La Obra Maestra de Eiji Aonuma, el Zelda definitivo [Análisis Wii]

Análisis Zelda Skyward Sword

The Legend Of Zelda lleva 25 años sorprendiéndonos con cada nueva entrega que sale al mercado, ofreciéndonos unas entregas mágicas y maravillosas que nos transportan a un mundo de fantasía y ensueño. Nintendo ha conseguido celebrar el aniversario de la saga por todo lo alto, ofreciéndonos una obra maestra con una superproducción digna de los mejores películas siendo ésta, posiblemente, la entrega más completa, la más larga y la mejor diseñada hasta ahora, sin olvidarnos del inolvidable Ocarina of Time. Es el mejor juego de Wii jamás creado.

Nos encontramos con un proyecto que ha durado 5 años en desarrollarse, con un equipo de más de 100 programadores capitaneados por Eiji Aonuma y Shigeru Miyamoto, en el cual se ha cuidado hasta el más mínimo detalle siendo un juego revolucionario y una demostración de cómo hacer bien las cosas con unos escenarios y paisajes de ensueño. No se trata del primer Zelda para Wii ya que antes de éste, pudimos disfrutar de The Legend Of Zelda: Twilight Princess. Sin embargo, Twilight Princess fue un juego diseñado originalmente para GameCube y no aprovechaba las bondades del Wiimote. Ahora llega el verdadero Zelda para Wii, Skyward Sword, el auténtico título de la saga que saca provecho al Wiimote como ningún otro juego hasta ahora. Una vez introduzcas el disco en la consola no querrás despegarte de la pantalla en ningún momento hasta completarlo sintiendo que realmente formas parte de la historia. ¡Vuelve Link, vuelve la AVENTURA!

Zelda Skyward Sword

La historia se desarrolla en Altárea, una de las islas flotantes que se encuentra en el espeso Mar De Nubes de Celéstea, hogar de nuestro héroe. Nos encontramos con un joven Link, que se prepara como caballero en la Academia De Caballeros, y con la bella Zelda, que encarna a la joven sacerdotisa de la región, siendo amigos desde la infancia y teniendo una relación muy estrecha y especial. Más allá de su alegre poblado, ningún personaje conoce lo que se esconde bajo el espeso Mar De Nubes y todo se basa en leyendas y mitos. Los habitantes del cielo se mueven a lomos de los Pelícaros, unas enormes aves de colores intensos que mantienen un fuerte vínculo con sus dueños, siendo la de Link de color rojo, toda una rareza en su mundo y con una agilidad y fuerza superiores a las del resto de aves.

Zelda Skyward Sword

Al poco de comenzar la aventura un extraño suceso hará que Zelda desaparezca, siendo nuestra misión buscarla, pero no en el cielo, sino en las Tierras Inferiores. La historia es prácticamente perfecta y os atrapará desde el primer momento. Encantará sobre todo a los fans de la saga, con un argumento importantísimo para entender todos estos 25 años de historia, cómo da origen y explica muchas de las incógnitas de los anteriores títulos, revelándonos por ejemplo el origen de la Espada Maestra o de la Trifuerza.

Nuestra consejera y acompañante durante nuestro viaje será Fay, un personaje divino y espiritual que reside en el filo de nuestra espada y que nos dará consejos, pistas y rumores de cada zona que visitemos. Habrán momentos y situaciones en los que nuestra compañera no podrá seguirnos y sin embargo sin saber por qué echaremos de menos su presencia. En esta ocasión el villano no será Ganondorf, sino el poderoso Grahim, que a lo largo de la aventura pondrá en más de un aprieto al protagonista.

Zelda Skyward Sword

En este juego, a diferencia del resto, no aparecen llanuras o campo abiertos alguno, sino que todo el mapa está lleno de saltos, pendientes, interruptores, puertas… siendo el Zelda más plataformero y exigente en cuanto a avance se refiere controlando a un Link mucho más rápido y ágil. El personaje contará con un medidor de cansancio o resistencia que toma mucho protagonismo y al que habrá que prestar atención. Casi cualquier acción que se salga de la norma lo consume, como correr o escalar, y se rellenará cuando dejemos a Link descansar o cojamos unos frutos especiales que se encuentran repartidos por el escenario. El mapa del juego está compuesto por 4 enormes zonas: cielo, bosque, desierto y volcán, y para ir de una a otra tendremos hacer uso de nuestro fiel Pelícaro. Todas las zonas son altamente rejugables, con miles de secretos por descubrir y a los que sólo podremos acceder si disponemos de los objetos necesarios para ello.

