Opinión: ¿Ya no son culpables los videojuegos?

“Los hechos han sucedido sobre las 09.15 horas de la mañana, cuando el alumno ha llegado con retraso a su clase en el instituto, ha llamado a la puerta y una profesora, que imparte Lengua Castellana, le ha abierto(…) , momento en el que ha sacado la ballesta, al parecer hecha con bolígrafos, y le ha disparado cerca de la cara, provocándole heridas de diversa consideración.

Según testigos presenciales, el chico ha intentado agredir nuevamente a la profesora con un puñal cuando ésta ya se encontraba tendida en el suelo, antes de disparar nuevamente la ballesta contra una alumna de esa clase, hija de esa misma docente. Al oír los gritos, un profesor de una clase próxima se ha acercado al lugar y el joven le ha disparado a la altura del pecho, por lo que ha quedado malherido tendido en el suelo y, poco después, ha fallecido. El agresor ha entrado a otra clase y ha agredido a otro alumno con el arma blanca que llevaba, según las mismas fuentes. Al parecer, el profesor fallecido era un sustituto que apenas llevaba unas semanas en el instituto de secundaria.” (Fuente: El Mundo)

En este artículo examinaremos las noticias nacidas al calor de tan terrible acontecimiento para comprobar el tratamiento que le han dado. Posaremos nuestra mirada en cuatro diarios, El Mundo, El País, La Razón y el ABC. Al estar en un medio dedicado a los videojuegos nos centraremos especialmente en la visión que sobre estos han ofrecido los medios con respecto al homicidio.

Comenzando por El País, el día 22 de abril, miércoles, en el periódico El País el asesinato ya no era noticia de portada y antes de encontrar una mención a la noticia se encontraban otras, como por ejemplo “BBC anuncia la película de Grand Theft Auto” (Fuente: El País / Meristation). Más tarde, en el píe de la página del noticiario se encontraban las dos primeras referencias al suceso ocurrido el lunes, día 20, con el siguiente titular: “¡Os va a matar a todos!” (Fuente: El País) y “No sé cómo volver a clase después de lo que ha pasado” (Fuente: El País) ambas referencias extraídas de declaraciones de menores y, especialmente la primera, con fuertes connotaciones sensacionalistas.

Otras noticias en El País publicadas el día 22 son un gráfico donde explicaban de manera visual el sangriento acontecimiento (Fuente: El País) y más tarde, a las 17:47, otra donde apuntaban a las causas del asesinato (Fuente: El País) donde hacen mención, por primera vez, a las medidas educativas que se estaban tomando para controlar el rendimiento y el día a día del alumno en cuestión que perpetró, más tarde, el homicidio de su profesora. En este artículo mencionan aspectos razonables del suceso, como los referenciados por la unidad de psiquiatría del Hospital Sant Joan de Déu: “En lugar de estigmatizar un niño enfermo, debemos estar atentos a los indicadores que alertan de la enfermedad” (Fuente: El País) y el profesor de educación física, quien indicaba que: “Una situación tan trágica como la que sucedió ayer en el Joan Fuster “no se puede prevenir”, ha opinado el docente, que ha considerado que las soluciones a este tipo de agresiones en las aulas no se deben buscar “con más normas, sino con una sociedad más humana. Más humanidad y menos normas”, ha pedido.” (Fuente: El País).

Videojuegos y asesinatos

El día 22 también publicaban en El País las últimas noticias sobre el caso, mostrando un sumario de todas las noticias publicadas sobre el asesinato, apuntando, de nuevo, a un brote psicótico como causa del suceso (Fuente: El País)

