Crónica de Gamepolis VI

Este fin de semana he tenido la oportunidad de cubrir esta sexta edición de Gamepolis, festival anual de videojuegos de Málaga, para Akihabara Blues. Soy de Málaga y voy todos los años al evento desde 2015, nunca he visto una edición peor que la anterior, siempre se superan cada año.

Y se superan poco a poco, o eso solían hacer, porque la diferencia que he visto entre Gamepolis V y Gamepolis VI es tremenda. Algo por lo que siempre he admirado al evento es por lo que consigue. Y es que logra reunir a todo amante del videojuego, independientemente de la categoría del sector a la que pertenezca.

Ya seas periodista, developer, jugador de eSports o simplemente alguien que juega a videojuegos de vez en cuando, incluso si no sueles jugar muy a menudo, seguro que encuentras algo que merezca la pena. Porque las actividades que ofrece son muy variadas y los medios que proporciona son tantos y tan diferentes que hacen que todo tipo de público se sientan cómodos.

El Palacio de Ferias y Congresos de Málaga estaba plagado de todo tipo de videojuegos. La zona indie (a la que le dedicaremos un texto aparte) era mucho más grande que en otras ocasiones y contaba con bastantes más estudios. La zona retro era inmensa y contaba con más de 250 consolas desde los 70 hasta la actualidad jamás distribuidas en Europa.

Nintendo estuvo presente en el evento y contaba con más de 600 metros cuadrados. Trajeron algunas de sus novedades más populares de Switch como FIFA 19, Splatoon 2 con su nueva expansión, Wolfenstein 2 y el aclamadísimo Super Smash Bros Ultimate. Por otro lado, Square Enix trajo a la feria una demo de media hora de Shadow of the Tomb Raider que tuve el placer de catar y cuyas impresiones podéis leer aquí, en AKB.

Los eSports han cobrado más importancia en esta edición. Tanto jugadores y equipos profesionales de talla mundial, como otros más aficionados, han competido por más de 25.000 euros en torneos de Fortnite, League of Legends, Call of Duty: WWII, FIFA 18, Clash Royale, CS: GO, Tekken 7, Dragon Ball Fighter Z, Arena of Valor y Hearthstone. Yo no soy muy aficionado a los eSports, pero disfruté muchísimo esa final de la competición de Rocket League comentada por Toniemcee.

El programa de conferencias ha sido muy completo este año, con charlas y presentaciones de todo tipo y para todo tipo de público. Quiero destacar la presentación de la Revista Manual por Nacho Requena, “los 10 mandamientos del retro pixel” por Dr. Kucho!, la charla de José Altozano (Dayo) y “No te salgas del mapa” de Rafael Díaz. Pero en el auditorio no sólo hubieron conferencias, pude disfrutar de dos conciertos de bandas sonoras de videojuegos de Enocguitar y la Games Waves Band; esta última empezó con un nostálgico homenaje especial a Nintendo.

Y para cerrar esta edición del festival qué mejor que una Batalla de Gallos entre cuatro de los mejores freestylers del panorama nacional e internacional: BTA, Arkano, Skone y Chuty. Un espectacular show de freestyle oficial de RedBull presentado por Mbaka.

No tengo mucho más que añadir. Vi nacer este evento, lo he visto crecer durante cinco años y es muy satisfactorio ver como Gamepolis ha logrado ser aquello a lo que aspiraba. Para mí es de los mejores eventos de videojuegos para todo tipo de público de España y estoy orgulloso de que tenga lugar en mi ciudad. Ahora sólo queda esperar un año para ver con qué serán capaces de sorprendernos en Gamepolis VII.

Deja un comentario