Vídeo comparativo de Bioshock

Las comparaciones son odiosas, pero cuando se trata de juegos de calidad y otrora exclusivos, tienen bastante miga, aunque sea para mantener vivo el debate entre los jugones. Las diferencias gráficas entre las dos versiones consoleras de Bioshock son prácticamente nulas, aunque no hay que ser un lince para comprobar que una de ellas, siguiendo la tónica de esta generación, parece verse algo mejor. Las otras diferencias residen en que una necesita 5 GB de disco duro y 10 minutos de instalación para ser jugada (PS3) y la otra salió al mercado hace poco más de un año y cuesta la mitad. Si tuviera ambas máquinas no me lo pensaría…

  1. Pues yo me he bajado la versión HD y veo las dos versiones iguales. Hay distinto contraste, supongo que por tener el contraste de PS3 en limitado, como de costumbre, pero más allá de eso no veo qué diferencias se supone que habría que ver.

    Lo que sí me gustaría saber es si han actualizado la física ragdoll de los enemigos, que en el original mostraba algunos bugs bastante cutres. Eso y menos popin (supongo que la instalación será suficiente para reducirlo) son las únicas mejoras técnicas que me parecen necesarias.

    Por cierto, a los que se quejan del precio. Podéis comprar el juego por 60 euros en España o podéis pedirlo a Play.com por 42. La elección es vuestra.

Deja un comentario