Artículo: Sobre el fenómeno Battle Royale

“A mi, que  Call of Duty Black Ops 4 vaya a tener un modo Battle Royale, me preocupa”. Mi chica me mira raro. Uy, creo que lo he dicho en alto. “Nada, nada. Cosas mías”. Mejor abro un documento en blanco y escribo…

Fortnite

Pues sí, el fenómeno Battle Royale amenaza con salpicarlo todo. Y eso que como fenómeno de masas es prácticamente un recién nacido. El primer modo de juego (que no juego completo) que utilizó esta mecánica de juego fue el Survival Mode del archiconocido -y mega explotado- Minecraft.

Inspirados por la creciente fama de la saga Los Juegos del Hambre, idearon este modo en el que varios jugadores aparecían en un mapa trufado con cofres que contenían jugosos botines y… ¡tonto el último! Nada demasiado novedoso si lo pensamos bien, pero era el germen para un nuevo género llamado a enganchar a hordas de jugadores que necesitaban algo diferente para sus momentos online.

H1Z1

Arma2 y su mod DayZ (que algún día puede que disfrutemos en consolas como juego independiente) hicieron sus pinitos en este nuevo enfoque del “todos contra todos” mezclado con la supervivencia, que con el tiempo acabaría dando lugar al juego H1Z1 (Daybreak Game Company) en su versión para PC, recién llegado ahora a consolas, que explota esta misma esencia pero con tintes cooperativos.

Un nuevo Rey

Pero el juego que de verdad significó el punto de partida para al fenómeno Battle Royale fue sin duda PlayerUnknown’s Battlegrounds (Bluehole/Microsoft), un juego que ha vendido millones de copias y ha conseguido la fidelidad de sus jugadores sentando de una vez por todas las bases de este género. En las partidas de PlayerUnknown’s Battlegrounds, hasta 100 jugadores, son lanzados en paracaídas a una isla repleta de cajas con armas y otro equipamiento que deberán utilizar para sobrevivir. El último jugador en pie ganará la ronda.

PlayerUnknown’s Battlegrounds

Lucha por el poder

PUBG (PlayerUnknown’s Battlegrounds para los más perezosos) es sin duda el máximo exponente del género, obteniendo incluso versiones aceptablemente exitosas para iOS y Android. Aún así, y animados quizá por el hecho de que PUBG fuera exclusivo de Microsoft, otros juegos como Grand Theft Auto V, Ark o Paladins se animaron a incluir modos similares, decididos a sacarle partido al magnetismo del término Battle Royale.

Pero no ha sido hasta septiembre de 2017, fecha en la que Fortnite (Epic Games) sacó su propio modo Battle Royale, que PUBG ha dado con la horma de su zapato. La competencia entre ambos está en lo más alto, y Fortnite cuenta con la ventaja de contar con la plataforma de Sony, en la que PUBG no tiene presencia.

Y tras ser anunciados varios juegos estilo Battle Royalepara un futuro próximo – Proxima Royale, Europa o Egress-, el último capítulo en la aparición de este incipiente género de masas es el doble anuncio en el que Treyarch aseguraba que Call of Duty® Black Ops 4 no tendría modo campaña y además su archiconocido multiplayer se vería aderezado con un modo Battle Royale. Las tendencias obligan.

Me preocupa…

Y en este punto quiero volver al comienzo del artículo: “A mi lo de Call of Duty me preocupa”. Y no es tanto por el hecho de que ahora, como ya sucediera antaño con los sandbox, todas las franquicias quieran subirse al tren de los Battle Royale (cosa que, vaticino, acabará irremediablemente en el desvirtuamiento y posterior ostracismo de un subgénero un poco soso ya de partida), si no porque la odiosa profecía de la desaparición progresiva de los modos offline, parece tomar cuerpo con este anuncio.

Sea como fuere, esta gallina de los huevos de oro no ha hecho más que empezar a producir. Veremos cuánto aguanta la gallina.

  1. Casi nunca juego online salvo por hacer alguna partidilla espontánea alguna vez, así que si todos los fps acaban teniendo un modo Battle Royale, pues vale. No creo que esto afecte a los juegos single player. Siempre han estado y siempre habrá gente que los demande.

    Y sobre el multijugador local, los juegos que merecen la pena siguen estando ahí. De vez en cuando aún le damos al Mario Kart, Smash Bros, Halo, Mario Party… e incluso como propuestas como A Way Out, que tengo unas ganazas de probar en cuanto llegue a casa.

  2. Todos van a tratar de subirse al carro, es parte del hype y la moda, lo del offline… si suficientes jugadores estuvieran interesados en ello las compañías podrían incluirlo en un actualización.

    La gallina va a durar años, recuerda que los esports quieren cobijar bajo sus alas a cuantos juegos sea posible y eso será un incentivo para mantener los multjugadores online.

    por otro lado, los mercados van cambiando y los jugadores jóvenes están entrando a estos juegos, lo offline para ellos suena a cosa de viejos, chavorrucos que se aferran al pasado-desconectado y como el dinero manda, las compañías harán caso a ese sector que mayores ganancias les deje.

    • Jajajaja, “viejos, chavorrucos”… te parecerá bonito lo que nos has llamado :))))
      Pero no, en serio, creo que tienes toda la razón. Es así.

Deja un comentario