Probamos el MSI GP72 LEOPARD PRO

Una vez mas, la gente de MSI nos ha dejado trastear con uno de sus portátiles gaming, en esta ocasión el MSI GP72 2QE Leopard PRO. Uno de los portátiles de la marca taiwanesa de alta categoría y que sus especificaciones no envidian nada a los sobremesa.

Lo primero que haremos será mirar las entrañas de esta bestia portable:

  • CPU 5th Generation Intel Core i7 Processor
  • Sistema Operativo Windows 10 Home/Windows 10 Pro
  • Chipset Intel HM86
  • Memoria 2 x DDR3L-1600 MHz,max 16GB
  • Tamaño de LCD 17.3″ FHD (1920×1080) Anti-Glare Display
  • Tarjeta Gráfica NVIDIA GeForce GTX 950M 2GB DDR3
  • Disco Duro (GB) up to 256GB SSD + 1TB SATA 7200 RPM
  • Batería 6-Cell
  • Dimensiones 419.9×287.8×29.5~33.5mm
  • Peso (KG) 2.6Kg (W/battery)

MSI Leopard

Como veis, no están nada mal. Recordad que a todas estas especificaciones base hay que sumarle los complementos propios de la marca: teclado SteelSeries, Audio Boost, Nahimic, Killer GB Lan, cooler boost etc.

Una de las cosas que me sorprendió es lo fino que es el propio portátil, algo que siempre se agradece, tanto en el transporte como a la hora de usarlo. Si a eso le sumamos el diseño ya característico de la marca, hace que llevarse este portátil sea mas un gozo que un engorro.

Una de las pegas es que como en la mayoría de estos diseños tan relucientes es que, si no tenemos cuidado de nuestros dedos, nos podemos encontrar con marcas de dedos por la pantalla o cuerpo del portátil, algo que estéticamente queda feo. En contraposición, nos alegraremos de ver el tamaño del cargador, algo que normalmente los fabricantes pasan por alto y que, en ocasiones, pesa casi lo mismo que el propio portátil.

En la foto veréis como esta vez el tamaño del cargador es más que aceptable y se agradece el reducido tamaño y no los horribles ladrillos que acostumbramos a ver en portátiles de este tipo

MSI Leopard

En definitiva un buen portátil para aquellos que quieran llevárselo donde sea necesario sin perder potencia en sus partidas, Lan partys o uso cotidiano.

Deja un comentario