Yo me bajo del carro de los retrasos

Hablemos de RETRASOS. Esa palabra que nadie quiere escuchar en su vida, pero que siempre acaba llegando. Llegas feliz a la terminal de la que sale tu vuelo en 30 minutos y zasca, retraso. El paquete que te tenían que enviar de Amazon y se supone que llegaba hoy no está disponible, así queeee, sí, retraso. Tú pareja te dice que tie…, mejor dejamos ya el tema.

Retrasos

«Voy a echar un ojo a Twitter a ver qué se cuenta la gente…¡¿RETRASO!? ¿¿¡¡Cómo que retraso!!?? ¡¡¡¡¡ARRRGGGGGGHHHH!!!!!»

Pues sí, amigos, en el mundo de los videojuegos también solemos encontrar esta temida y odiada palabra tanto por desarrolladores como por los propios jugadores. Este término además genera pérdidas en los estudio que previamente ya habían establecido una fecha para la salida de su título, por lo que para ellos no es que sea una liberación el hecho de tener que retrasar su trabajo.

Como todos sabemos estas últimas semanas parece ser que todos se han querido subir al carro de los retrasos. The Order 1886, The Evil Within, TES Online en consolas, se oyen también rumores para Batman Arkham Knight o The Division. Pero es que anterior y recientemente ya habíamos sabido de otros retrasos sonados como The Witcher 3: Wild Hunt, Watch Dogs (que desde hace unos días ya tenemos a la venta), DriveClub, entre otros.

RetrasosLos retrasos son algo normal desde el principio de los tiempos, pero desde mi punto de vista, está siendo demasiado exagerado en esta nueva generación, sobre todo en las consolas, que tenemos en el mercado, en comparación con anteriores. No sé si es por tema de software en las nuevas consolas y la rompedora capacidad técnica de los PC, que favorecen al desequilibrio, o porque los desarrolladores no cumplen los plazos estipulados para el desarrollo o quizá por estrategias de mercado de las propias empresas que así ponen a sus juegos en la actualidad de los videojuegos.

Lo que sí está claro es que estos retrasos están haciendo flaco favor a las consolas de nueva generación, que ya de por sí disponen de catálogos más bien escasos. Si a esto le unimos el hecho de que no hacen más que sacar refritos de la anterior generación para engrosar estos catálogos, es normal que los jugadores se encuentren molestos con estos aplazamientos.

-«¡Y ahora se lo retrasamos a 2016, por lo menos!»
-«Jajajaja, ¡qué malotes somos!»

Con todo esto volvemos a entrar en otro debate que lleva en las comunidades videojueguiles durante estos primeros meses de vida de estas nuevas máquinas: ¿Acaso 2014 no era el año para sacarlas? ¿Hubiera sido mejor esperar un añito más y así complementarlas con catálogos que sí motiven a comprarlas? ¿Mejor tirar a por un PC de calidad, con un catálogo prácticamente infinito, y dejarse de chorradas?

No sé las respuestas, lo que sí sé es que como poseedor de una de estas máquinas me siento muy decepcionado con las promesas incumplidas por parte de los estudios, así como por el poco apoyo que se le está dando a este primer año de vida, que ya podría considerarse casi como un año perdido.

  1. Esto no son retrasos normales o mejor dicho anuncios de fechas reales, no entran dentro de lo «tolerable». Forman parte de un complot/timo para vendernos consolas nuevas vacías, huecas, anodinas… hummmm… con una enorme concavidad en su interior, lo que vienen a ser despejadas de juegos xD

    Pd: Eh!!! pero a tocarse todos con la enésima reedición de algún juego que ya tenemos todos.

    • efectivamente! yo me queria pillar la ps4 mas que nada por el batman y el W3, ademas con lo de pagarla a plazos me venia de lujo, ahora me parece que la compra va a sufrir un retraso…

      • Si es que NO hay juegos, todo se va a 2015, como se debieron de ir las máquinas. No hay más, nunca mejor dicho, todo dios lo ve, tengan lo que tengan o tuvieran pensado lo que tuvieran.

        Es el momento de pillarse una Wii U, dentro de un año hablamos de PS4 y XBO.
        (que yo ya tengo las dos y entonces seguro me pillo la de Chony, mi décima -lalalá-consola de la marca)

  2. Llevo con la play 4 desde que salió el primer día de lanzamiento. Ni un solo juego que echarme a la boca decente. Todo lo interesante retrasado hasta 2015. Lo que esta claro que el retrasado soy yo por no esperar.

      • Son legión los sonyers que piensan así, y muchos lo comentan abiertamente por la red, cabreados incluso (normal), aunque otros siguen defendiendo lo indefendible… aunque lo piensen.

