Digimon Survive: la maduración de una marca en videojuegos

Cuando era pequeño, la historia de los niños elegidos me dejo completamente prendado a la pequeña pantalla. La historia de Tai, Agumon y sus amigos era una historia de amistad y superación ante la adversidad, de cómo la cooperación puede ayudarte a salir de cualquier aprieto por imposible que parezca. Digimon Survive, el juego del que vengo a hablar, bebe profundamente de este inicio.

Digimon Survive

Volviendo a los orígenes

La franquicia Digimon es masiva, pese a que puede ser desconocida para el público general. Mucha gente se quedó con la primera iteración animada que lanzaron, llamada Digimon Adventure, y quizá vio también su secuela, Adventure 02, y Tamers –que, en mi humilde opinión, es la cima de la franquicia animada. Frontier, Data Squad, Tri… si bien son interesantes en su mayoría, son mucho más desconocidas para la audiencia, ya que tomaron otros derroteros, y a mi personalmente me costó adaptarme. Vi Frontier cuando salió, intenté lo mismo con Data Squad… y ahí me quedé, abandonando la saga sin remedio.

Sin embargo, con los videojuegos no me ha pasado esto. La saga Digimon World gozó de una buena acogida en su nicho tanto en PlayStation 1 como en PlayStation 2 y volvió hace poco más de un lustro con su sexta iteración para PlayStation 4. La otra saga importante de la franquicia, Digimon Story, nació para Nintendo DS con una serie de juegos duales al más puro estilo Pokémon hasta alcanzar su punto álgido con Cyber Sleuth 1 y 2. Todos estos juegos se enfocaban en las mecánicas como juegos de rol dirigidos a un público similar al que jugaba a Pokémon, con historias algunas mejores que otras pero sin llegar a calar como grandes aventuras narrativas… hasta la llegada de Digimon Survive.

Exploracion

Personajes más maduros y profundos

Digimon Survive bebe mucho más de la leyenda de los niños elegidos de lo que ningún otro juego de la franquicia lo había hecho hasta la fecha, pero actualizándola y acercándola a un público más maduro. Retazos de los protagonistas de las tres primeras series fluyen en los personajes con los que interaccionaremos en la historia, una nueva tanda de niños elegidos que, en lugar de ser todos jóvenes de primaria, engloban un rango de edad que llega casi a la adultez.

Y esto es clave a la hora de desarrollar la historia. ¿Cómo reaccionaríamos si fuéramos arrastrados a la fuerza al «mundo digital» y nos encontráramos con unos monstruos que quieren matarnos? Survive no oculta esto con palabras bonitas: en este nuevo mundo se nos quiere muerto, somos solo sacrificios para una suerte de dios cuyos objetivos están alejados de nuestra comprensión inicial. Esta situación causa estragos entre los personajes, con algunos más optimistas y con ganas de escapar del lugar en el que han acabado y otros que prácticamente pierden la cabeza ante la presión de sobrevivir e interactuar con los digimon, viéndolos solo como monstruos.

Dos formas de afrontar una situación de supervivencia, ambas perfectamente reales y pudiendo ponernos en la piel de los jóvenes. Vemos como el más mayor de ellos intenta asumir la responsabilidad de la situación y sufre tratando de hacer que los demás vean las cosas con el mismo criterio que él; la más joven, por el contrario, contempla el mundo en un inicio como si de un juego se tratara, como una experiencia divertida y amena, mientras su hermano trata por todos los medios de que le haga caso y se venga con él para estar a salvo. El resto de personajes muestra su personalidad y su forma de afrontar la situación como mejor sabe hacerlo.

minoru

Una actualización a los niños elegidos

Aquí empezamos a ver los paralelismos con los personajes de Adventure. El ya mencionado más mayor, Shuuji, es una versión extrema de Joe de Adventure 01, mientras que los dos hermanos parecen en cierta manera Matt (Yamato) y Takashi (TK). Otros como Ryo parece una caracterización retorcida de Ken de Adventure 02, y así con todos los personajes. Las referencias e inspiraciones a la aventura original están por todos lados desde el mismo momento en que Takuma, el protagonista, cuenta con Agumon como compañero.

