Prey Mooncrash, así es como se hace un DLC

Desde que Bethesda jugó con la posibilidad de ver nuevo contenido de Prey durante su conferencia en el E3 2018, siempre tuve la certeza de que no veríamos una secuela, sino un DLC. Efectivamente ese día anunciaron Prey Mooncrash, un contenido descargable que debería ser ejemplo para todas las compañías que buscan alargar sus juegos con este tipo complementos.

Prey Mooncrash

Viviendo un tormento eterno

Prey Mooncrash nos saca de la Talos I, lugar donde se presentan todos los acontecimientos del juego principal, para llevarnos a la estación lunar Pytheas, pero además de esto, lo hacemos a través de una simulación, ya que un hacker se hace con los archivos de una de las estaciones de Transtar y comienza a experimentar de primera mano lo que los empleados de dicha estación vivieron en aquel lugar.

Es así como estamos frente un juego con una rejugabilidad infinita, donde lo más importante es encontrar diferentes maneras de superar las pruebas y así conocer las historias de cada uno de los personajes que habitaban en esa estación lunar infestada de extraterrestres tifón.

Un juego en constante cambio

Lo mejor que tiene Prey Mooncrash, es que se siente como varios juegos en uno. Inicialmente vamos a una especie de tutorial donde un personaje debe encontrar la manera de salir de la estación lunar con vida. Una vez lo logra, nos damos cuenta que existen cuatro personajes más que debemos ir desbloqueando y así poder realizar la misión final de este DLC, la cual es, lograr terminar la simulación con los cinco personajes, pero que ninguno de estos muera en el proceso.

Prey Mooncrash

Así pues, yo decidí comenzar desbloqueando los personajes y consiguiendo dinero para irlos equipando mejor con armas, planos y demás elementos que me permitieran entrar lo más preparado posible para el reto final. Allí pude experimentar eso de los escenarios generados de forma aleatoria. La estación es siempre la misma físicamente, sin embargo, cambian los enemigos, las armas o el estado de las instalaciones, de nada sirve tener una estrategia, porque el lugar nunca es el mismo.

De esta manera el juego pasa de ser un simple FPS a tomar tintes de survival a medida que vamos encontrando los personajes. Con toda la plantilla completa, el tema ya toma tintes de estrategia, ya que los estragos de uno de los personajes, afecta la simulación de los demás, entonces no es para nada aconsejable tomar todos los suministros en la primera pasada y siempre es necesario pensar que aún quedan personajes por escapar.

Cada quien por su cuenta

Los cinco personajes disponibles se reparten las habilidades que pudimos ver en la entrega principal, de esta manera se nota el toque estratégico del título, no solo al momento de escoger el personaje para las primeras pasadas, sino también para determinar un orden a la hora de salir los cinco al tiempo. Unos personajes son expertos en armas, otros en las habilidades tifón, algunos más sigilosos y otros presentan experticia en habilidades técnicas. Lo mejor de todo es que la estación espacial es muy variada y hay espacio para todos y sus correspondientes habilidades.

Prey Mooncrash

Nunca veremos a estos personajes juntos, pero, como le decía unos párrafos más arriba, es muy importante aprovechar sus habilidades para que los demás puedan encontrar mucho más fácil la salida. Mención aparte para Riley Yu, hermana de los protagonistas de la aventura principal y cuya presencia me sorprendió bastante en cuanto a sus habilidades y también su historia.

No te tomes tu tiempo

Cuando jugué este nuevo Prey por primera vez, siempre intenté hacer las cosas de manera sigilosa, siendo paciente y esperando el momento apropiado para atacar. Aquí intenté hacer lo mismo, hasta que el juego me presentó un giro bastante interesante. Con el pasar el tiempo los enemigos se vuelven más poderosos debido a una corrupción en la simulación, hasta ahí, no había problema, nada que las armas y el ingenio no pudieran superar.

Sin embargo, cuando se llega al límite del nivel cinco de corrupción, la simulación nos expulsa de inmediato y es necesario comenzar de nuevo. Para complicar más las cosas, el nivel de corrupción se mantiene entre personajes, por lo que nuevamente la estrategia entra en juego y el personaje más poderoso es el que debe entrar en juego al final, si es que queremos superar el reto o por lo menos eso fue lo que yo hice.

Prey Mooncrash

Aún queda mucho por contar

Si, puede que Prey Mooncrash parezca como un simple contenido adicional, sin embargo, cada uno de los cinco personajes involucrados tiene una historia que contar y eso expande aún más ese universo creado por Arkane Studios. Ya sea algo relacionado con los experimentos de los hermanos Yu, la Talos I o la estación lunar, la narrativa hace presencia y es importante.

De hecho pienso que no sería extraño que veamos algún tipo de conexión entre lo sucedido aquí y una secuela de Prey, ya que el equipo de desarrollo incluso se toma la libertad de agregar nuevos enemigos, como los tiburones tifón y también nuevas armas, como esa especie de sable láser, muy pero muy chula. Todo parece un pequeño adelanto de lo que nos espera.

Conclusión

Prey Mooncrash está a la altura del título original, brindando nuevas misiones, personajes, armamento, enemigos e incluso historias que pueden llegar a incidir en una secuela. Esto enmarcado en un escenario cambiante y retador. Arkane Studios ha dado en el clavo, no solo resucitando la franquicia, sino manteniéndola a flote.

Hace prácticamente un año tuve la fortuna de analizar Prey y debo decir que me sentí como si nunca lo hubiese dejado de jugar. Las mecánicas siguen siendo simples y el juego es sumamente entretenido. Todo lo que el juego presenta encaja de maravilla y no se siente apresurado o como una excusa para sacar dinero. Un verdadero ejemplo ejemplo a seguir para todas las compañías que desean dar más vida a sus títulos a través del contenido descargable. [100]

Deja un comentario