Planet Zoo y el testigo de Zoo Tycoon

Hace tan sólo un par de días desde que Planet Zoo vio la luz. EL título de gestión y simulación de los creadores de Jurassic World Evolution o Planet Coaster cuenta con la responsabilidad de recoger lo sembrado por Zoo Tycoon y aplicarle el sello de Frontier Developments ¿Conseguirá el título estar a la altura?

¿A qué aspirar?

Antes de nada, el título de Frontier tiene que llenar el vacío que dejó Zoo Tycoon. Los títulos de gestión y simulación son la especialidad de la desarrolladora, pero también es un género en el que los jugadores son realmente exigentes. Al fin y al cabo, son juegos en los que hay que invertir una gran cantidad de horas para lograr lo que tengamos en mente, y los Zoo Tycoon eran especialistas en ello. Por lo tanto, uno de los principales retos a los que Planet Zoo se enfrenta es al de no dejarse intimidar por la sombra de Zoo Tycoon y, a su vez, tratar de beber de todo lo que hizo bien la saga.

Por otro lado, Planet Zoo tampoco debe dejarse intimidar por la conocida saga de gestión. Es cierto que el nombre de Zoo Tycoon es uno muy conocido para los fans del género, pero también lo es que no hay que ofrecer exactamente lo mismo que ofrecían estos. Las similitudes van a estar ahí porque es imposible que no las haya, pero, a su vez, Planet Zoo ha de desmarcarse del clásico título por su bien y por el de los jugadores, que llevan esperando durante mucho tiempo una actualización de las mecánicas y la jugabilidad de hace ya casi dos décadas.

Además, no hay que olvidarse del recurso más importante en un título de gestión de un zoo: los animales. Por lo que hemos podido ver, los animales en Planet Zoo estarán más vivos que nunca y esto supondrá un gran aliciente para los fans de Zoo Tycoon que busquen una experiencia actualizada. Por supuesto, la gestión va ligada a los animales, gira en torno a ellos: los visitantes, las instalaciones, el personal… Todo tiene que tener en cuenta a los animales, y Planet Zoo se enfrenta al reto de crear una gestión efectiva y entretenida que, además de simular el comportamiento real de los animales, sea coherente con lo que propone. No se puede crear una fauna tan viva y convincente si la gestión que la rodea no convence.

¿De qué distanciarse?

Si hay algo en lo que Planet Zoo no tiene que caer es en la repetición de lo antiguo. A todos nos gustó Zoo Tycoon, por supuesto, pero no queremos un Zoo Tycoon nuevo, queremos una actualización de aquel juego de gestión que nos enamoró hace 18 años y que continuó en 2004 con Zoo Tycoon 2. Ambos eran juegos excelentes en su época, y lo siguen siendo, pero la comunidad de jugadores ha evolucionado, se ha expandido y, como todo cuando se hace masivo, se ha vuelto más exigente.

Por lo tanto, Planet Zoo debe huir de los tópicos en los juegos de gestión. El game loop de los mismos funciona, sí, pero funciona mejor si se adapta a las necesidades de cada juego para ofrecer al jugador una experiencia ajustada a lo que se promete. Jurassic World Evolution fue un buen ejemplo de que Frontier puede enfrentarse a un juego de gestión con seres vivos, pero se cavaba convirtiendo en un juego con limitaciones y un ciclo de vida que acababa tendiendo hacia lo repetitivo, por muy bien construido que estuviese. Así, Frontier tiene que apostar por lo logrado en su anterior título y evolucionarlo de tal forma que no se sienta como un Jurassic World Evolution pero con animales reales.

La evolución es la clave

De Frontier Developments depende sentar las bases de cómo enfocar un juego de gestión que gira alrededor de seres vivos. Para que esto sea satisfactorio, los seres vivos tienen que parecer eso, seres dotados de vida e inteligencia en mayor o menor medida. Y la gestión del zoo debe ir acorde a las necesidades de cada animal y de los visitantes, pero evitando la repetición excesiva de lo ya conocido y los tópicos del género de gestión y simulación. Planet Zoo tiene que mirarse al espejo y no ver a un nuevo Zoo Tycoon, sino verse a sí mismo, un nuevo enfoque inspirado y a la vez alejado de una saga que se hizo famosa por las buenas decisiones que supo tomar.

Deja un comentario