Greymoor, volvemos a Skyrim

Con cada una de las expansiones de The Elder Scroll Online viajábamos a nuevas regiones inexploradas de Tamriel. Esta vez, pero, Zenimax y Bethesda ha optado por el punto nostálgico con Greymoor, lo que nos sitúa en la zona Oeste de Skyrim para enfrentarnos a vampiros y hombres lobo.

Expansión a medio cocer

Como ya os comentaba en la introducción, en Greymoor viajamos a Skyrim 1.000 años antes de los acontecimientos de The Elder Scroll Skyrim, dándonos a conocer una historia que tiene como protagonista a los vampiros. La región de Skyrim no aporta nada nuevo que no hayamos visto antes, pero su estética y la nostalgia juegan un papel muy importante a la hora de seguir explotando esta expansión.

La trama es entretenida en sus inicios y las misiones principales son algo variadas, pero a medida que vamos jugando vemos sus carencias. Su mayor problema es que se nota la falta de ideas y que el tema de vampiros y hombres lobo ya lo vimos en Dawnguard, lo que da sensación de repetitividad en muchos momentos de esta.

Uno de los añadidos son las Harrowstorms, unos eventos grupales tal y como sucedía con los dragones en Elsweyr, pero con la diferencia de que esta vez los enemigos que tendremos que derrotar serán no muertos. Al ya conocer esta mecánica, la espectacularidad de estos eventos se pierde, pero resultan muy útiles para farmear experiencia y equipo.

La excavación es la nueva forma de farmear.

Quizás el gran añadido sean los nuevos minijuegos, en los que a través de puzles podremos encontrar nuevo equipo y oro, así como contarnos un poquito la historia de Tamriel. La verdad es que resulta divertido y es una nueva forma de dar variedad a una jugabilidad que se había estancado por completo.

Más allá de las misiones secundarias que no aportan nada a esta expansión, se da facilidades para que cualquier jugador, sea novato o veterano, pueda acceder a esta expansión por completo, adaptando el contenido al nivel que tengas en ese momento.

2020 y sin novedades

En temas de rendimiento no he tenido problemas, pero ya estamos en 2020, y necesitamos ver una renovación gráfica que te den ganas de jugar. Vale, los juegos son más que los gráficos, pero un juego primero te tiene que entrar por los ojos, y más viniendo de un gran estudio como Bethesda.

Quizás otros de los puntos más importantes de cara a futuras actualizaciones sea el tema de la traducción. Es cierto que en PC no tenemos problemas gracias al gran aporte de Cervanteso, pero la comunidad abarca más allá del PC, y seguro que la comunidad hispanohablante de consolas agradecerá el esfuerzo por parte de Bethesda y Zenimax.

En conclusión

Greymoor es una expansión que tira de nostalgia, pero que está muy lejos de ser una gran expansión para un MMO de estas dimensiones. Su mayor fuerte son los minijuegos y las mazmorras, pero más allá de eso, se le nota falta de contenido y una historia que no termina de cuajar. [60]

    • Esperemos que Bethesda pueda renovar el título. TESO no es WoW, y el juego de Zenimax necesita demostrar más que ninguna otra, por lo que supone la saga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 3 =