Unravel y su búsqueda por unir los lazos rotos

Unravel llegará muy pronto a nuestras consolas, el 9 de Febrero de 2016 para ser más exactos, y a pesar de verse y sentirse como un juego independiente, que de hecho lo es, EA Games se ha encargado de darle un trato de AAA, por lo menos en lo que a diarios de desarrollo se refiere.

Unravel

No es muy común que juegos como Unravel cuenten con la posibilidad de publicitarse de forma tan constante, lo que para este caso no es malo, ya que nos ha permitido conocer aspectos tan importantes del juego, como son los acertijos, las música y lo más importante,la motivación del estudio encargado de su desarrollo.

Un vistazo a los acertijos

Unravel es un juego basado en las físicas y donde su protagonista, Yarny, tendrá que superar gran cantidad de obstáculos para poder cumplir su misión. Lo interesante de todo esto es que al parecer estos puzzles no serán tan sencillos como se han visto hasta el momento e incluso la solución más obvia puede no ser la acertada.

No hay diálogos, pero si tenemos música

Es muy claro que un juego sin una buena ambientación musical puede perder bastante peso. En el caso de Unravel la música es una necesidad mucho mayor, ya que no habrá diálogos y solo nos concentramos en la travesía de su protagonista. Como lo dije en su momento, lo que he escuchado en su momento me recuerda mucho a Braid y eso, por lo menos para mi, es un muy buen presagio.

Los lazos y la unión son la fuente de inspiración

El creador del juego no se cansa de admitir que Unravel es un juego acerca del amor, los lazos, la unión, esos momentos que vivimos con las personas y que muchas veces decidimos dejar de lado por situaciones que se presentan. Lo más importante es que ese amor no se queda solo en la cabeza del equipo de desarrollo, sino que rodea de una forma casi palpable a todo el juego.

Estos diarios de desarrollo más que ser simples muestras del avance del juego, nos permiten vislumbrar que la esencia y la idea detrás de la aventura de Yarny es la misma que nos fue presentada en ese ya lejano E3 del 2015.

Deja un comentario