[Gamelab ’11] Impresiones finales con sabor agridulce

Una semana después, tras digerir todo el caos que ha sido la GameLab 2011 , y digo caos en el buen sentido, puesto que ha habido información de interés por todas partes y en todas las conferencias, viéndome sobrepasado para cubrirla, toca reflexionar sobre esta edición intermedia hacia su localización final hasta el 2015 en BCN.

Resumen Gamelab 2001

Debo decir que esta Gamelab 2011 no se ha librado de malas noticias o puntos negativos como la imposibilidad de conexión a las diversas wifis para la prensa, anulaciones de conferencias o presencias, espacio redicido = menos stands etc. A pesar de ello, el cartel de esta edición era de verdadero lujo: Hideo Kojima, Peter Molyneux Cliff Bleszinski, Trip Hawkins, Louis Castle, entre otros

A nivel general las conferencias fueron un poco distintas a lo que la mayoría esperaba de un evento como este. La fama que siempre ha tenido, o creo que ha tenido, Gamelab es la de un punto medio entre el mundo empresarial de los videojuegos y aquellos que siempre han querido entrar dentro del mundillo. Cierto es que se han podido hacer contactos, cerrar citas, negocios o seguro que alguna que otra licencia nueva entre pequeños desarrolladores y distribuidoras como “Zoombeer” futuramente para Xbox Live y PSNetwork, pero las conferencias me han dejado un amargo gusto de bucolidad que no esperaba. Todos eran buenos consejos, buenas estrategias e iniciativas, pero no decían mas allá de lo que superficialmente podían decir, no dejaba de ser una exposición de “Yo he logrado estar donde estoy porque me he buscado la vida haciendo esto o hice aquello”.

En ninguna de las conferencias no encontré alguien que dijera consejos reales para entrar en este mundo, como afrontar situaciones o búsqueda de recursos técnicos, como llegar a un estudio o como presentar un idea, normas, pautas etc. Resulta curioso que la una de las conferencias que encontré interesante para aquellos que están empezando fue la que la propia Microsoft dio sobre como programar en Kinect y que no despertó mucho entusiasmo general al ser demasiado técnica. Incluso me resultó inquietante que una entrevista privada con un estudio español de larga trayectoria me dijera cosas más reales o más provechosas que muchas de las conferencias juntas.

Pero también han habido cosas buenas, hemos tenido una gala de premios que muchos querrían tener: rápida, efectiva, dinámica y sobretodo cachonda, hemos tenido verdaderas estrellas del mundo en nuestra ciudad, hemos gozado de una cercanía con la organización que daba miedo, exclusivas como el modo horda 2.0 del Gears Of War 3 o la beta de Uncharted 3

En general, un sabor agridulce que espero que la localización temporal de este año sea la causa de muchos pequeños desastres que han tenido y que los próximos años sean mejores que este, ya que espero ver mas stands de desarrolladoras independientes o que empiezan en este duro mundo de grandes nombres.

  1. Louis Castle tampoco vino. Por lo menos el viernes que fue cuando me acerqué yo no se le vio el pelo. Salió el Della Roca en su lugar. Muy mal sabor de boca la verdad…

  2. Gamelab ha crecido demasiado en poco tiempo. En 2007 eran unas conferencias para 60 aficionados de la Universidad de Oviedo con las que te daban 4 creditos de Libre Configuracion y en 4 años ha pasado a lo que es ahora. Y eso nunca es bueno, porque se han saltado pasos para conseguir dicho crecimiento.

  3. Pingback: Gamelab 2012: Resumen del primer día

Deja un comentario