Los nipones ya empiezan a quedarse ciegos

Mientras escucho el último album de Monkey Majik para inspirarme al redactar la noticia, al más puro estilo Haruki Murakami, os cuento que los japos (con todo el cariño del mundo) ya están disfrutando de la nueva portátil de Nintendo, la Nintendo 3DS, ya sabéis, esa con la que muchos se quedarán ciegos, sufrirán nauseas y además jugarán con perros y gatos en 3D. Las conocidas colas volvían a las calles niponas según nos cuenta Famitsu, dónde afirman que a las 2 de la madrugada se encontraban alrededor de 200 personas esperando en las afueras del Yodobashi Camera de Akihabara en Tokio.


Nikito Nipongo, mientras soba apoyándose en el hombro de un colega, se replantea su vida sexual a lo brokeback mountain.



Poco les importaba a los japones el frío que hizo durante toda la noche, pues tendrían su merecido premio, ser de los primeros en el mundo en probar la tan ansiada nueva 3DS. Casi 1.000 personas se acercaron con la esperanza de llevarse la portátil a casa, pero no sabemos si todos se hicieron con su portátil, pues solo podías comprarla si la habías reservado previamente en el centro comercial. Los juegos más vendidos fueron el nuevo Profesor Layton, Ridge Racer 3D, Street Fighter 3D y Winning Eleven 3D Soccer, al menos en el Yodobashi.


Sin tickets no hay 3DS

Y ahora vamos con la historia de Nikito Nipongo, un japonés que ha superado uno de los problemas más graves entre los jóvenes japoneses, el trastorno de los Hikikomori. Nikito llevaba muchos meses encerrado en su habitación por el estrés y la presión que sentía por culpa del día a día de su vida. En el pasado se le pedía ser el mejor en el colegio, más tarde en el instituto si no te apuntabas a clases extra-escolares no tenías amigos y ya en la universidad le tocó el grupo de los gafapastas y marginados. No tenía una vida muy activa sexualmente y encima nunca vio a su padre después de los 10 años, pues siempre llegaba a casa a las 12 de la noche. La historia de su padre da para muchas líneas, después del un largo día de trabajo prefería salir con sus compañeros de oficina a tomarse unas Kirin (birus niponas) para evitarse ver a su mujer, con la que discutía curiosamente por culpa del alcohol. Es por esto y por muchas otras cosas que Nipongo prefirió otro tipo de vida, la de los Hikikomoris, que consistía en jugar a la consola, leer mangas, dormir y alimentarse de lo que su madre le dejaba en su puerta todos los días a las mismas horas.


Nikito Nipongo no sabe que su vida sexual será igual que ayer, nula

Nikito Nipongo salió de este extraño trance gracias a que hoy se ha puesto a la venta la Nintendo 3DS, y entre las lágrimas y la alegría de su madre salió de su casa de madrugada para ser el primero en hacerse con Nintendogs y Ridge Racer 3DS. Así fue cómo una nueva vida comenzaba en casa de la familia Nipongo, y así es cómo acabo yo este artículo de lanzamiento de 3DS. Voy a llorar… me ha llegado la vida de nuestro protagonista de hoy…

Fuente | Famitsu

Deja un comentario