Mechas, disparos y diversión de alto rango con Hawken

Los Mechas, esos grandes robots destinados a ser la principal arma del combate en un futuro que puede que no sea tan lejano, son los protagonistas del nuevo juego llamado a convertirse uno de los pesos pesados en el universo de los F2P. Hoy, os hablamos de Hawken, este nuevo FPS que tiene toda la pinta de que va a dar mucho que hablar en el futuro. ¿Queréis saber qué nos ha parecido?

Hawken nos sitúa en un futuro lejano, en un planeta prácticamente desértico y exento de recursos en el que estos significan la vida y la muerte, originando como era de esperar, interminables batallas entre diferentes grupos, facciones o personas. Aunque la guerra dejó de librarse hace tiempo con ametralladoras corrientes y molientes, pasando a ser los protagonistas los mechas, aunque, en estas impresiones, vamos a dejar un poco de lado el trasfondo del juego y su apartado técnico (que no está precisamente mal sino todo lo contrario teniendo en cuenta que hablamos de un F2P) y vamos a centrarnos en la chicha, en qué nos ha parecido el juego en sí.

Por lo que hemos podido probar en la beta abierta (vosotros también podéis hacerlo siguiendo este enlace) Hawken tiene muchos ingredientes para convertirse en el rey de los Mechas durante mucho tiempo e incluso en una gran opción para los amantes de los FPS en general, sobre todo dada la saturación que tenemos ahora de títulos en el mismo marco bélico actual.

Lo primero que nos da Hawken es una posibilidad impresionante de escoger nuestro Mecha y modificarlo a nuestro propio gusto. Hemos de tener en cuenta, como no puede ser de otra manera, los pros y los contras de cada vehículo y del tipo de armamento que queramos asignarle. Actualmente podemos encontrar unos 12 Mechas cada uno con sus propias características, mejoras, árbol de habilidades y opciones de personalización. Dependiendo de lo que queramos modificar deberemos usar créditos (para partes del cuerpo, armas o pintura) que pueden ser tanto gratuitos (consiguiéndolos a medida que acabamos las batallas) o previo pago (evidentemente estos chicos tienen que vivir de algo). Para las habilidades usaremos sus propios puntos, que iremos obteniendo a medida que usemos un vehículo de combate y lo vayamos subiendo de nivel (como si de un RPG se tratase) además, cada Mecha tiene sus propias mejoras básicas que aumentan de forma automática mientras subimos de nivel.

Como veis, en el apartado de la personalización hay mucha tela que rascar y deberemos escoger minuciosamente tanto el vehículo como el armamento que se adapta mejor a nuestro estilo de juego. Un servidor, por ejemplo, se encuentra más cómodo con un Mecha rápido y ágil acompañado de la mayor potencia de fuego que le sea posible. Evidentemente no todo son pros en mi vehículo de combate estándar puesto que mi blindaje y mi vida quedan drásticamente reducidos.

Todos estos pequeños detalles afectan al desarrollo del combate y, por si fuera poco, también deberemos de tener en cuenta el nivel de sobrecalentamiento de nuestras armas, que podría quedar inutilizadas temporalmente si abusamos demasiado de su poder de fuego (no vale eso de disparar a diestro y siniestro con nuestro brazo/ametralladora hasta que no hubiera mañana).

En la beta hemos podido probar varios modos de juego, entre los que se encuentran los clásicos todos contra todos o muertes por equipos (llamados A Muerte y A.M. por equipos), Asalto de Misiles (el clásico modo de capturar las zonas) y Asedio (que viene siendo una especie de capturar la bandera un poco rara y peculiar pero que encaja a la perfección con el trasfondo del juego). Quizás a alguno os gustaría contar con algún modo de juego más, pero por el momento son más que suficientes y no sería raro que los mismos aumentaran en un futuro, cuando el título ya se encuentre comercializado.

Respecto al combate nos encontramos con un juego de acción rápida y desenfrenada en el que priman nuestra sapiencia con el uso de nuestro vehículo además de nuestra habilidad. Saber el tipo de robot rival al que nos estamos enfrentando y su variedad de armas o, por ejemplo, si vamos con un vehículo ligero detectarlo gracias al radar y aprovechar situaciones de ventaja para agenciarnos una baja serán factores decisivos a la hora de enfrascarnos en la batalla.

El gunplay resulta efectivo y no desentona con ninguno de los shooters que hay ahora mismo en el mercado para PC y los controles resultan fáciles e intuitivos y nos haremos con ellos desde el primer momento, no pretendiendo Hawken ser, en ningún momento, un simulador con una cantidad mareante de botones.

Por lo tanto, ¿merece la pena prestarle atención a Hawken? La respuesta está clara, sí. El juego tiene madera (más bien metal) y seguro que será del agrado de muchos de los amantes de la acción futurista o los FPS. Por el momento, pese a tratarse de una beta, el resultado del juego es más que satisfactorio así que, si podéis, probadlo, estoy seguro de que no os arrepentiréis. Como siempre, si tenéis alguna duda o queréis expresar vuestra opinión aquí debajo tenéis los comentarios (en los que también podéis ponerme a caldo).

  1. Tiene una pinta ACOJONANTE. Y encima es gratis. Eso sí, no tengo muy claro que los jugadores estemos educados para poder mirar a estos juegos freemium con los mismos ojos que los productos comerciales. Porque la pintaza que tiene Hawken quita el sentido, y no creo que se le esté dando el bombo que merece.

  2. Yo he estado jugando como un par de horas, y es un shooter bastante espectacular, vertiginoso a la hora de la acción, con un control bastante logrado, y con inmensas posibilidades de customización. Para los amantes de los CoD´s, Battlefield, etc, será una gozada. Para los que les gusten los juegos de mechas tipo ZOE, no lo veo… tiene un target de usuarios muy claro, así que los que gusten del gatillo rápido y las maniobras de evasión eléctricas, que no lo dejen pasar.

    • Sí, desde luego apuesta por la acción rápida. Su competidor evidente, MechWarrior Online, tira más a la simulación.

  3. Pingback: Nuevo parche para Hawken

Deja un comentario