Los GOTY 2015 de Akihabara Blues

Cada generación de hardware trae nuevas promesas jugables. Tanto las consolas como PCs son exprimidos al máximo por los desarrolladores que intentan justificar con cada lanzamiento los cientos de euros que cuesta evolucionar los bólidos Next-Gen. El salto generacional es un duro trámite para los bolsillos y tan solo con juegazos la factura se hace más llevadera.(más…)