Las noticias del día del suceso dieron inicio a las 12:26 de la mañana con el siguiente titular: “La ballesta, un arma que requiere los mismos permisos que una escopeta” (Fuente: El País). Por supuesto, esta no era la primera noticia, pero si la primera que quedó sin actualizar, la siguiente data, en su versión definitiva, de las 19:53 y ya cuenta con referencias directas del acontecimiento: “Hemos contado hasta tres y hemos salido corriendo” (Fuente: El País) y el artículo posterior, el texto central que trató el homicidio, adquirió su forma definitiva a las 21:15 con el titular que describe el hecho: “Un alumno mata con una ballesta y un machete a un profesor de Barcelona” (Fuente: El País) donde no se hace mención a causas alógenas al suceso, mencionado únicamente el brote psicótico como única causa del homicidio. Aunque el día posterior al hecho el periódico dejaba un espacio con el siguiente titular “El crimen de Barcelona abre un debate inédito en las aulas de España” (Fuente: El País). El debate en cuestión es la vigilancia y la adaptación de los alumnos a la convivencia en los centros y es donde, por fin, sale a relucir el tópico de los videojuegos que vamos a intentar tratar en este texto: “Hay mucho videojuego en el que los chavales están matando constantemente y mucha violencia en las familias”, añade María Alberti, pedagoga práctica experta en niños con problemas emocionales. “La escuela puede hacer poco en este tema más allá de facilitar mucha información y atención a los padres y a sus hijos, más formación humana que ayude a los chicos a preguntarse cuestiones como ‘¿qué pasa con nosotros?’, ‘¿a qué tenemos miedo?” (Fuente: El País). Sin embargo el tema aparece incrustado dentro de un debate mucho más amplio, la vida familiar del adolescente y la violencia que reside en sus hogares, no solo trata el tema de los videojuegos.

En resumen, El País ofrece una visión aséptica del suceso, bañando al hecho del menor sensacionalismo posible. Sin duda una postura loable dentro del torbellino de acusaciones que se han vertido en otros medios, como tendremos la ocasión de ver.

El Mundo, el día 22, relega también el tema a la base de la página en su versión digital. La primera noticia que encontramos relacionada con el suceso no tiene una relación directa, sino que es una pregunta donde se cuestionan: “¿Deben los padres informar al colegio de la salud mental de sus hijos?” (Fuente: El Mundo), desde este artículo se enlazan todos los contenidos referentes al asesinato.

El día después del homicidio, a las 17:05 se publicaba en El Mundo el siguiente artículo: “La ballesta que usó el menor fue un regalo que le hicieron al padre” (Fuente: El Mundo) donde se anunciaba que en la habitación del menor, cuando fue registrada, se encontraron “cuadernos con dibujos de monstruos y con la frase escrita abajo “tenemos que matarlos a todos” así como un croquis que podría ser del instituto realizado presuntamente por el menor, ya que aparece la inscripción “conserje” o “lavabos”, entre otras. También había varios libros de zombies y de literatura fantástica.” La mención a la literatura de fantasía o de terror y la implicación como causa probable del asesinato queda más que patente en las palabras anteriores.

El día del asesinato incidían en El Mundo aún más en este aspecto con un titular sencillo y contundente: “El menor es adicto a “The Walking Dead”, a la lucha libre y seguidor de Arda Turan y Valentino Rossi” (Fuente: El Mundo) ilustrando el texto con la siguiente imagen:

Asesinatos y Videojuegos

El titular y la imagen que muestra, sin relación alguna aparente entre ellas, son mostradas, de nuevo, como causas probables del origen del hecho, incidiendo en este enfoque con el segundo párrafo del artículo: “Seguidor de la lucha libre o SmackDown, el menor es seguidor de luchadores como Ryback, Stone Cold o Kane, entre otros, todos ellos luchadores profesionales que trabajan para la World Wrestling Entertainment (WWE). No es de extrañar, por tanto, que su videojuego favorito sea WWE2K15, el juego oficial de lucha libre.” (Fuente: El Mundo). La relación entre sus gustos y aficiones y los motivos por los que aconteció el homicidio siguen reforzándose en este artículo: “Al oír los gritos, un profesor de una clase próxima se acercó al lugar y el joven le disparó a la altura del pecho, asesinándolo. Una auténtica historia de terror, similar a una de sus películas favoritas ‘Leyenda Urbana’, junto a la saga de ‘Terminator’. ‘Leyenda Urbana’ es un film de terror protagonizado por Jared Leto, Alicia Witt, Rebecca Gayheart, Robert Englund, Tara Reid y Joshua Jackson que se basa en la premisa de que un asesino utiliza métodos descritos en algunas leyendas urbanas como medio para matar a sus víctimas. Además, el menor de 13 años es ‘adicto’ a la serie de zombies ‘The Walking Dead’. Tanto es así que en su perfil de la red social sigue hasta a siete perfiles de dicha serie. También le gusta Futurama, los Simpsons o los famosos dibujos de ‘Hora de aventuras”. (Fuente: El Mundo).

