Se acerca una tormenta para Activision Blizzard

El título puede sonar a expansión de World of Warcraft pero no. En Activision Blizzard se ha dado inicio a una batalla entre los trabajadores y los altos dirigentes de la compañía por el respeto y la mejora de las condiciones laborales dentro del estudio. Todo comenzó con una demanda por parte del estado de California y va camino a una huelga por parte de los empleados.

Titan casual

El inicio de todo

Hace unos días surgió la noticia donde el estado de California se disponía a instaurar una demanda contra Activision Blizzard, después de realizar por dos años una investigación que reveló malos tratos y malas condiciones laborales para los trabajadores, en especial las mujeres.

Comentarios sexistas, discriminación, mayor carga laboral, menores sueldos e incluso un suicidio por una situación de acoso forman parte de esta investigación, que tomó a muchos por sorpresa. ¿En serio hablamos de Activision Blizzard, ese gran lugar donde prolifera la diversidad y se desarrollan juegos geniales?

Pues tal parece que sí. Después del anuncio de la demanda, muchos ex trabajadores confirmaron dichos comportamientos e incluso se quejaron por la falta de apoyo por parte de la gerencia para solucionarlos. Mientras tanto la empresa quiso lavarse las manos argumentando que ese comportamiento es cosa del pasado.

activision blizzard

J. Allen Brack, actual CEO de Blizzard

Intentando calmar las aguas

Kelvin Liu, director de comunicaciones corporativas respondió a varios medios, indicando que los resultados de dicha investigación son inadecuados y alejados de la realidad. Haciendo énfasis en lo mucho que valoran la diversidad y que no hay lugar en la compañía, ni en la industria para ese tipo de comportamientos.

Hizo hincapié en que por muchos años la compañía ha venido ajustando sus políticas y solucionando ese tipo de problemas. Además, que muchos de los comportamientos señalados no reflejan la imagen de la empresa en la actualidad.

El problema va en aumento

La respuesta de Liu no hizo más que avivar el fuego. Después de dichos comentarios, muchos de los actuales empleados de Activision Blizzard comenzaron a mostrar su descontento con el poco apoyo que les brinda la compañía y la respuesta tan “aberrante” que realizaron frente a la demanda.

activision blizzard

En una carta, firmada por aproximadamente 1000 empleados, se deja claro su descontento respecto a la falta de reconocimiento de las víctimas de estos malos tratos y no aceptar la seriedad de dichas acusaciones. A esto se suma la intención de suspender actividades el día miércoles 28 de Julio como un acto de protesta.

El malestar se extiende

Desde el anuncio de la demanda, muchos generadores de contenido han decidido suspender su actividades si tienen relación con algún juego de Activision Blizzard. Hablo puntualmente de streamers, que decidieron dejar de transmitir partidas de World of Warcraft, en su mayoría mujeres.

Me parece que es de admirar que hagan ese tipo de cosas, porque es una forma de mostrar que como consumidores, tampoco estamos de acuerdo con dichas prácticas. Creo que dentro de la industria de software, la de los videojuegos es de las que más requiere ajustes en cuanto a prácticas laborales.

activision blizzard

Muchos jugadores decidieron sentarse en las sesiones de WoW como forma de protesta

Es normal escuchar historias de dos o tres meses, si no es más, sin ver a la familia, porque se trabaja de lunes a domingo. Presión por cumplir con una entrega de algo que se sabe que no está bien o completo, incluso malos salarios. Para muchos estar en la industria es el trabajo de los sueños, pero son conscientes que trabajar en otro sector es más rentable.

Un cambio necesario

Creo que no podemos seguir siendo indiferentes a esto. La cultura actual nos ha llevado a querer consumir cuanto contenido sea de forma inmediata, intentar ver o jugar algo dos meses después de su lanzamiento ya es quedarse atrás y eso se transmite a los desarrolladores, los cuales van intentando generar nuevo contenido, en algunos casos, una vez cada dos meses.

Lo que sucede con Activision Blizzard es una muestra más de que las cosas deben cambiar y que es válido exigir dichos cambios. Las compañías deben ser consecuentes con lo que presentan de cara a los usuarios y como pasa en todos lados, no todo son abrazos y sonrisas, pero lo importante es reconocer los errores y aprender de ellos.

  1. Me encanta el hecho de que los empleados de una gran empresa como Activision blizzard se pongan de acuerdo para denunciar, no es sencillo que tantas (creo que son ya unos 1500) personas se pongan de acuerdo en algo, por tanto, ahí sucedió algo gordo.

    De todas maneras todos sabemos como va a acabar esto, igual que muchísimas oras denuncias a otras grandes empresas (Microsoft y Google por monopolios, grandes estafas, mega-marcas de ropa con trabajo infantil, etc…), en la nada. Una multa económica para ambas partes, estado de california y empleados, y se acabó, a seguir haciendo su trabajo, que es crear juegos.
    Dudo que la gente deje masivamente de comprar sus productos, igual que no se ha hecho con las antes mencionadas… una lastima, porque es una gran oportunidad para que las cosas cambien para los empleados, que son al final, los mas damnificados de toda esta historia.

    • Yo espero que si esto no hace cambiar las cosas, al menos contribuya para que haya un «pete» que sí que implique un cambio gordo. Al menos que la gente se de cuenta que tener un comité de trabajadores es algo positivo y no una amenaza.

      • Ojalá, la verdad. Pero para un empresario (no todos, pero en la mayoría) oír hablar de comité de trabajadores y convenios es como oír hablar de enemigos, y no debería de ser así, pero sabemos como va la cosa.

Deja un comentario