E3 2016: Dropzone, una interesante mezcla entre RTS y MOBA

Durante el pasado E3 2016 nos acercamos al stand de la gente de Gameforge que nos proponen una nueva aproximación a la estrategia en tiempo real con su nuevo proyecto, Dropzone.

dropzone logo

Dropzone, intensos enfrentamientos con estrategia en tiempo real

Dropzone nos propone enfrentamientos de 15 minutos entre dos jugadores que, gestionando a un equipo de 3 héroes, deberán conseguir más puntos que su rival. Una de las maneras para aumentar el número en nuestro casillero es eliminar nidos de monstruos, recoger un orbe brillante que dejan al morir y llevarla al centro del mapa para realizar una sincronización que cerca de 10 segundos. Evidentemente, durante todo este proceso, tu rival puede tratar ponerte las cosas difíciles e incluso tratar de eliminar al portador del orbe para hacerse con ella.

El otro gran sistema para obtener puntos consiste en cumplir ciertas misiones. Al empezar una partida, el sistema propone una serie de objetivos de forma aleatoria y cumplir los requisitos impuestos se premia con puntos proporcionales al nivel de dificultad. En el caso de la demo pude jugar, recuerdo que uno de los objetivos de bajo beneficio era controlar las 4 torres de visión que había repartidas por el mapa y, por otro lado, la mayor recompensa se podía obtener al eliminar 2 monstruos épicos.

dropzone screenshot00004

Dropzone, toques de MOBA en RTS

Una de las particularidades de Dropzone es, sin duda, el hecho que debemos controlar 3 héroes en un sistema que me recuerda en cierta forma a los MOBAs. A diferencia de la mayoría de RTS más populares, en este título no se trata de construir una base, gestionar tu economía y crear ejércitos de la forma más eficiente posible, sino que, antes de empezar a jugar, deberemos elegir 3 personajes entre un plantel más extenso y diseñar el cuarteto de habilidades que tendrán disponibles. Una vez en partida, a medida que eliminemos monstruos podremos subir de nivel a nuestros personajes e ir desbloqueando esa selección de habilidades.

En términos de gestión de experiencia, una de las decisiones a nivel jugable que resultan singulares es que la adquisición de puntos se hace de manera global, todos nuestros héroes contribuyen a un marcador común, pero una vez alcancemos los puntos de experiencia necesaria para subir de nivel, podremos mejorar sólo uno de nuestros personajes. Esto hace que el proceso de selección de habilidades resulte algo más interesante ya que nos obliga a reflexionar sobre qué tipo de estrategia queremos seguir, equipamos a todo el mundo con habilidades menos potentes que se desbloquean a niveles bajos y mantenemos equilibrados los niveles durante la partida o equipamos movimientos más potentes y apostamos fuerte por uno de nuestros héroes.

dropzone screenshot00003

Dropzone, interesante pero no memorable

Tras cerca de 20 minutos de demo, entre partida y selección de campeones, debo decir que el enfoque me pareció interesante pero, en cambio, no me pareció memorable. Quizás se deba al hecho que para disfrutar plenamente de un título así hay que sumergirse en su mundo, entender a la perfección las interacciones entre habilidades y hacer cábalas sobre qué combinaciones son mejores, algo imposible de captar en una feria. Quizás se deba a que el adversario que tuve parecía bastante inexperto en este tipo de juegos y ese fervor del duelo quedó algo diluido. O quizás sea porque, si bien la forma de integrar las distintas mecánicas está bien hecha, tengo la sensación que ningún apartado es especialmente memorable.

Sea como fuere, Dropzone es un juego que recomendaría que siguieran los jugadores que disfruten de los MOBAs y/o los RTS. El concepto sobre el cual se fundamente este título es interesante, el juego aún está evolucionando y los desarrolladores tienen cierta experiencia en juegos de estrategia.

Deja un comentario