Y sinceramente, le sienta bien. Como si de una actualización se tratara, la historia que nos cuenta Digimon Survive es en base la misma que contaba Adventure hace casi 25 años. Tenemos que escapar del mundo digimon –aquí llamados de hecho kemonogami, dioses monstruos– mientras nos encontramos fragmentos del mundo humano y peleamos contra monstruos agresivos y luchamos por sobrevivir el día a día, pero de manera mucho más oscura que con Adventure. Desde el mismo comienzo, cuando llegamos al nuevo mundo, vemos cómo los personajes presentan unas motivaciones y unos problemas más profundos que el grupo original.

Conforme avanzamos en la trama, contada como una visual novel, tendremos que tomar decisiones que marcarán la historia en cuanto a la supervivencia del grupo y el final de la historia. Interactuar con nuestros camaradas hará que nuestra relación se fortalezca y que sus digimon puedan evolucionar a versiones superiores en las siguientes batallas, pudiendo dejar a algunos compañeros detrás en potencia por no haber profundizado en nuestra amistad… o incluso, por no haber tomado las decisiones correctas y hablado con quienes debías, ver como mueren al no ser capaces de superar la crisis por la que pasan.

combate

Un combate tedioso y decepcionante

La historia es, sin duda, lo más interesante de un Digimon Survive que por desgracia decae en calidad ante un apartado jugable bastante mediocre. No por ser una visual novel, pues no hace nada que otras no hagan y es un género bastante básico en su planteamiento. El problema es cuando no estamos hablando y el juego nos pone a pelear: ahí es cuando nos planteamos si merece la pena pasar por el tedio de un juego de rol táctico por turnos mediocremente ejecutado para disfrutar de la historia.

Prácticamente todo lo que ejecuta en este apartado es insuficiente para ser atractivo para un jugador acostumbrado a estas mecánicas, menos aún para alguien que no disfrute de este tipo de juegos. Con solo dos ataques por digimon más dos que se pueden equipar como objetos, el apartado del combate per se entre digimons no está tan mal. Si un monstruo no ataca en un turno, se defiende y cubre la mitad del daño cuando se le ataca de frente mientras que por los lados recibe más, por la espalda se maximiza el daño que se realiza, y cuando atacamos con altura tenemos más probabilidad de crítico y de acierto. Esto le da un componente de estrategia muy interesante.

Pero por desgracia los combates son terriblemente aburridos. Los espacios entre acción y acción son abusivos, con turnos muertos entre que nos acercamos a los enemigos, ralentizando mucho los combates. Además, pese a que quitemos las animaciones de ataque y aumentemos la velocidad al triple, sigue siendo lento –de hecho, así fue como lo jugué y lo volví a poner a velocidad normal para ver el tiempo que tardaba un combate. Era simplemente insufrible. La única forma que encontré de no cansarme del juego fue ponerlo en automático y subir de nivel en los combates libres para que los combates de la historia, algunos bastante complicados, me los pudiera pasar con tranquilidad y evitando que sean demasiados turnos cuasi muertos.

Evolución

En resumen

Es una verdadera lástima que un juego con una historia tan trabajada vea como se hace bola contarla por culpa de unas mecánicas que lo hacen tedioso de continuar. A mí, por interés en avanzar con la historia y con la perspectiva de un new game+ muy interesante que cambia prácticamente la historia entera debido a las decisiones que se toman, decidí avanzar y completar el juego… y me ha gustado.

Digimon Survive destaca por su trama y muere por sus mecánicas jugables. El arte es el mismo que el de las series, muy chulo y estilo anime, con unos diseños pequeños y chibis para los combates. Musicalmente no destaca, pero está bien para ambientar y algunos temas ambientales se te quedan en la cabeza. Si eres un fan de la franquicia, no hay siquiera duda, merece la pena meterse de cabeza y disfrutar de lo que el juego puede ofrecer, pero si no lo eres se tiene que tener muy claro qué se va a encontrar el jugador cuando se ponga con el mando en las manos. Irregular en sus apartados pero con un corazón de oro que refleja fielmente la franquicia, la nota que el juego se merece es de [75].

 

Deja un comentario