Kevin Levine es un machote

Si es que de los grandes hombres sólo se pueden aprender grandes cosas. Grandes lecciones de la vida, como saber cómo priorizar tu tiempo e invertirlo en cosas realmente importantes. Como Kevin Levine, que se pasó 15 horas jugando a The Legend of Zelda… El último día que iba a estar con la chica con la que vivía. Los detalles escabrosos aquí. Y aquí el artículo largo en el que el creador de Bioshock desgrana todos los juegos que han marcado su vida.

Kevin Levine intentando adivinar si llevas tanga o braguitas

Kevin Levine intentando adivinar si llevas tanga o braguitas

Via | VG247 | Rock, Paper, Shotgun

  1. Menos mal que mi parienta tiene asumida mi faceta de jugón. Pero bueno, hay momentos en los q hay q saber dejar el vicio de lado, q es mejor q tener q soportarlas luego 3 dias dando la lata…

    Por cierto, el pie de foto se sale xDDD Vaya careto gigoló q ha puesto…

  2. Pingback: Kevin Levine y sus lecciones de amor para jugones | Ecetia

  3. Vaya crack. JUGOOON. Y yo que pensaba que era un viciado, veo que hay quien me gana. Primero las cosas del meter y luego las cosas del jugar, hay que tener claras tus prioridades en la vida.

  4. [quote comment=”193750″]Los Zeldas son muy grandes, pero de ahi a llegar a eso… como que no xDD. Hay prioridades y prioridades…[/quote]

    Solo hay una razon por la que cambiara el ultimo polvo con su novia por 15 horas al zelda. Es gay.

Deja un comentario