El periódico El Mundo, aunque trata de ofrecer una perspectiva objetiva del acontecimiento caen en la subjetividad y en la intimidad del joven homicida, mostrando hechos como sus aficiones como causas probables del suceso, sin ofrecer un discurso lógico y razonable sobre el discurrir de la mañana. No inciden en los aspectos psicológicos del niño y en ningún momento ofrecen una solución o perspectiva más general donde se analice el papel del sistema educativo y la sociedad en su conjunto dentro de este problema, que no es más que la dicotomía existente entre la falta de recursos y el hacinamiento de alumnos en las clases, que impiden al profesor estar pendiente de cada uno de los alumnos rebajando así, radicalmente, el nivel educativo del país.

En el diario ABC la noticia ha desaparecido de la página y hay que buscar de nuevo en la base del portal para encontrar la noticia con el siguiente gancho: “Explotó porque hubo algún detonante” (Fuente: ABC) junto a una foto de tamaño medio pixelada de la cara del menor que impide ver su rostro. Los artículos que ilustran y narran la tragedia en este periódico tratan el caso desde un punto de vista psicológico, aunque introducen artículos tangenciales relacionados con los videojuegos, como por ejemplo los publicados el día del asesinato y el día posterior: “Se cumplen dieciséis años de la masacre de Columbine” (Fuente: ABC) y “Cinco casos de jóvenes asesinos que perturbaron al mundo” (Fuente: ABC) curiosamente este último etiquetado bajo la categoría de “Tecnología”. Entre ellos aparecen otras entradas dedicadas a los videojuegos como “Mortal Kombat X, un gran salto para mantener la esencia” (Fuente: ABC) y “La fiebre de los eSports también arrasa en España” (Fuente: ABC), lo cual no deja de llamar la atención, el hecho de estar culpando indirectamente a los videojuegos de un suceso tan trágico como el acontecido el lunes pasado y a la vez anunciar el regreso de Mortal Kombat.

Tras relatar el acontecimiento de una manera objetiva, narrando el suceso, el periódico ABC se lanza a los terrenos de la interpretación con titulares como “El alumno de la ballesta, un “obseso de las armas” aficionado al gore” (Fuente: ABC), publicado a las 17:29 del día 20 donde mencionaban que: “A la espera de que el examen psiquiátrico al que será sometido M.P. dé con un diagnóstico, una de las ventanas a las que se han asomado muchos para intentar descifrar a este menor es su página de Facebook. En ella, se resume un chico -del que hay varias fotos- muy aficionado a la serie de zombies “The Walking Dead” -en la que uno de los protagonistas, Daryl Dixon, se sirve de una ballesta para matar a muertos vivientes-, seguidor de la lucha libre norteamericana, que emulaba jugando a su videojuego -W2k15- y de gustos musicales dispares: metal, punk, grunge o el DJ David Guetta. En cuanto a deportes, es fan de del motociclista Valentino Rossi y del futbolista del Atlético de Madrid Arda Turan. Entre todos sus gustos recogidos en su Facebook el más intrigante es el “gore”. Seguía una página de “anime” -dibujos animados japoneses- “gore”, así como una web, que advierte de que sólo es para mayores de edad, en la que se recogen truculentas fotos y vídeos reales de víctimas de accidentes, de abortos o de una ejecución de la banda mexicana de narcos los Zetas, que degüellan a una mujer… con un machete.” (Fuente: ABC).

Este párrafo ya deja entrever el enfoque con el que se va a examinar el suceso, desde el amarillismo y sensacionalismo utilizando una página de Facebook como información fidedigna, además de utilizar elementos narrativos como la inclusión de puntos suspensivos para enfatizar el último aspecto, su afición al gore. De hecho el medio mentado no se detiene en este artículo y en otro posterior vuelve a incidir sobre el tema: “De hecho, en su página de Facebook se declara fan absoluto de la serie The Walking Dead, y en concreto de un personaje, Daryl, un experto en matar zombies con su ballesta y con su cuchillo” (Fuente: ABC). El medio introduce, por fin, el debate sobre la situación en las aulas al día siguiente, mentando las declaraciones del ministro Wert, en las cuales: “el ministro ha abogado por «no cargar» sobre el sistema educativo «mas responsabilidades» de las que asume, ya que no se puede decir que esos hechos tienen que ver con «deficiencias» del mismo, y ha subrayado la importancia de que se haya introducido en la reforma del código penal, en el artículo 550, otorgar al profesor la condición de «autoridad pública».” (Fuente: ABC) Donde básicamente echa balones fuera aduciendo que es un caso excepcional y el sistema educativo funciona según lo previsto. Para acabar la cobertura de nuevo inciden sobre el aspecto que antes habíamos referenciando: “La afición de M. P. a la violencia y al mundo de los zombies se ve reflejada en su Facebook, donde se constata que es seguidor de la serie “The Walking Dead” -en la que uno de sus protagonistas usa una ballesta-, y de webs con contenido “gore”. De su habitación, los Mossos también se llevaron dos libros. Uno de ellos es la “Guía de superivencia zombi”. Iba a un psicólogo. Durante el registro a su vivienda, los padres de M. P. -él, trabajador social; ella, enfermera- mencionaron a los agentes que su hijo acudía a un psicólogo, según fuentes de la investigación, aunque no ha trascendido por qué motivo. En el dormitorio del pequeño no se hallaron medicamentos.” (Fuente: ABC)

