Reportaje: ¿Es posible jugar a videojuegos al viajar?

Viajar es una de las actividades más apasionantes que podemos hacer. Tener la posibilidad de descubrir nuevas culturas, disfrutar de parajes increíbles o degustar platos muy diferentes por todo el globo, suena muy bien, ¿a que sí?

Y aunque el tiempo que tenemos para viajar suele ser escaso, en muchos momentos nos gustaría poder disfrutar de algún videojuego; sobre todo si tenemos largas escalas en los aeropuertos o si la lluvia hace acto de presencia y nos estropea el maravilloso día de playa que habíamos planeado.Y con esa intención llegamos a estas líneas. Llevo ya casi 6 meses de viaje por Asia y no han sido pocos los momentos que he querido jugar a videojuegos, por eso hoy he pensado en recomendarte los 6 juegos a los que más horas he dedicado y que creo que son perfectos para no abandonar tu afición mientras te mueves alrededor del mundo. Eso sí, ¡no olvides disfrutar también del destino al que te ha dado por viajar!

Estoy seguro de que conocerás todos o casi todos los juegos de esta lista ya que todos tienen ya más de un año a sus espaldas. Además, verás que no necesitas una máquina muy potente para jugarlos por lo que seguro que en ese pequeño ordenador que llevas hasta arriba de series y películas para los trayectos largos podrás jugarlos. Acompáñame a descubrir estos 6 títulos indispensables para tus viajes.

Age of Mythology (12€ en Steam)

Bueno, realmente cualquiera de la saga Age podría servir para encabezar esta lista. Pero quizás es Age of Mythology mi preferido por la posibilidad de combatir junto a grandes héroes de la antigüedad como Ajax o Agamenón y combatir contra multitud de criaturas mitológicas. Su campaña es muy entretenida y lleva a nuestros protagonistas a recorrer medio mundo para salvarlo de la llegada de los titanes. Y si esta extensa campaña no termina de satisfacerte tienes a tu disposición un modo multijugador (en el que también puedes combatir contra la IA) en el que pasar horas y horas asediando fortalezas, recolectando recursos y conquistando reinos.

Stardew Valley (7€ en Steam)

Presente ya en 4 consolas (¿llegará a superar a Skyrim?) este simulador de granja se aleja del método Farmville y nos presenta una verdadera obra de arte. Tendrás que gestionar la granja (y no olvidarte de las estaciones) relacionarte con tus vecinos para avanzar en la trama e incluso podrás alejarte de la casi monótona vida del campo acudiendo a la mina a acabar con los enemigos que la infestan. Este juego promete horas y horas de entretenimiento y diversión, así que es perfecto para lidiar con esas horas muertas a las que nos enfrentamos en los aeropuertos.

Game Dev Tycoon (1,74€ en Steam)

Desarrollar videojuegos nunca fue tan fácil y tan barato. En este juego de simulación encarnamos a un aficionado por los videojuegos que decide comenzar el gran sueño desde su propio garaje. A partir de aquí y mientras intentamos que nuestros productos agraden a los medios y a los jugadores tendremos que crecer en el sector.

Eternal Card Game (Gratuito)

En esta lista podrían haber entrado también Hearthstone, Magic o incluso Gwent y que no aparezcan es simplemente porque ya jugaba (de forma muy casual, por supuesto) a Eternal antes de lanzarme a la aventura. Así de fácil.

La forma en la que están dibujados hechizos y criaturas y sus magníficas campañas y duelos contra la IA (sí amigos, no todo es competitivo en el mundo de los videojuegos) lo han convertido en uno de mis mejores acompañantes durante estos meses. Y si os gustan los juegos de cartas y no lo habéis probado, ya estáis tardando a añadirlo a vuestra biblioteca de Steam.

Brawlhalla (Gratuito)

Espero no insultar a los amantes de grandes juegos de lucha como Tekken, Street Fighter o Dragon Ball, pero para mí, Brawlhalla es una gran opción para todos los que, por la potencia de sus ordenadores, no pueden “darse de hostias” con otros jugadores. Este juego es perfecto para todos aquellos que no tengan la paciencia que se necesita para aprender los innumerables movimientos de los personajes de los juegos de lucha más famosos.

Brawlhalla busca la sencillez dando a cada uno de sus combatientes dos armas con las que derrotar a los enemigos; y para continuar con su simpleza solo necesitas utilizar las teclas de movimiento y dos teclas adicionales para lanzar ataques más o menos poderosos. Además, sigue la estela de Smash Bross con el objetivo final de lanzar a los adversarios fuera de la arena por lo que los momentos de tensión y diversión para no salir despedidos están asegurados.

Microsoft Solitaire Collection (Gratuito)

Y, por último, pero no por ello menos importante, la Joya de la Corona. No te lo esperabas, ¿verdad? ¿Cómo puede ser que habiendo tantísimos juegos en Steam, el Solitario de Windows haya sido al que más horas he jugado en estos meses en el extranjero? Para responder a eso tengo que empezar por lo fácil que es acceder a él. Al venir de fábrica en el dispositivo no necesita una conexión a internet (como sí la necesitan todos los juegos de Steam) para instalarse). Porque, al viajar por Europa, tener acceso a internet no es un problema, pero si os decidís a llegar a Asia, veréis que hay sitios donde ese maravilloso invento no ha llegado. Y es ahí cuando valoras de verdad el solitario.

Esta respuesta está por supuesto incompleta, ya que hay otro elemento por el que el Solitario se coloca a la cabeza de mis juegos más jugados estos meses: su jugabilidad. Es tan sencillo mover las cartas por la pantalla que no necesitas utilizar ni mesa (sí, a veces también es complicado encontrar una mesa por estos lares) ni ratón (nunca pensé que utilizaría tanto el touchpad).

Ahora que ya conocéis los juegos que me han acompañado estos meses, me gustaría saber a cuáles le dedicáis más horas cuando os vais una temporadita fuera de casa, si es que los hay. ¡Espero vuestras recomendaciones!

Deja un comentario