        No hay nada malo en criticar, lo que o a quien sea, si lo merece y se hace con educación. Ni siquiera tiene por qué crear mal rollo, pero claro, las cabezas no están todas igual (de libres).

  3. Yo estoy totalmente desencantado al igual que vosotros y me parece un año tirado a la basura, ya que sólo nos vamos a nutrir de refritos y poco más. Pésima planificación tanto de Sony como de Microsoft.

    Las NUEVAS consolas necesitan juegos NUEVOS.

  4. Pingback: Nuevas aplicaciones para las consolas de Microsoft

  5. Mi comentario no lleva retraso lo lleva el dueño, que no se que es peor.

    Yo me compré la Ps4, hace un par de meses la puse a la venta…nadie la quiso. (aun sigo buscando comprador, poco uso, con las pegatinas del embalaje, acepto cambio por una SNES o una Ps2 seguro que consume menos y tiene mas catalogo, a y se me olvidaba es de color negro)

    Salió el infamous que parecía que nos abriría las puertas a los juegos next-gen y que a partir de su salida tendríamos que pedir créditos bancarios para comprar juegos…de nuevo erre.

    Me planteo la Xbox One, pero aun así te deja frió…(Aunque parece la Next-Gen que mas te da)

    Y cuesta reconocer pero la WiiU hay veces que me susurra al oido »pero que p*** de nueva generación es esta»

    Para concluir mi elegía a las next-gen, decir brevemente, en los últimos meses me ha comprado tantos juegos de Xbox 360 que me he tenido que comprar otro disco duro. FIN.

  6. Buenas, veo que el tema «retrasos» ha afilado los comentarios. Habrá que echarle humor.

    Voy a exponer mi punto de vista, algo rarete, acerca de esta next gen y por qué me parece «no tan mal» cómo están haciendo las cosas.
    Estoy bastante fuera del mundo gamer, no me lo tengan muy en cuenta.

    No me compré ni PS3 ni 360, alguna vez he comentado que, quitando las sagas «super ventas» que cada año superan a las anteriores, no alcanzo a reunir entre ambas una veintena de títulos con carisma e identidad (creo que los denomináis con «IP»). Y siempre hago referencia a PS2 con ICO o SotC, o a Dreamcast con Shenmue, como ejemplo de algo «diferente». Y siempre menciono a The Last Guardian como el gran retraso.

    Quisiera dejar clara mi opinión acerca de que la anterior generación vive por y para el Online o el Multiplayer y que no disponer de internet no te permitía actualizar o parchear errores del juego, y que, en muchos casos, el modo «Single Player» era una mera formalidad, convirtiendo al usuario final (el que se gasta 60-70€ en el juego) en un «Betatester de Pago».

    Me explico, sabemos y sabíamos que en 2014 no habría casi juegos Next Gen, aún así, se vendieron y venden miles de consolas.
    Las Grandes Sagas sí han acudido a su cita anual, y eso, para muchos, es suficiente aliciente como para adquirir una nueva máquina.

    Esperábamos más presencia de los Kits de desarrollo, y sus respectivos desarrolladores, para las nuevas máquinas, y muy poquito a poco lo Indie o semi-Indie (que nos mola más) se va haciendo huequito entre los AAA’s.

    Y, entiendo, que tanto Sony como MS, deben estar mirando muy de cerca las evoluciones de Ouya y SteamBox, así como los nuevos periféricos, Google glasses, Oculust Rift y demás, e incluso a la tecnología NFC, (¿Nintendo con una figura de Mario en vez de un disco? Mola!) por si alguno pega el «pelotazo».

    Y luego está Nintendo, que juega contra si misma en otra Liga.

    En resumen, y espero no ser malinterpretado, por supuesto me mata el desdén de las Grandes con el usuario final, pero esto no es nuevo y no «podemos» sentirnos tan engañados/decepcionados/sorprendidos.

    Considero que 2014 es un año de «transición» en el que las Grandes Compañías deben adaptarse a las nuevas herramientas que tienen entre manos y empezar a pensar en las que están por llegar.

    Así que pensemos en que 2015 será un año plagado de títulos que muestren algo del potencial de las consolas y de otros tantos juegos independientes y periféricos varios que dignifiquen el cambio generacional.

    Pero, entre tanto, hay que seguir alimentando al «monstruo», que es el Tamagotchi de todos.

    Por cierto, al Mundial van Torres y Villa (entre otros), eso es Next-Gen?
    -¡Raúl 4ever!- Dijo él.

    Pd: Disculpen el parrafazo, pero una vez empezado….

Deja un comentario