El ABC muestra una imagen aún más personal del suceso que los periódicos anteriores y aunque comienza mentando únicamente el hecho como si de una crónica de sucesos se tratara, rápidamente cae en el amarillismo de achacar el negro acontecimiento a la afición del joven a los zombies y las series de televisión, aunque no menciona en ningún momento de manera directa a los videojuegos como sí ocurría en otros periódicos anteriores.

El periódico La Razón también ha expulsado la noticia del homicidio a la base del periódico en su formato digital. La primera noticia que encontramos referentes al hecho son dos, la primera: “¿Debemos registrar la habitación de nuestros hijos?” (Fuente: La Razón) y “Un niño empuja a su madre por el hueco del ascensor” (Fuente: La Razón) no es hasta más tarde cuando se mencionan otros apartados del suceso, como la salud de los heridos (Fuente: La Razón). Sin embargo, el día del homicidio, comenzaban el día con una alarma relacionada con el suceso y más tarde con la noticia: “Las mil y unas formas de hacer una ballesta casera” (Fuente: La Razón). El mismo día, más tarde, publicaban otra entrada con el siguiente título: “Aficionado a la lucha libre y a The Walking Dead” (Fuente: La Razón) ilustrado con la foto de perfil de Facebook del menor que hemos enlazado anteriormente. De nuevo este periódico se lanza a realizar un perfil biográfico del joven, al igual que lo hizo ABC, siguiendo los elementos que aparecían en su página de la conocida red social, con el consiguiente ridículo: “Entre sus aficiones, tiene una especial fijación con la serie de zombies “The Walking Dead” y forma parte de siete grupos relacionados con la galardonada producción. También es seguidor de series como “The Big Bang Theory”, “Los Simpsons”, “Futurama” o “Gunmball”. Entre sus preferencias, es seguidor de Charlie Sean, el futbolista del Atlético de Madrid Arda Turan, Valentino Rossi, o de Jason Statham, especialista en películas de acción. Además también sigue a luchadores de wrestling como Stone Cold, Sheamus, Brock Lesnar, Undertaker, John Cena o Dwayne The Rock Johnson, además de indicar que su juego favorito es el W2K15 de lucha libre. En cuanto a sus gustos musicales, es seguidor de música tan dispar como David Ghetta, Avicci, Martin Garrix, Ska-p o Rock Zone, una página con lo mejor del rock, Metal, Punk o Grunge.” (Fuente: La Razón). Opinión que de nuevo refuerzan en otro artículo posterior de título “El menor guardaba en casa dos escopetas de balines, dos ballestas y un machete” (Fuente: La Razón) donde se contiene el siguiente extracto: “También había grabaciones y películas de zombis, «gore», y series como «The Walking Dead», en la que uno de sus personajes va siempre armado con una ballesta. Se trata de Daryl, que al parecer era un ídolo para el menor agresor. Fuentes judiciales explicaron que la ballesta que el menor llevó al instituto oculta en una mochila, se la regalaron al padre hace más de 20 años.”.

La Razón, al igual que el diario ABC, enfatiza con muchísima más potencia y fuerza los aspectos externos del joven situando sus aficiones como causas probables del crimen trazando un perfil de psicópata que no se corresponde con las noticias ofrecidas por el primer diario, El País, donde incidían mucho más en los aspectos psicológicos del joven.

