de creer que tienen mejores gustos. Que un juego sea minoritario no lo hace mejor (tampoco peor, obviamente).

      • @Nao-Chan-91
        Sobre que si estoy de acuerdo con que FIFA13 tenga más nota que DS… no creo que se deba tomar en cuenta la nota de estos juegos para compararlos entre sí y poder decidir cual es mejor porque son dos géneros muy diferentes.

        Yo no me atrevería a analizar ninguno de los dos ni opinar cuál es mejor que el otro porque tan solo los he probado y mientras el género de uno nunca lo he jugado mucho el del otro desde los PES de Ps2 no lo he disfrutado.

        Por cierto sobre cuando en el artículo comparas los tres juegos preguntando sobre FIFA13 ¿Qué aporta? ¿En qué innova?… estoy de acuerdo que poco o nada aporta una enésima entrega de una franquicia anual, pero no creo que un juego necesariamente tenga que aportar algo para ser bueno o mejor que otros. Ahí están juegos como Uncharted, The last of us, Bioshock Infinite, GTA V, juegos indie que salen cada semana, etc. que realmente no aportan nada nuevo y sin embargo son buenísimos y pasan automáticamente a ser referentes en sus géneros.

  6. Las puntuaciones no están mal, hay que poner un valor a la crítica. El problema es que criticamos con el mismo baremo un Ferrari que un 600, y si fuésemos lógicos solo un par de juegos llegarían a la excelencia.

    • Estamos de acuerdo, esa misma idea es el núcleo de mi texto. La barrera que define los diferentes grados de excelencia de un juego está completamente borrosa.

  7. Debo confesar que cuando un juego mo lo tengo muy claroe voy directo a la nota y a las conclusiones finales. Si por el contrario me gusta mucho o me llama mucho la atencion me leo el analisis entero xD

  8. Jamas me he basado en una nota o analisis para decidir si comprar o no un juego. Y cuando no habia internet me compraba 3 revistas, alquilaba el juego, las duscusiones con los amigos, anuncios/videos que podias con suerte ver en algun que otro programa de videojuegos o CDs con videos que traian algunas revistas, las pocas demos que habia y por supuesto, portadas e imagenes. Y a partir de eso, decidia.
    Ademas, antes de internet, la “comunidad gamer” trataba diferente a los videojuegos. Lo que para mi era un buen juego, hoy en dia es una mierda.
    Si no eres el AAA del momento, no vales nada. La gente se deja influir tambien por los comentarios, los votos positivos de los comentarios, etc… se dejan llevar por la marea en vez de formarse una opinion propia.
    Si no das un 10 a cada shooter nuevo que sale, no tienes ni idea de juegos, entonces, para no quedar mal, todo el mundo aplaude con las orejas.

    Un asco todo

  9. Gran text Nao! Eres una gran redactora.

    Coincido completamente con tu texto.

    PD: Cristian, cuidadla, que a esta se la lleva Meristation tambien! 😀

  10. Buen texto. Estoy de acuerdo con que es triste que la gente de tanta importancia a una nota. Pero creo que es algo que se va con la edad.

    En la generación de psx yo caía en esa guerra tonta (pero divertida) con mis amigos comparando notas de juegos. Años después te das cuenta de lo infladas que han estado siempre algunas puntuaciones, y lo más importante, que un 7 o un 8 en una web puede resultar ser un juegazo si te llama el tema. Todo depende de gustos, como dices.

    Sin embargo sí que defiendo que exista una forma más directa de hacer saber al consumidor la calidad general del producto. Como dicen arriba, hoy en día estamos ocupados, y creo que hace más de 5 años que no me leo un artículo de análisis entero. Los hay de hasta 10 páginas. Antes lo hacía, pero la cantidad de títulos que se lanzan hoy unido a las responsabilidades no me permiten “perder” tanto tiempo.

    Me gusta la idea de un hexágono tipo PES (es un hexágono, no un pentágono ni un rombo, como siempre lo he llamado yo xD).

    Para mí hoy en día mi mejor alternativa son los vídeo análisis. 5-6 minutos donde se describe el juego, se destacan sus puntos fuerte y débiles y al mismo tiempo lo ves en movimiento. Nada mejor para saber si te va a gustar o no.

    Defiendo que haya artículos para aquellos que aún disfrutan leyéndolos. Cuando sólo pensaba en la salida de MGS para psx me leía todo lo que podía de él. Pero hoy en día tengo MGS, TLOU, PES, the last guardian, uncharted, mass effect, infamous, killzone, journey, portal, braid…un afluente de juegos buenísimos a los que no tengo ya tanto tiempo para dedicarle.

    Lo dicho, estoy de acuerdo con el error que comete la gente, y quizá un número no es la mejor solución. Pero sí se necesita un indicador más directo que sólo un texto de varias páginas.

    En cuanto a lo de FIFA. Otra cosa que se da por entendido es que una puntuación depende de la plataforma y el género. Y aunque Dark Souls supone un avance mayor para la industria, FIFA puede ser más redondo en su género y ofrecer diversión para hasta 22 personas a la vez. Es muy relativo. ¿Es mejor Million Dollar Baby que Regreso al futuro? No son lo mismo y no se pueden comparar sus notas sin más.

    Aún así, enhorabuena por el artículo y que te siga yendo tan bien 😉

Deja un comentario