LEGO y MARVEL hacen buenas piezas, digo migas

Traveller´s Tales tiene una mina con la franquicia LEGO. Pero además, la explota de manera impecable. Y eso lo consigue gracias a licencias muy sabrosas a las que sabe sacarle el potencial inherente que poseen: Indiana Jones, Batman, El Señor de los Anillos, Harry Potter, Star Wars, Piratas del Caribe,… y ahora, Marvel se une a la fiesta.


LMSH

La diversidad de licencias no hace, por otro lado, que varíen sus esquemas ni sus mecánicas de juego en ninguno de los títulos: acción, puzzles y una pequeña parte de exploración se cruzan y se mezclan para dar lugar a una jugabilidad ágil y divertida, pero al mismo tiempo demasiado ligera y hasta -a la larga- repetitiva. Desde luego, estos juegos están enfocados a un público infantil al que no puedes inyectarles intensos menús y cinemáticas de largo recorrido, ni historias complejas que los pueda hacer perder el hilo conductor de las simples tramas que sirven de detonante para la jugabilidad antes descrita. Saben bien a quién dirigen los juegos, y qué tienen que hacer para captar su atención. Lo primero, una licencia interesante: logrado. Después, un aspecto desenfadado y divertido (con los muñecos LEGO, como para no lograrlo…) con comentarios de marca blanca para mantenerlos con una sonrisa en la boca: logro desbloqueado también. Finalmente, como decía antes, una jugabilidad directa, con un pequeño componente de puzzle y mucho de cooperativo si se quiere. Fórmula perfecta para los más pequeños…

LEGO MARVEL Super Heroes presenta un elemento que ningún juego con licencia MARVEL ha conseguido hasta ahora: el plantel más GIGANTESCO de personajes de la firma estadounidense hasta ahora. Apoyándose en el contenido previo de LOS VENGADORES en forma de película de Joss Whedon, consigue hilvanar una historia que se narra en dos líneas, pero que aúna a más personajes por metro cuadrado de los que hemos visto hasta ahora en ningún otro juego. Eso sí: pasados por el tamiz LEGO y con unos diseños la mar de simpáticos, pero al mismo tiempo muy efectivos y reconocibles. El Dr.Doom (Doctor Muerte) es el centro neurálgico de la mayor acumulación de malos malosos que se pueda ver, y todo para hacerse con todos los trozos (piezas LEGO en este caso) de bloques cósmicos para dominar el mundo. He aquí que nuestros amigos se unen para impedirlo. No hay más, tampoco se pretende que lo haya. Todo lo demás, es jugabilidad.


El punto fuerte de este LMSH es la combinación de los poderes de los distintos héroes para lograr los objetivos y acabar con todos los enemigos. La gran plantilla de héroes permite combinaciones más raras que un perro verde, pero al mismo tiempo divertidas y con muchas posibilidades, ya que cada héroe posee un poder especial que es idóneo para ciertas situaciones y objetivos a lograr. La exploración para recorrer los escenarios y realizar todos los objetivos posibles (en ocasiones, bastantes numerosos) también se vuelve importante si intentamos conseguir el 100% del juego. Combinar a -por ejemplo- Spiderman con Hulk para acceder a un lugar. Fórmula? Spiderman crea una red para que el Dr. Banner (el alter ego de Hulk, por si algún inconsciente no lo sabe aún) suba por ella y, una vez arriba, se transforme en el gigante verde y pueda arroja objetos de gran tamaño al enemigo de turno. Este es un claro ejemplo de la combinación de elementos y poderes de los que harán gala los héroes en este juego. Pero se pueden -se dan- mucho más casos y fórmulas que, si bien son muchas, están muy guiadas para que los más pequeños no se rompan la cabeza pensando demasiado. En realidad, esto se basa en que los niños lo pasen bien de la forma más directa posible.

La TREMENDA plantilla de personajes presentes en el juego. Alucinad.

La TREMENDA plantilla de personajes presentes en el juego. Alucinad.

Un aspecto que llama la atención es la posibilidad, avanzado el juego, de que nos podamos mover libremente por New York para acceder a las misiones que elijamos. Esto está fuera del alcance de la mayoría de los juegos LEGO hasta la fecha, donde la linealidad de las misiones era imperativa. Ahora, pasados los primeros niveles podremos movernos por la urbe y elegir la misión a realizar. No es algo que en este juego tenga una incidencia real en la jugabilidad ya que todas las misiones y realizan y se suceden con la misma mecánica y mezclando los órdenes, pero si da una cierta sensación de libertad y de decisión el poder elegir a dónde ir y a qué nivel acceder, lo que nos permitirá controlar a unos u otros de los héroes de la factoría.

A nivel visual, el juego cumple con lo que promete y con lo que se pretende: personajes muy reconocibles dentro del universo MARVEL, escenarios bonitos y con buenos efectos, gestión de partículas muy buena y fluidez máxima, excepto alguna fase donde renquea el motor gráfico. Las cinemáticas cumplen con su objetivo de divertir y orientar las siguientes fases, con sus pequeños gags humorísticos dentro de un tono siempre muy amable. La cámara dirigida aumenta la espectacularidad y hace que la jugabilidad nunca pierda el punto de referencia y objetivos, aunque en algún momento ciertos entornos no nos permitan ver a nuestro personaje al moverse. Por otro lado, los elementos reconocibles de MARVEL aparecidos en las distintas películas de sus héroes que se han realizado en los últimos años están presentes y son muy reconocibles, aumentando la sensación de producto “oficial” y dando cohesión al universo del juego.

En definitiva, un juego más de LEGO que sigue subiendo su nivel y calidad, pero no lo bastante como para pasar de ser un juego para niños. Sin dificultad y algo repetitivo, pero con un sentido del humor y una plantilla de personajes Marvel que se lleva por delante todo lo que le pongas. Combinar a los distintos héroes y sus poderes individuales para conseguir eliminar a la amplísima plantilla de “malos malosos” son el fin de este juego, pudiendo jugar un cooperativo offline de lo más entretenido. Recomendado para los pequeños de la casa; los fans de la firma americana soltarán alguna sonrisilla viendo los modelos de los personajes en su forma LEGO, pero no les dará para mucho más… buen intento, buen acabado general, pero falto de profundidad para que pueda interesar a los talluditos. Pero, como en todo, los niños también tienen su cuota de mercado, y éste está cubierto con este juego.[75]

pd: La nota está, obviamente, orientada hacia el público objetivo del juego.

Deja un comentario