Captura de pantalla 2015-04-29 a la(s) 18.47.57

Fuente: Fílmica

De este texto que hemos ido desarrollando vamos a extraer dos conclusiones. La primera de ellas es que a pesar de la percepción social que hemos recibido muchos, el videojuego o el uso o no de estos ha sido un elemento muy residual dentro del trato del suceso. Las noticias que han hecho referencia al uso de estos relacionándolo con el asesinato del profesor sustituto no aparecen, por ejemplo, en el diario El Mundo, aunque sí en todos los demás, mucho menos en El País, donde únicamente se mencionan desde una fuente externa y junto al descontrol y clima de violencia que se vive en algunos hogares españoles. En cambio ABC y La Razón, aunque no lo referencian de manera directa como causa probable, sí introducen la duda o la relación, especialmente mentando los asesinatos de Columbine y la necesidad de controlar a los jóvenes, llegando al extremo de vigilar y registrar las habitaciones de los adolescentes para conocer su estado.

Este hecho, la escasa incidencia del videojuego como una de las causas probables de este tipo de estallidos, debemos acogerlo todos los que nos sentimos cerca del mundo del videojuego como una victoria. Poco a poco este está saliendo del rincón donde había sido marginado y aparece en los medios informativos anunciando e informando sobre otros aspectos mucho más positivos como el crecimiento y el desarrollo de la industria en nuestro país o la creación de nuevos juegos. Sin embargo, y a pesar de esto, siguiendo el suceso en la red social Twitter se ha creado la idea o percepción de que los medios culpaban a los videojuegos, cuando estos cuatro que hemos tomado como ejemplo apenas llegaban a mencionarlos, por supuesto no es el caso de otros más minoritarios que si apuntaban a los videojuegos como causa del homicidio o aprovechaban este hecho para relacionar el suceso con los juegos, como es, por ejemplo, El Confidencial, con artículos como “La inimputabilidad de los menores de 14 años: no son responsables judicialmente” publicado el día del homicidio cuando apuntaban que: “En su opinión, “algo está pasando en la sociedad”. “Creo que los jóvenes están cada vez quizá más rodeados de violencia en series en el cine, en las redes sociales, también en los videojuegos. Es una situación en la que tenemos que pensar y ver lo que está pasando”, ha añadido la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero” (Fuente: El Confidencial) y otros como “No, la culpa no es de los videojuegos” (Fuente: El Confidencial) o “Qué divertido es ser joven y matar gente” (Fuente: El Confidencial).

Otra conclusión importante de este pequeño texto es el trato que ofrecen los medios de comunicación conservadores a este tipo de sucesos. Si nos fijamos en el gráfico que hemos introducido en el artículo, El País y el Mundo se encuentran en una línea más cercana al centro y a la izquierda y los otros que hemos mencionado, La Razón y ABC, se encuentran más ligados al espectro político de la derecha. Pues bien, mientras que en el primero y el segundo, pero especialmente en el primero, en El País, las causas del suceso apuntan más a causas sociales y comunitarias que no individuales, como si ocurre en el ABC o La Razón, donde culpan al individuo y su perfil biográfico para comprender el hecho, y especialmente en sus gustos y aficiones.

En definitiva, podemos entender, tras la lectura de las diferentes noticias, que el trato a este tipo de sucesos trágicos aún dista mucho de mejorar, pero también hay que aceptar que ha mejorado. En el caso de los videojuegos este hecho es mucho más flagrante, ya que ha desaparecido casi por completo de las explicaciones de los motivos por los que individuos con este tipo de problemas llegan a acometer estos actos tan terribles, hecho que no ocurría anteriormente, donde se situaba, en la mayoría de los casos, a la cabeza de las causas probables. Por lo tanto, y desde nuestro punto de vista, deberíamos examinar los medios antes de comenzar a culparlos de intrigar para derrumbar nuestro medio cultural favorito, ya que la imagen que estos tienen de los videojuegos ha cambiado radicalmente desde hace unos años, provocado, y esta es nuestra opinión, por la gigantesca ola de beneficios económicos que generan los videojuegos y la gran penetración social que estos tienen.

  1. Pedazo de artículo, Sergio, bravo. 😉

    Nunca hay que dejar de dar caña con el tema, que los taliborregos no paran… y los medios generalistas, parece mentira a estas alturas, se siguen mostrando encantados de abrazar la tontería. El morbo vende, sí, siempre, pero estamos en 2015, ejem.

  2. Apenas y estaba enterado de la situación, debido a que no soy residente de España no había leído prácticamente nada acerca de esto. Mientras leía tu articulo e ido abriendo cada enlace en pestañas separadas para encontrar todas las citadas referencias.

    Si bien esta vez no se ha culpado el videojuego (en general) sigue siendo un hecho trágico y lamentable, pero tomar comentarios basados en los gustos y aficiones del agresor me parece algo ilógico, pues todos somos aficionados a cosas en particular y no llevamos ballestas en la mochila (no todos).