Si anteriormente podíamos distinguir entre mazmorras en sí y el mundo abierto, ahora el juego entero es una gran mazmorra y cuenta con sus propios caminos, puzles, cofres y secretos. Al principio de la aventura las mazmorras serán mas bien pequeñas y no muy largas de superar, creciendo el número, tamaño y dificultad de éstas a medida que avanza la historia, llegándonos a encontrar con mazmorras enormes y muy complejas que pondrán a prueba nuestra inteligencia, nuestra deducción y capacidad para resolver todos sus misterios. Es sobre todo en este punto cuando nos damos cuenta de lo complejas que son y lo bien diseñadas que están, tanto que está todo calculado al milímetro.

Zelda Skyward Sword

Las pendientes, obstáculos, piedras e incluso enemigos que nos iremos encontrando no están colocados ahí porque sí. Cada elemento y criatura del juego están colocados de forma estratégica e intencionada, siendo todos ellos necesarios para resolver los puzles y poder continuar; por ejemplo, venciendo a un determinado enemigo con forma de crustáceo podremos subirnos a su concha y de este modo cruzar hasta una determinada zona que de otro modo sería imposible superar. Su jugabilidad es adictiva e intensa, repleta de situaciones distintas, presididas por la exploración, el ingenio y la acción. No es un juego fácil y desde el primer momento la dificultad será algo elevada, subiendo ésta a medida que avanzamos.

Movemos al personaje con el Nunchuk y nuestra espada u objeto con el Wiimote, siendo un requisito indispensable y obligatorio disponer de Wii Motion Plus o el mando Wiimote con Motion Plus ya integrado. Cuando desenfundamos la espada, el movimiento que hagamos con el mando se refleja en esta, siendo el control del movimiento de Link más completo que nunca y totalmente imprescindible para resolver los puzles y a la hora de atacar a nuestros enemigos.

Casi desde el principio del juego habrán monstruos que requieren que realicemos con la espada un tajo en concreto, por ejemplo, unas plantas carnívoras que dependiendo de cómo abran la boca, habrá que hacer un ataque en vertical u horizontal con la espada. Poco a poco la cosa se va complicando y nos encontraremos con unos enemigos que cambian en tiempo real su rutina de defensa y ataque, lo que nos exigirán realizar movimientos muy concretos y precisos si queremos salir victoriosos. Todo se basa en saber blandir la espada con precisión, algo que al principio y en los primeros enfrentamientos cuesta un poco y querremos acabar rápido con los enemigos pero esto en Skyward Sword no funciona así y habrá que calcular cada tajo que realicemos. Los combates ahora son mucho más variados, tensos, exigentes y divertidos y la sensación de tener la Espada Maestra en nuestras manos es casi absoluta, como ningún otro juego de Wii ha logrado hasta ahora. Es necesario ser pacientes y aprender correctamente el noble arte de la espada. Aquellos que sean impacientes y den espadazos a lo loco no les servirá de nada.

Zelda Skyward Sword

En este juego no pueden faltar las herramientas y accesorios de siempre como el Tirachinas, el Gancho o las Bombas, a los que se les unen varios nuevos, como el Telescarabajo o el Ánfora de Aire. Cuantas más de estas herramientas encontremos más se van complicando los puzles de las mazmorras y exteriores, donde tendremos que ser habilidosos y sobre todo tener paciencia, teniendo que saber muy bien qué artefacto usar en cada momento para abrir una puerta o activar un determinado mecanismo. Apuntar con el arco o lanzar el Telescarabajo y dirigirlo en el aire es una gozada siendo una experiencia muy gratificante. Una vez tengamos todos los accesorios, armas y habilidades es un placer volver a explorar las tres grandes regiones de las Tierras inferiores, con muchos objetos y secretos por descubrir.

Se han añadido toques roleros como disponer de varios inventarios y una ruleta para poder cambiar rápidamente entre las distintas armas o herramientas que dispongamos. Podremos recoger insectos, minerales u objetos, que servirán para mejorar nuestras armas y artilugios, como crear un escudo más resistente, conseguir que el telescarabajo sea más veloz o que podamos disparar cinco proyectiles a la vez con el tirachinas son solo algunos ejemplos. Link va mejorando y obteniendo más habilidades, otorgadas por la Diosa o por nuestros maestros de la Academia.

Zelda Skyward Sword

Si en anteriores juegos debíamos acudir a varias ciudades o pueblos y llamar puerta por puerta, ahora todas las compras, arreglos y mejoras de armas se hacen desde el bazar de Altárea, es decir, en un único establecimiento podremos encontrar todo lo que necesitemos sin necesidad de perder tiempo en acudir a un sitio u otro. Ahora todo es más fácil y accesible. Todos los insectos y materiales que hayamos ido recogiendo a la largo de la aventura, podremos convertirlos aquí en materias primas para crear nuevas pociones o mejoras. Además del bazar tenemos la tienda voladora de Terry donde poder adquirir carísimas mercancías, sólo al alcance de aquellos que posean un buen puñado de rupias.

