Artículo: repaso de los indies del 2018

El 2018 ha terminado y sigue poniéndose de manifiesto la importancia capital que la escena independiente representa para la industria. En los tiempos que corren hay que ser muy necio, o no tener ni idea de nada, para no reconocer todo lo que nos aportan los indies.

Realmente representan un vasto océano de posibilidades para desarrolladores y para jugadores. Durante el año que recién acaba de concluir hemos sido testigos de la llegada de grandes obras provenientes de dicho sector.

Durante 2018 fuimos testigos de la reinvención de una saga y la evolución de un personaje que solo sabía matar a todo lo que se mueve; por el camino también nos cruzamos con el crossover más grande de la industria e incluso tuvimos tiempo para recorrer la antigua Grecia al mismo tiempo que recorríamos a caballo el viejo oeste. Todo esto cortesía de las grandes producciones; pero, bien es sabido que en la variedad está el placer y por fortuna estamos en una época en la cual hay videojuegos de todos los gustos, sabores y colores. No han sido los blockbousters videojueguiles los únicos que tenían algo para decir en el año que nos acaba de dejar.

Nos hemos topado con la conclusión de una ambiciosa trilogía que surgió en Kickstarter, el píxelart nos volvió a demostrar que está más vivo que nunca y, aunque se le acusa a los Soulslike y Metroidvania de saturar el mercado, siempre encontramos alguna joyita a destacar en esos géneros. Hemos disfrutado de lo nuevo de Lucas Pope y estudios españoles han hecho trabajos sobresalientes para recordarle al mundo entero que hay vida más allá de Tequila Works y Mercury Steam. Eso y mucho más ha ocurrido, por eso es que en AKB hemos decidido hacer un breve repaso a los grandes juegos independientes de 2018.

Celeste

Un proyecto que surgió en una Game Jam acabó por ser el primer juego indie del año que enamoró a usuarios y crítica por igual. Celeste (aquí las impresiones de Kristian) goza de una dificultad y un diseño de niveles propios de los grandes exponentes del género y encima todo eso es acompañado por un fuerte componente narrativo que se logra complementar con todo su conjunto para otorgarnos una historia de superación mientras afrontamos una experiencia jugable bastante sólida.

Iconoclasts

Acción y plataformas suelen combinar muy bien si se juntan en un diseño de niveles que potencie lo mejor de ambos elementos. Es justamente lo que Iconoclasts hace. Nos entrega una aventura que apuntala su genial diseño con un argumento bien llevado y que simplemente nos atrapa desde el minuto uno.

The Red Strings Club

Decostructeam es uno de los estudios españoles que va buscando abrirse paso en la industria. En 2018 recibimos The Red Strings Club (aquí nuestro análisis) una propuesta de mucha calidad. El título cuenta con un guion fantástico, se atreve a tocar temas muy interesantes y lo hace de forma sobresaliente. Nuestro escenario es un bar en un mundo cyberpunk y todo lo que ahí ocurre consigue mantener nuestro interés en todo momento.

Flat Heroes

Parallel Circles es un estudio español que también se suma al destacado año 2018 que la industria española ha tenido. El minimalismo, al saberle sacar partido, nos puede entregar obras muy interesante. El concepto de diseño por sustracción tiene ciertos beneficios que Flat Heroes (aquí nuestras impresiones) explota al máximo gracias a su planteamiento que se limita a mostrarnos únicamente que aquello que es realmente necesario para la experiencia. Un diseño sobresaliente y luchas apasionantes contra jefes son los argumentos más que necesarios para que el título logre cautivarnos.

Into the Breach

Subset Games es el equipo responsable de Faster Than Light (aquí nuestro análisis) y nos hemos topado con su nuevo trabajo: Into The Breach. Un título de estrategia por turnos con mechas que tiene lugar en un tablero de 8×8 que cuenta con el trabajo de Chris Avellone en el guion y nos entrega un apasionante, y desafiante, reto que nos dará horas y horas de entretenimiento.

Pit People

Los responsables del ultra conocido Castle Crashers están de regreso con un nuevo proyecto que a decir verdad ha resultado ser una verdadera maravilla. La estrategia se vuelve a hacer presente en esta lista con un título que está a la altura de los trabajos previos del estudio responsable y con su característico diseño artístico. En Pit People nos encontramos con un sistema de combate bastante interesante y un campaña que nos va a sacar más de alguna risa gracias a la divertida forma de tomarse las cosas.

Minit

Un título cuya partida dura 60 segundos no es algo que suene demasiado interesante para mí. No obstante, Minit me convenció de lo contrario. Una premisa que parte de que el protagonista muere cada un minuto y que cuenta con un planteamiento jugable inspirado en los títulos de Zelda para NES. Pese a que nuestro personaje muere constantemente, hay un enorme universo de posibilidades con mucho que hacer y con la exploración como uno de sus componentes mejor trabajados.

Solo

Team Gotham también se suma al boom de estudios españoles con trabajos memorables durante 2018. El equipo nos ha traído un título llamado Solo, el cual es un juego de puzles con un diseño realmente bueno y que, además, se atreve a abordar de lleno temas tan complejos como lo son las relaciones de pareja. La forma en la que dichos temas se abordan contribuyen a enriquecer una experiencia muy agradable.

Moonlighter

Seguimos con estudios españoles. Los chicos de Digital Sun Games también tenían mucho que decir en 2018 y su carta de presentación es Moonlighter. Una aventura repleta de exploración y mazmorras muy bien diseñadas. Además cuenta con un protagonista que se sale del esquema de héroe típico.Todo esto acompañado con un apartado visual bastante atractivo.