    Me parece increíble el gran trabajo que hiciste para reunir todas estas notas y el enfoque que toma hacía los videojuegos y su exclusión de culpa. Es interesante como los medios cada vez van tomando mayor seriedad al diferenciar los aspectos que desencadenan tragedias como esta y no simplemente decantarse por culpar a la industria del videojuego.

    • Totalmente de acuerdo, sigue siendo lamentable que se culpen a los gustos y preferencias de cada uno, que además son compartidas con una gran parte de la población, para explicar este tipo de sucesos, pero hay que atraer a más lectores para poder atraer a más publicidad y poder atraer a más capitales, una pena 🙁

  3. Este artículo es de enmarcar, Alberto, grandísimo análisis y como bien dices hay que felicitarse por la evolución del tratamiento de las noticias como esta y su vinculación con los videojuegos.

    • Si, parece que la cosa, poco a poco, va cambiando, aunque no hay que tirar las campanas al vuelo, que si esta vez no han sido los videojuegos, han sido las series, sobre las que han hecho muchísimo hincapié, especialmente los dos últimos periódicos. ¡Muchas gracias Kristian! 😀

  4. ¡¡¡¡Articulako!!!!

    Me da la sensación de que como han encontrado en The walking dead y el gore en general una cabeza de turco, por no liar a los lectores y seguramente porque el chico en concreto no jugaba mucho; solo se han centrado en la serie.
    De todas maneras habría que ver como vivía el chico, ¿padres trabajadores y él siempre solo en casa haciendo lo que quiere? ¿era carne de hermano mayor? ¿los padres le prohibían (o aconsejaban) ver, o jugar, etc a cosas que no son para su edad?
    Aún así han tirado de de tópicos que si la TV, que si internet , que si el heavy etc, etc ….

    • Si, este golpe el pato lo han pagado las series de televisión, aunque como he intentado argumentar, solo en algunos periódicos, en otros, la mayoría, se ha dado un trato mucho más serio al asunto, aspecto que hay que felicitar al menos, hace años se hubieran ido a por las series y videojuegos de cabeza sin dar más explicaciones que esa. Y si, habría que ver todo el entorno del chico para entenderlo bien, pero de eso, ni una gota de información, como tampoco de homenaje al profesor caído. Gracias por pasarte y comentar 😀

  5. Excelente Articulo.

    Es meritorio el hecho de que no culpen al juego de vídeo, pero en esto coincido con soloogt, como el muchacho casi no jugaba la culpa es de la TV y particularmente de The Walking Dead.

    Sin embargo se nota una evolución respecto al tema, ya que siempre que se presentaban situaciones como estas el principal culpable era el juego de vídeo.

    Lo que si sigue siendo triste es el hecho de culpar a otros y no darse cuenta que muchas veces los sistemas educativos, la falta de cuidado en casa o el bullying son los que llevan a este tipo de comportamientos y tragedias.

    • Totalmente de acuerdo contigo, es muy fácil cargar el muerto a una sola causa cuando deberían analizarse todos los elementos que han llevado al hecho, pero esto necesaría de un tiempo de reflexión que los periódicos, en el medio digital, por su inmediatez, no tienen. Muchas gracias por pasarte y comentar 😀

  6. “El menor es adicto a “The Walking Dead”, a la lucha libre y seguidor de Arda Turan y Valentino Rossi” …

    ¡A la hoguera con los atléticos y los moteros!… son todos unos degenerados y harán que vuestros niños beban la sangre de Cristo! XDDD

    En fin… felicidades por la recopilación, nene… se agradece!

  7. Cada vez que veo la imagen destacada al entrar en la web, lo pienso de nuevo, y creo que te has equivocado con la imagen, ya que es de Hatred o algo así un juego que ha originado rios de tinta debido a su tipo de violencia, que no es violencia gratuita infatil, como puede ser un hotline miami o un carmageddon, que se mata por matar, sin más y sin menos, un modo más de desestresarnos, si no es una violencia racial y con un objetivo politico. Supongo que sabreis que Hatred ha sido programado por un grupo de neonazis allá por donde sea, hungria o por ahí, y ha creado bastante polemica, tanto en los medios como en steam, Por todo creo que deberias haber usado otra foto y no una de este juego, creo que esta bastante fuera de lugar, sobre todo tratando el tema que se trata en el post. Un saludete

Deja un comentario