Análisis de Rush ‘n’ Attack: Ex Patriot para Xbox 360



De remakes va la cosa señores, y si hace poco me tocó analizar el Bionic Comando: Rearmed 2 ahora vengo a destripar el remake de Rush ‘n’ Attack para Xbox 360.

No voy a negarlo, después del chasco que me lleve con el otro remake del que os he hablado y viendo que la estética al principio era bastante similar iba con pies de plomo y sin muchas esperanzas, pero gracias a Dios me he encontrado con un título que aunque no sea mejor que la joya de Shadow Complex sí que se acerca bastante.

La historia nos sitúa en las carnes de un americano al que los rusos mantienen preso desde la Guerra Fría (el juego se sitúa 15 años después) en una cárcel de mala muerte. Al pobre yankee formaba parte de la misión de descubrir y desbaratar los planes que tenían los rusos con el Ulyssium, un material que llegó a la tierra en un cometa y que puede ser usado para crear potentes armas.

El juego comienza construyéndose sobre una buena historia, para que engañarnos y además se mantiene muy bien con una curiosa ambientación que a veces me recuerda a lo visto en Wolfensteing solo que cambiando el rollo de nazis avanzados tecnológicamente por soviéticos cabreados.

Rush ‘n’ Attack: Ex Patriot cuenta con tres niveles, si tres, no es una broma; Eso sí, los tres capítulos en dificultad normal me han durado sobre unas 5 o 6 horas, por lo que no está mal si además tenemos en cuenta que es un título arcade.

A través de los extensos niveles iremos armados con un simple cuchillo con el que aprovechando escondites y nuestro sigilo asesinaremos a los varios enemigos que nos encontremos, pero no es lo único, también podremos recoger sus armas para combatir, como un rifle, un lanzallamas o un lanzacohetes, y si eso no fuera suficiente también iremos desbloqueando a lo largo del juego nuevos combos de lucha. También podremos aprovechar el colgarnos de las plataformas o escalar por las paredes para lanzar a los enemigos hacia el suelo y poder derrotarlos sin ser visto.

Contaremos con objetos especiales que encontraremos por el escenario como cristales de Ulyssium coleccionables, gafas de visión nocturna, mascaras de gas, botiquines, granadas de diferentes tipos, torretas,… Gráficamente aprovecha bastante bien el Unreal Engine, aunque cuando la historia se centra en las conversaciones o en algún evento especial podremos ver que los modelados de los personajes pierden bastante, por lo que cada vez que alguien tiene que hablar utilizan un sistema de bocadillos con dibujos rollo comic que viene muy bien.

Los puntos negativos de este Rush ‘n’ Attack: Ex Patriot tienen bastante que ver con algunos de sus buenos; Y es que si has jugado al Shadow Complex puedes ver muchas similitudes, demasiadas en algunos puntos, además de que la historia te deja con ganas de más y no ofrece apenas rejugabilidad. Aparte deque los modelos de los personajes, en algunos puntos, pueden resultar de risa por muy arcade que sea.

En definitiva, Rush ‘n’ Attack: Ex Patriot, de Konami, es un título bastante entretenido, no llega al nivel de ser un indispensable pero si te gustan los títulos con este estilo y te llevaste un chasco con Bionic Comando ya estás tardando en comprarlo. Su precio, 800 mp en Xbox 360 y de 9,99€ en PSN.

Deja un comentario