Ghostwire Tokyo: primeras impresiones

Ghostwire Tokyo es lo nuevo de Tango Gameworks con Shinji Mikami al frente. Un título que rebosa carisma, y que llega con la intención de ofrecer algo único en su especie. Os contamos nuestras impresiones tras disfrutar de los dos primeros capítulos del juego.

¿Dónde está todo el mundo?

Como en los próximos días os ofreceremos el análisis completo de Ghostwire Tokyio, por ahora no vamos a mojarnos demasiado en los pormenores de la historia. Aunque para que os pongáis en situación, imaginad que vuestra ciudad queda absolutamente desierta, como si todo el mundo hubiese desaparecido en un abrir y cerrar de ojos. Para colmo, vosotros sois los únicos supervivientes… si es que podemos llamarlo así, pues parece que algo no va bien; hay alguien más dentro de vuestro cuerpo.

Ghostwire Tokyo es un título extraño y no resulta nada fácil encasillarlo en un género determinado. La historia tiene mucho peso, pero durante los primeros compases es complicado ver por dónde van los tiros. Tenemos un mundo abierto repleto de contenido y actividades que podemos realizar y las mecánicas de exploración crecen progresivamente y sorprenden a cada paso que damos. Porque los primeros dos capítulos, que son de los únicos que os podemos hablar por ahora, dejan vislumbrar que estamos ante un título variado y rebosante de carisma.

Combate y exploración: los pilares del juego

Si algo podemos asegurar en estas primeras horas de juego, es que lo nuevo de Shinji Mikami se sostiene gracias al equilibrio entre acción y búsqueda de tesoros. A las misiones principales se añaden decenas de encargos secundarios que enriquecen enormemente la experiencia, pues a menudo nos permiten acceder a entornos interiores como pisos, subterráneos y una gran variedad de localizaciones.

Por supuesto, en prácticamente todas ellas no faltan las hordas de enemigos dispuestos a… Bueno, no sabemos exactamente si quieren matarnos o llevarse consigo nuestras almas. En cualquier caso, su diseño es un espectáculo: hombres trajeados sin rostro, jovencitas uniformadas decapitadas y el único jefe que podemos mencionar, una mujer con unas tijeras enormes y una sonrisa siniestra. La dirección de arte brilla con luz propia, y lo hace especialmente en lo que a personajes y enemigos se refiere.

La cosa promete

Todavía es pronto; solo tratamos de contaros qué hemos visto en los primeros capítulos y próximamente valoraremos el título al completo en nuestro análisis, pero hay que decir que Ghostwire Tokyo promete, como mínimo, destacar por el mero hecho de ser diferente a los demás. Y eso, a veces, es una virtud de la que pocos pueden presumir. En cuestión de días comprobaremos lo que la ciudad da de sí, la manera en la que tanto combate como progreso evolucionan y, por supuesto, si la historia cumple con lo que promete durante los primeros compases, porque la premisa es muy pero que muy atractiva.

  1. Todo lo que voy viendo de este prometedor título me hace pensar que va a ser una burrada, o al menos algo diferente y muy interesante que merecerá mucho la pena. Y exclusivo (aunque sale en PC), una buena llegada para PS5.

Deja un comentario