El cielo de Celéstea recuerda mucho al mar del genial TLOZ: The Wind Waker y será el nuevo mar que exploraremos a lomos de nuestro Pelícaro. Las islas que rodean a Altárea están llenas de misiones secundarias, minijuegos, tiendas especiales y cofres secretos. La ciudad también esconde muchos secretos por descubrir con misiones secundarias en las que debemos prestar ayuda a los aldeanos, como ayudar a una madre que ha perdido a su hija o encontrar ciertos objetos. Existe también la posibilidad de irse a dormir a la cama de tu habitación y despertar por la noche, encontrándonos con una ciudad muy diferente a la que encontramos de día, habiendo monstruos por doquier o poder hacer misiones secundarias que sólo de noche pueden realizarse. Todo estos añadidos alargan la vida del juego muchísimas más horas que si nos dedicamos a completar la historia a lo loco, pudiendo también conseguir jugosas mejoras que agradeceremos enormemente.

Zelda Skyward Sword

Al igual que en Ocarina Of Time, Link podrá hacer uso de un instrumento musical que se convertirá, al igual que lo hizo en su día la famosísima ocarina, en una pieza clave para el desarrollo de la historia y en una llave para poder descubrir secretos que se esconden en el juego. En este caso, contaremos con la Lira de Zelda. Ejecutar con ella melodías es muy sencillo y a la hora de tocar el instrumento, con una respuesta perfecta del Wiimote, da la sensación de que realmente acariciamos las cuerdas de la Lira, logrando con ella resolver puzles y avanzar en la aventura.

Visualmente, TLOZ: Skyward Sword, es un juego precioso, único, donde recorrer y contemplar sus escenarios y localidades son un placer para la vista, es como estar contemplando un cuadro de Cézanne. Óleo en movimiento. El color, la luz y las animaciones de los personajes y elementos del juego os sorprenderán, exprimiendo la consola hasta el límite. Las animaciones y diseños de los personajes son sencillamente geniales, nunca antes vista en ninguna entrega, teniendo cada uno de ellos una gran belleza con movimientos muy naturales. Como es habitual en la saga, el juego no estará doblado en ningún idioma y sólo escucharemos ruidos y gemidos, eso sí, todo traducido a un perfecto castellano.

La música del juego es sublime, magistral, encontrándonos con piezas orquestadas de gran calidad que en ocasiones nos pondrán el vello de punto. Sin embargo sí es cierto que a veces las melodías de los escenarios no están a la altura de las piezas orquestadas, pero cumplen perfectamente su cometido y nos meterán de lleno en la partida. Un detalle que encantará a los fans es poder disfrutar de temas clásicos de la saga en momentos que son capaces de emocionarte.

Zelda Skyward Sword

Completar el juego nos llevará tranquilamente unas 40 horas, y si a éstas le sumamos las misiones, desafíos extra y secretos por descubrir podríamos disfrutar tranquilamente de más de 70 horas de juego. Una vez completado podremos jugar una segunda vuelta aún más difícil y el tradicional modo Boss Battle, donde podremos jugar los jefes del juego uno tras otro hasta que sobrevivamos.

Skyward Sword es una obra exigente y adictiva, un antes y un después en la saga que por fin mete al jugador de lleno en la partida. Durante las más de 70 horas que os puede llevar completarlo cuesta separarse un segundo del mando. Engancha de una manera tan brutal que podríamos estar jugando horas y horas sin darnos cuenta puesto que querremos saber cómo continúa la interesante historia y también conocer los escenarios y personajes que nos aguardan. Podríamos decir que es el Zelda más grande jamás creado, con miles de secretos por descubrir y con una historia más madura, compleja y sorprendente, siendo para muchos la consola Wii una compra obligatoria única y exclusivamente para poder disfrutar de este título. Wii se despide de manera inmejorable con una aventura épica que será recordada durante muchos años. Hasta entonces seguiremos esperando el regreso del mayor aventurero que ha dado la historia de los videojuegos. ¡Larga vida a Link! [10]

  1. Estoy totalmente de acuerdo con el redactor. El juego es una maravilla y las horas pasan volando cuando estás ante él. Yo estoy procurando jugarlo despacio, tranquilamente. Moviéndome de un sitio a otro con pausa y siendo exhaustivo para no dejar gran cosa atrás. Está siendo una experiencia jugable fantástica. El juego es en sí complejo (tanto en manejo como en el desarrollo) pero mientras avanzas te das cuenta de que la curva de dificultad y la tuya propia de aprendizaje están muy bien compensadas.

    A lo único a lo que pondría una pega es al malo de la historia. No sé, llevo 2 o 3 encontronazos con él y no me acaba de convencer. No me produce la misma sensación que Ganondorf, por ejemplo.

Deja un comentario