Bloodstained Curse of the Moon

Konami tiene ahí a Castlevania haciendo nada. Para nuestra fortuna, el bueno de Igarashi lanzó su Kickstarter para traernos un sucesor espiritual de la franquicia y como antesala nos ha traído, de la mano de Inti Creates, Bloodstained Curse of the Moon. Un título de acción y plataformas con estilo visual de 8 Bits que ni siquiera disimula que es una clara inspiración, en todos los sentidos, de Castlevania 3: Dracula’s Curse. El juego nos ofrece una experiencia a la altura de los grandes exponentes de la saga de los Belmont.

Omensight

Spearhead Games lanzó su nuevo proyecto durante 2018 y se trata de un título de acción llamado Omensight. La mezcla creada entre la parte jugable y el elemento narrativo de juego nos deja una obra realmente interesante. Nos topamos con una historia un tanto oscura adornada con mecánicas de Hack and Slash junto a un apartado visual que es agradable de ver.

The Banner Saga 3

El cierre a una trilogía muy ambiciosa que surgió gracias a Kickstarter. Es un título muy recomendado, pero prácticamente exige haber jugado a las dos entregas anteriores para lograr enterarnos de la historia. La jugabilidad de estrategia por turnos se mantiene y ha sido refinada gracias a unas cuantas novedades muy interesantes. Una épica conclusión para una apasionante historia que está a la altura de las expectativas.

Guacamelee! 2

La secuela de uno de los mejores metroidvania de los últimos años ya está aquí. Fiel a su estilo, mantiene la calidad de la primera parte en todos los sentidos y se toma la licencia de añadir unas cuantas novedades que ayudan a enriquecer la experiencia. Guacamelee! 2 nos cuenta una historia simpática que se vale del humor para mantenernos entretenidos y lo consigue de forma notable.

Dead Cells

Otro de los grandes Metroidvania del año que añade la generación procedimental a la fórmula ya conocida en el género. Un título que desde el principio hace énfasis en el combate y han pulido al máximo ese aspecto. Dead Cells (aquí nuestras impresiones) nos va a mantener enganchados por muchas horas al mando para conseguir avanzar en nuestra historia.

Overcooked 2

La cocina nunca antes fue tan divertida. El primer juego ya era altamente divertido y Overcooked 2 nos da más de lo mismo con unas leves mejoras. Sin duda es uno de los juegos ideales para jugar en compañía en el mismo sillón mientras nos echamos unas risas. Ahora se ha añadido un componente online que da aún más diversión al juego. Las aspiraciones del título son claras y las consigue muy bien: darnos diversión al máximo.

The Messenger

Los chicos de Sabotage Studio nos han traído The Messenger, un título que mezcla estética de 8 y 16 bits para darnos un título de acción y plataformas que se las apaña para tener al mismo tiempo un toque retro acompañado de la frescura de los tiempos que corren. Somos un ninja que deberá cumplir su misión y a lo largo de diversos niveles muy bien diseñados nos vamos a topar con una muy divertida aventura.

Return of the Obra Dinn

La segunda obra de Lucas Pope, creador del genial Papers Please (aquí nuestro análisis), nos llegó durante 2018 y vaya que está a la altura de su anterior trabajo. Return of the Obra Dinn (aquí nuestro análisis) pondrá a trabajar nuestro cerebro a tope y pondrá a prueba nuestras habilidades deductivas. El ejercicio de diseño que el bueno de Lucas ha realizado es magistral y encima lo acompaña un apartado visual bastante interesante.

Mutant Year Zero: Road to Eden

Mutant Year Zero es un juego de rol de tablero que goza de cierta popularidad, además de un universo rico en posibilidades. Los suecos de The Bearded Ladies han querido explotar dicho universo y nos han traído Mutant Year Zero: Road to Eden. Un juego de estrategia claramente inspirado en la saga XCOM, pero con un interesante añadido: el sigilo. Dicho elemento nos hará plantearnos bien cada jugada y nos mantendrá muy enganchados al título.

Ashen

El subgénero Soulslike parece estar en todos lados. Son muchos los proyectos que buscan a toda costa replicar el éxito cosechado por From Software. La escena indie cuenta con muchos proyectos de ese tipo y durante 2018 uno de los grandes exponentes fue Ashen, un juego que no se molesta en ocultar que es una inspiración total y absoluta de Dark Souls, pero pese a eso logra destacar gracias a la implementación de sus mecánicas y al universo que nos plantea.

Below

Uno de los indies más esperados de los últimos años llegó al mercado a finales de año, casi por sorpresa, luego de un largo desarrollo. Below está ya entre nosotros y ha resultado ser un título muy interesante. Nos encontramos con una aventura que se vale de una ambientación muy planteada para atraernos y que además cuenta con una dificultad que hará que sobrevivir en ese mundo sea un verdadero reto.

GRIS

Por último, pero no menos importante, tenemos GRIS. Un título que en AKB nos ha encantado, podéis dar un vistazo a nuestro análisis, en el cual de forma más detallada os hablamos de un juego que entra por los ojos y se mete de lleno a nuestra cabeza y nuestro corazón. Sin duda es una obra maestra cortesía de Nomada Studio, que reafirma que 2018 ha sido un gran año para los indies en general y para los indies españoles en particular.

Deja un comentario