Psychonauts, un divertido viaje por la mente

Debo admitir que poco a poco me he ido acomodando en el tren del hype generado por la segunda entrega de Psychonauts y nada mejor que entrarle en forma jugando la primera parte, que la tuve por mucho tiempo en mi lista de pendientes.

psychonauts

Un mundo de locos

Por mucho tiempo escuché hablar de Psychonauts y el alboroto por su secuela me llamó mucho la atención. El primer titulo fue lanzado en 2005 y gracias a que Double Fine forma parte de Xbox Game Studios y la retrocompatibilidad que ofrecen sus consolas pude ponerle las manos encima.

Todo comienza con Razputin “Raz” Aquato, un joven acróbata que busca aumentar sus poderes psíquicos en un campamento de verano. Raz quiere fortalecer dichas habilidades y formar parte de los Psychonauts, un grupo de agentes muy poderosos que buscan eliminar a villanos con habilidades similares.

Todo se complica cuando el doctor Loboto comienza a robar cerebros a los niños del campamento y a utilizarlos para sus armas. Raz, que apenas se encuentra conociendo los peligros de la mente, decide hacerle frente al loco doctor.

Interesante mezcla

Psychonauts se presenta como un juego de plataformas, pero no lo es al 100%. Es una mezcla interesante entre este género y los juegos de aventura que tan bien le salen a Double Fine. Es así como tendremos que hacer uso de nuestro intelecto y las habilidades de Raz para resolver acertijos utilizando los objetos y poderes necesarios.

Tenemos mundos semi abiertos, como el campamento o la feria y otros más cerrados que se ubican en las mentes de los personajes. A ellas accedemos a través de una puerta que Raz lleva consigo en todo momento. Dentro de cada mundo tenemos coleccionables como maletas, siluetas y telarañas, lo que le otorga rejugabilidad al titulo.

Muchos de esos objetos serán inaccesibles durante nuestra primera pasada, pero al obtener nuevas habilidades podemos regresar y completar los niveles por completo, tarea que no es para nada sencilla.

psychonauts

Un juego de otra época

Queda muy claro que Psychonauts es un juego de otra época. Gráficamente no ha envejecido bien, aunque tampoco luce tan mal. Aunque si sufre los problemas de algunos juegos de su generación. Malos ángulos, controles poco pulidos y temas de perspectiva que perjudican un poco la jugabilidad.

A pesar de todo es un buen título. Con personajes muy interesantes, algunos bastante divertidos y otros muy locos. Queda claro que Tim Schafer y compañía dieron riendo suelta a sus ideas más alocadas y las presentaron de una manera interesantísima.

Niveles increíbles

Lo que más me sorprendió del juego fueron sus niveles. Como dicen, cada cabeza es un mundo y aquí los representaron de maneras impresionantes. Un vecindario protegido por los agentes más idiotas del mundo. Un nivel entre mexicano y español dominado por colores fluorescentes o una carpa de circo/carniceria.

psychonauts

Este último corresponde al nivel final y debo decir que me puso a prueba. Es un reto interesante y por momentos frustrante, precisamente por las limitaciones técnicas del juego. Cuando se cree superado algo pasa, muchas veces son situaciones fuera de nuestro control.

Conclusiones

Psychonauts me sorprendió gratamente. Hablamos de un juego de 2005 que después de casi 16 años se puede disfrutar sin problema, con unas mecánicas interesantes, personajes entrañables y que puede suponer un reto bastante divertido.

Si, es claro que mantiene esos problemas de muchos juegos de su época, que por momentos puede llegar a frustrar, además de un apartado gráfico que vivió años mejores, pero no por eso deja de ser un título interesante y llamativo.

psychonauts

Si ya me había montado al tren de la secuela, ahora si me he acomodado y espero con ansias el regreso de las aventura de Raz, que por sus diferentes adelantos puede decir que luce sensacional.[80]

Deja un comentario