No Man's Sky: Diario de abordo

Ya no recuerdo el día en que abandoné aquel planeta donde mi nave se averió. El motor de propulsión falló y tardé semanas en poder arreglarlo. Era un planeta frío, pero al menos a los centinelas no pareció importarle que cogiera lo que necesitaba para poder reparar mi nave y proseguir con el viaje. (más…)