El triste aniversario de Final Fantasy XV

No ha podido haber una peor manera para celebrar el un nuevo aniversario de Final Fantasy XV. El juego se ha quedado sin su director, se han cancelado casi todos sus DLCs y la situación económica de su casa desarrolladora, Square Enix, se ha ido a pique.

Final Fantasy XV

Semana de traspiés

No parece ser el mejor momento para algunas comunidades de jugadores. En la pasada BlizzCON, Blizzard cometía un error garrafal al presentar un nuevo juego de Diablo para móvil ante un público eminentemente PCero, tras años sin anunciar novedades de la saga y teniendo al último título (Diablo III) abandonado.

La ausencia de emoción en la presentación de Diablo Immortal y el posterior maremágnum de críticas al que se ha tenido que enfrentar la empresa californiana han dejado en evidencia su falta de contacto con la realidad de su comunidad. No se duda tanto de la calidad del título como de la inoportunidad de su anuncio.

Pero ahí no terminaba todo

Hace unos días Square Enix anunciaba un evento para conmemorar el segundo aniversario del lanzamiento de Final Fantasy XV para consolas. Para nuestra tristeza, nos hemos levantado con resúmenes del evento ya en la prensa, pues se desarrolló durante nuestra noche en Japón, Yylo que nos llega de Oriente no es nada halagüeño.

Final Fantasy XV

En primer lugar, el salvador y director del título Hajime Tabata abandonó el proyecto (y la compañía) hace semanas. En segundo lugar, se cancelaron tres de los cuatro DLCs prometidos para el año que viene y finalmente la empresa a cargo del juego se está dedicando ahora a pastos más verdes.

También se anunció la llegada de un evento colaborativo con el MMO Final Fantasy XIV y novedades sobre el modo multijugador. Lamentablemente estos datos positivos se ven completamente eclipsados por lo mencionado previamente.

Una última probadita

El último DLC se centrará en el personaje de Ardyn, dejándonos sin posibilidad de controlar a Lunafreya o ver el destino alternativo que se nos prometió con el DLC final de Noctis. Se ha dicho que están investigando otras formas de contar la historia restante y esto me duele enormemente. Probablemente lo mejor a lo que podamos aspirar ahora es a una novela visual y esto deja de lado todo el apartado audiovisual que hacía grande a Final Fantasy XV: la banda sonora, la actuación de voz o el potentísimo apartado visual que tan grandes recuerdos nos ha dejado.

Hajime Tabata parte de Square Enix para fundar su propia empresa y quizá para realizar su primer videojuego propio, pero los fans de este título nos quedamos huérfanos de lo que nos gustaría haber visto y vivido.

No es el espacio para dichos anuncios

Ambos eventos, tanto la mentada BlizzCON como el pasado evento de aniversario de Final Fantasy XV revelan una fuerte desconexión entre algunas secciones o proyectos de las compañías respecto a sus jugadores.

Todo tenemos claro que el momento para Diablo Immortal no era precisamente el cierre de la conferencia inicial, donde se espera un anuncio de gran relevancia, y en el caso de Square Enix, no puede convocar un evento de aniversario donde se supone que se habla del camino recorrido y del brillante futuro para romper el corazón de la gente que se preocupa por el juego y ha venido apoyándolo desde hace años.

Pienso que un comunicado previo hubiese sido más acertado, aunque en realidad no tengo ni idea de qué hubiese sido la forma correcta de transmitir esta información al público. Lo que tengo claro es que esta no era mejor manera y solo nos queda viajar con Ardyn para despedir el maravilloso camino que ha sido vivir Final Fantasy XV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 18 =