Candidato a GOTY 2018: A Way Out

No se está hablando lo suficiente en esta recta final del año sobre la experiencia cooperativa que se explora en A Way Out. Pocos juegos saben explotar la interacción entre dos jugadores de la forma en que lo hace el juego del polémico Josef Fares. Es por ello que, sin lugar a dudas, creo firmemente que A Way Out debería por lo menos optar a alzarse con el GOTY 2018.

A Way Out se sale del canon en muchos aspectos a la hora de apostar por el multijugador cooperativo en pantalla dividida. El simple hecho de juntar a dos amigos, o incluso dos perfectos desconocidos, a vivir una experiencia que les hará crecer a la par que crecen los protagonistas de la aventura y necesitar obligatoriamente la participación de dos personas ya lo convierte en un juego a tener en cuenta.

Pocos juegos se atreven a hacer algo del estilo que Hazelight Studios ha imbuido a su videojuego. Ya avisaba Josef Fares de la calidad del producto que tenía entre manos antes de que este viese la luz, y aquellos que lo hemos disfrutado con un amigo hemos sabido que tenía razón en lo que decía. Es cierto que no es perfecto, pero tampoco necesita serlo, ya que el juego perfecto no existe, pero lo que sí es verdad es que, a día de hoy, a pesar de haber varios juegos comprendidos dentro de este género, A Way Out es único en su especie.

El título nos pone en todo tipos de situaciones, muchas de las cuales implican la interacción entre ambos personajes y, por lo tanto, entre ambos jugadores. El nivel de interacción visto en A Way Out se ha visto muy pocas veces en otros productos similares, y es por ello que este videojuego se convierte en uno especial, con una construcción de personajes impecable y un desenlace a la altura de lo que va construyendo la historia.

Quizá A Way Out no salga en las quinielas para hacerse con el galardón del GOTY 2018, pero no por ello creo se está siendo injusto si ni siquiera se considera a la obra de Josef Fares y Hazelight Studios como un candidato al título, aunque sea por cómo es capaz de plantear y evolucionar a unos personajes que cada jugador acaba haciendo suyo.

Deja un comentario