StarCraft Anthology es historia viva, gratis y muy divertido

StarCraft ha recibido un parche 8 años después del último. El juego ahora es gratuito y goza de una serie de novedades, como el modo espectador, que nos ayudarán a estar entretenidos hasta el lanzamiento de StarCraft: Remastered .

StarCraft es de los tiempos cuando los videojuegos eran de verdad y tenían pelo en el pecho

Una saga legendaria

Que ambos Starcraft son unos juegos míticos nadie lo duda, sin embargo, Blizzard no había llevado una buena política a la hora de que sus juegos antiguos (como los tres WarCraft o los primeros Diablo) fuesen disfrutables en máquinas modernas, con problemas como la resolución o la baja calidad de algunas características como principales barreras.

Por eso mucha gente se inició en la saga con StarCraft 2, gracias a motivos claros, como una historia centrada en personajes carismáticos, un apartado gráfico más apetecible, las grandes notas que recibió y su maravillosa jugabilidad. Yo fui una de estas personas. Te enterabas de la historia, y vivimos la batalla por el futuro de la Galaxia en Legacy of the Void como cualquier gran fan, pero siempre tenías curiosidad por ver dónde había empezado todo.

Un parche para devolverlo a la vida

Jugar a StarCraft 1 no era complicado, en la mayoría de tiendas físicas te vendían el juego junto a su expansión Brood War (en un paquete titulado Starcraft Anthology) por unos 20€. Más allá de considerar el precio una barrera, lo era iniciar el juego y ver que no había forma de gestionarte en un ordenador moderno. Por tanto, decidí esperar y enterarme de la historia a través de las wiki.

Y Blizzard no me decepcionó: con la serie de actualizaciones que sigue recibiendo StarCraft 2 pocos nos imaginábamos que el equipo de desarrollo estaba trabajando en StarCraft: Remastered, que por fin nos va a brindar a muchos la oportunidad de jugar a la entrega original y ver los primeros pasos de grandes personajes como Raynor, Tassadar o Fenix.

Un regalo ¿esperado?

Pero la cosa no terminaba aquí, ya que Blizzard decidió actualizar el StarCraft: Anthology original con una serie de novedades y, más importante y siguiendo los pasos de lo ocurrido con WarCraft 1, hacerlo gratuito. Por tanto, todos nos dispusimos a descargar ese StarCraft Anthology, y yo mismo he estado jugando ya bastantes horas y probablemente me lo pase antes de esperar a la versión Remastered, pues la jugabilidad es increíblemente divertida. Pero jugar al juego duele.

Duele porque ves lo alejado que ha estado StarCraft 2 de muchos de los conceptos originales; la obra original estaba más centrada en las razas y el rol que desempeñan estas en la galaxia que en personajes carismáticos como la segunda entrega, que es mucho más cinematográfica (y no por ello peor, ojo), y esto se nota también en la banda sonora: en la que escuchamos temas mucho más alargados y difusos que en la segunda entrega, donde se persigue más la epicidad y darle valor a momentos concretos.

Diseño desfasado

Pero sí que notas que muchos conceptos del juego cambiaron en el paso a la segunda, y para bien por lo general, porque hay algunas cosas en el StarCraft original, que no dudo que sean fruto de su tiempo, pero que te dan ganas de sacarte los ojos, como el menú de inicio, o que los gastos de tu facción sean múltiplos de 10 y tus ingresos sean múltiplos de 8.

Está muy bien todo esto, porque me ha hecho ver con claridad que los juegos no sólo mejoran gráficamente con el tiempo, hay decenas de características que no se ven a simple vista que se han visto mejoradas. Compraré StarCraft: Remastered seguro, pues más allá de la actualización de texturas relanzarán la banda sonora (y en este caso no me preocupa, la verdad), espero que tenga un nuevo menú, y está confirmado que funcionará el modo multijugador a través de los servidores de Blizzard, entre otras cosas. Así que estoy seguro de que merecerá la pena.

Esperando al Remaster

Mientras tanto, a este Anthology le han metido un Modo Espectador, lo han compatibilizado con los sistemas modernos y ha recibido una serie de mejoras visuales (a nivel de interfaz) y de conectividad para jugar online. Así que voy a seguir jugándolo pues, aunque tener que jugar la misma historia otra vez en verano no me importa, ya que lo mejor de StarCraft es precisamente eso: jugar cuanto más, mejor.

Deja un comentario