Carrion, buscando la libertad entre gritos y tentáculos

Estos últimos meses hemos escuchado bastante el nombre de Devolver Digital gracias al hit del verano, Fall Guys. Pero esta editora nos ha sabido entregar otro juego bastante entretenido y el cual vale la pena resaltar, estoy hablando de Carrion. Un metroidvania algo light, pero muy divertido.

carrion

Un monstruo que quiere escapar

La premisa es sencilla. Carrion nos pone en la piel de un monstruo de biomasa que quiere escapar de sus captores haciendo lo que un monstruo sabe hacer, es decir, destruyendo todo a su paso. Es así como controlamos esta masa que se mueve gracias a sus tentáculos y los cuales a su vez forman parte de un arsenal bastante letal.

El objetivo no es otro que escapar de dicho lugar, arrasando habitaciones y consumiendo cuerpos mientras lo intentamos. La sensación que deja el título en cuanto a jugabilidad me parece genial, se siente el poder en nuestras manos y es bien interesante estar en esa otra posición, la del enemigo como protagonista.

Un metroidvania lineal

Considero que Carrion cabe dentro de los juegos de corte metroidvania, ya que nuestra misión consiste en abrirnos paso por diferentes lugares, consiguiendo nuevas habilidades que a su vez nos permiten acceder a otros lugares. Sin embargo, la aventura no tiene el nivel de complejidad que tienen títulos como Hollow Knight o Bloodstained. Las cosas aquí son más lineales.

carrion

Una serie de tableros nos indican que tanto del lugar hemos arrasado y que tanta biomasa hemos consumido, porque es precisamente así que logramos obtener nuevas habilidades y también un mayor tamaño. Esto también significa nuevas habilidades y la posibilidad de alcanzar lugares ocultos, que lastimosamente no se aprovechan bien.

Soy del pensamiento que toda habitación o actividad oculta nos debe dar un beneficio interesante en el juego. Desafortunadamente estos lugares escondidos no nos entregan la ventaja esperada y se constituyen más en un motivo para alcanzar todos los logros del juego, pero no para alterar la jugabilidad.

Acertijos interesantes

En el caso de Carrion más tamaño no significa ninguna ventaja. Algunos acertijos nos obligan a recuperar nuestro estado más pequeño si es que queremos superar los acertijos y retos presentados. Eso también puede ser un problema, porque los enemigos no siempre son sencillos de derrotar. La variedad tampoco es que sea mucha, pero si la letalidad. Tenemos desde científicos y personas que corren y gritan hasta mechas destructivas.

La sensación de acabar con los enemigos es muy interesante. Algunos nos permiten reestablecer salud, mientras que otros deben ser derrotados por pura supervivencia. Creo que esto es lo que más he disfrutado, llegar a una habitación y demostrar el poder brutal de la biomasa. Carrion te hace sentir como un verdadero monstruo destructor.

El hombre y el monstruo

Al principio me quejaba mucho porque el juego no tiene mapa, pero después me puse a pensar “soy un monstruo, no puedo estar viendo un mapa”. Es allí donde entra un concepto bien interesante del juego. Nosotros como jugadores somos la parte humana y podemos analizar las señales del entorno. Es así como navegar por el lugar se vuelve sumamente sencillo y divertido.

Eso sí, no todo es bueno. A mayor tamaño el monstruo, más toscos los controles, en especial en espacios cerrados. La coordinación se pierde totalmente y llevan a errores que cuestan la partida. Cuando se supone que estamos listos para subir, comenzamos a bajar o cuando creemos que se puede ir a la derecha, el personaje se atasca en la izquierda.

carrion

Una historia de libertad

A lo largo de la aventura nos vamos dando cuenta de cómo sucedieron las cosas y como la biomasa terminó allí. A través de flashbacks es que logramos desenredar la trama y vamos entendiendo más el mundo donde se desarrolla Carrion. El apartado gráfico es interesante, un pixel art que no le quita potencia al juego.

No se trata de una historia sumamente enrevesada, pero cuenta con un toque de misterio y desolación de cara al final. Está claro que estando en la piel del enemigo el final no va a ser feliz, pero no deja de ser interesante, a pesar de que el camino al desenlace sea plano.

Conclusión

Carrion es un juego sumamente entretenido y otra de esas apuestas interesantes que nos ofrece Devolver Digital, un publisher que se arriesga con propuestas poco comunes pero que no dejan de ser divertidas. La corta duración del juego también lo convierten en una buena opción para pasar el rato.

carrion

Creo que el estilo metroidvania pudo ser aprovechado de mejor manera por parte de Phobia Game Studio, porque la linealidad del título se nota. Por momentos se nota esa intención de aplicar la fórmula conocida, sin embargo todo termina en un ir hacia al frente y regresar sobre los pasos pocas veces.

Sin embargo, el juego no deja de ser entretenido, las mecánicas y la sensación que deja el juego a medida que avanza, con sus puzzles y la evolución del personaje permiten vivir esa sensación de sorpresa sobre cada habitación destruida. Una aventura a la que vale la pena darle una oportunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − cinco =