Análisis: Elsweyr cumple con nota en The Elder Scrolls Online

El pasado mayo se lanzaba Elsweyr, un nuevo Capítulo para The Elder Scrolls Online que apostaba por existir dentro de una temporada anual completamente conectada a nivel de historia. Esta temporada, llamada el Año del Dragón, concluirá con el lanzamiento del DLC Dragonhold. Pero Elsweyr ha sido su mayor adición de contenido.

La cosa no empezaba del todo bien, pues este nuevo capítulo iba a ser el primero sin edición coleccionista física. Más allá de esto, llegar a los páramos y desiertos de Elsweyr era uno de los grandes deseos de los fans de The Elder Scrolls, así que veamos qué tal está este contenido descargable.

Bethesda, basta ya de dragones, por favor

El arco principal del argumento de Elsweyr está íntimamente ligado a la llegada de los ancestrales dragones a la región, y durante su campaña principal (de una duración menor a la vista en Summerset) nos las tendremos que ver con ellos en un panorama algo complejo en el que el Imperio y los nativos de la región jugarán su baza.

No voy a negar que la historia me ha dejado muy frío. Previamente he comentado que el tema recurrente de los dragones en Elder Scrolls me parece bastante cansino, más aún cuando es una de las sagas de «Alta Fantasía» que más profundidad tienen en cuanto a historia, acontecimientos pasados y temas que pueden desarrollar. Por eso, todo lo que vivimos en Elsweyr es sobre un campo argumental trillado y que no motiva en absoluto.

Al igual que en Summerset, debe ser apreciado lo bien escritos que están los diálogos y lo originales que son muchos de los personajes que nos encontramos. Sin embargo, he notado algunas actuaciones de voz muy forzadas y que terminan por devaluar en buena medida algunas apariciones de personajes con los que no terminamos de enganchar, pese a que el juego se empeñe en mostrarnos lo muy carismáticos y excéntricos que son.

Una región que cumple con su diseño

Elsweyr es una de las regiones que más ganas tenía de visitar dentro del continente de Tamriel. Las descripciones sobre sus extensos desiertos y las distintas civilizaciones de khajitas con sus luchas internas y sus complejidad social y política eran el mayor atractivo para mí.

Y la primera impresión que tenemos es que Elsweyr no ha sido incorporada completamente al juego, sino que solo podemos acceder a una región reducida de lo que era el conjunto de la misma. Además, el terreno es en cierta medida genérico, y da la sensación de que han reutilizado assets para encontrarnos ante un paisaje rocoso pero con buena presencia de fronda y matorrales.

Así pues, Elsweyr dista mucho del panorama que me imaginaba, y aunque es cierto que lo compensa con un diseño de alturas y localizaciones sorprendente, y hay vistas ciertamente fenomenales. No es el vasto desierto que me esperaba. Lo cual no es malo per se, pues la región es funcional y en cierta medida innovadora, pero no aporta el frescor que yo esperaba de la misma.

Una cálida bienvenida al Nigromante

Y por fin podemos hablar de una nueva clase jugable en TESO. Tras su lamentada ausencia en Summerset, la respuesta de Zenimax Online Studios ha sido la introducción de una clase capaz de reanimar a los muertos. Eso sí, con una potente justificación en la historia de la mano, cosa que es de agradecer.

La clase puede asumir cualquiera de los roles y cuenta con una serie de animaciones y efectos que la convierten en el pilar y principal razón por la que adquirir este capítulo. Amén de que, por supuesto, puedes introducirte en la nueva aventura empezando de cero con esta misma clase.

A nivel jugable no hay ninguna novedad a destacar: nos dedicaremos a recorrer ela región con misiones que nos mandan al enésimo pino, cosa que se lleva haciendo en todos los Elder Scrolls y me parece bastante molesto, para que nos encontremos con otras actividades por el camino y las hagamos. Tenemos una serie de mazmorras, eventos, coleccionables y desafíos que nos tendrán entretenidos por la zona. La historia, como siempre, no es especialmente larga pero termina alargada de forma más o menos artificial por estos largos paseos que nos tenemos que regalar entre punto y punto de la cadena argumental.

Un Capítulo aceptable

En definitiva, The Elder Scrolls Online: Elsweyr es un Capítulo continuista, que mantiene los fuertes del título (una buena historia, de la mano de personajes carismáticos y bien escritos) pero que en mi opinión ha decidido ambientarse en una zona no del todo original y con el cansino tema de los dragones. La nueva clase es absolutamente bienvenida y sin duda los fans de la historia van a disfrutar en gran medida de este aporte.

Siguen presentes, eso sí, un apartado gráfico bastante exiguo, ciertos problemas de rendimiento que se podrían dedicar a solucionar, y sigue ausente la ansiada localización al castellano. Con todo, Elsweyr me parece un Capítulo recomendable y solo espero mayor originalidad en la ambientación y transfondo de cara al siguiente, pues con Summerset demostraron que lo pueden hacer de maravilla. [71]

Deja un comentario