Impresiones finales con Resident Evil 2 Remake

Una vez más encarnamos a Leon S. Kennedy y a Claire Redfield en el ambicioso remake que ha desarrollado Capcom: Resident Evil 2 Remake.

Totalmente Resident Evil -adaptado a los tiempos que corren, este título da la sensación de ser un juego completamente nuevo, aunque argumentalmente se desarrolle prácticamente igual que el título original que salió hace ya 20 años para la primera PlayStation. Tras haber probado una versión casi definitiva del juego gracias a Koch Media, os traemos nuestras impresiones finales de este título de terror.

En nuestra sesión de prueba, pudimos avanzar tanto en la campaña de Leon como en la de Claire, y os vamos a contar (sin entrar en spoilers) las buenísimas sensaciones que nos ha dejado. Como ya os hemos avanzado en otras impresiones, este remake prescinde de la cámara fija característica de las primeras entregas de la saga para pasar a una vista en tercera persona con la posibilidad de mover la cámara. El juego, al estar desarrollado bajo RE Engine, aprovecha muy bien las sombras y el juego de oscuridad frente a luz para crear una atmosfera más terrorífica.

Jugablemente responde muy bien, podemos correr, apuntar libremente a cualquier parte del cuerpo de los enemigos (que os recordamos que son más duros de pelar que nunca), tenemos objetos de uso rápido para defendernos como cuchillos o bombas y, como bien sabéis los amantes de la saga (al menos en los primeros títulos) los objetos curativos y las balas escasean bastante.

Jugando con Leon

Nuestras andanzas con Leon en esta sesión de prueba comenzaron en el aparcamiento de la comisaría. Tras abrirnos paso junto a Ada, acabamos llegando a unas alcantarillas en nuestra misión de encontrar a Annette Birkin. Durante esta travesía veremos a varios zombies, así como cierta secuencia bastante espectacular de la que no vamos a hablar, pero que los que hayan jugado al título original pueden imaginar. Tras superar un par de adversidades y ver alguna que otra escena cinematográfica, Ada y Leon se separan momentáneamente y pasamos a controlar a Ada.

Durante nuestra partida con ella, vimos cómo hacía uso de un dispositivo que le permite manipular algunos dispositivos eléctricos. Esta herramienta nos será muy útil para poder avanzar y resolver algún puzle. La parte en la que manejamos a Ada nos obligará a usar muy bien nuestros recursos, pues aparecen bastantes enemigos y apenas contamos con munición. Una vez más, sin entrar en spoilers, habrá cierto “contratiempo” que nos pondrá las cosas bastante difíciles, sobre todo, porque no hay objetos curativos en esta parte del juego.

Poco después volveremos a ponernos bajo la piel de Leon con el fin de reurnirnos con Ada. Veremos cómo aparecen bastantes enemigos que podríamos considerar incluso “minijefes” y nos tocará dejarnos los sesos para resolver algún que otro puzle. Me temo que, si no queremos hacer más revelaciones, no podemos contar mucho más de esta parte de la campaña, pero ahora pasamos a hablar de Claire.

Jugando con Claire

Comenzando prácticamente en el mismo punto que nuestra partida con Leon, Claire Redfield intenta abandonar la comisaría de Raccoon, con la mala suerte de que ciertas circunstancias provocadas por cierto personaje, le obligan a separarse de Sherry. Claire necesitará encontrar una forma de salir de la comisaría resolviendo algún que otro puzle bastante bien planteado, y que nos hará darnos un par de vueltas por la comisaría.

Con Claire tendremos algún que otro encuentro con los Licker, así como con bastantes más enemigos que en nuestras andanzas con Leon. Por si fuera poco, para resolver los puzles necesitaremos llevar ciertos objetos encima y nuestro espacio en el inventario está bastante limitado, teniendo que prescindir de munición u objetos curativos que iremos encontrando.

Lo más interesante de la sección en la que jugamos con Claire es que, al llegar a cierto punto, podemos acceder a una zona completamente nueva diseñada específicamente para este remake. No podemos desvelar nada sobre esta zona porque tiene que ser sorpresa para los jugadores, pero os adelantamos que os va a gustar.

Pasar miedo nunca fue tan satisfactorio

Cada vez que jugamos a Resident Evil 2 Remake tenemos más ganas de que salga. El apartado gráfico es espectacular, el sonido y las voces en castellano cumplen a la perfección y la jugabilidad respeta la sensación de survival horror del título original, pero con los toques justos y necesarios para hacerlo un juego muy satisfactorio de jugar en consolas de actual generación.

Uno de estos ajustes que más nos ha gustado ha sido el referente a la curva de dificultad del título; es desafiante, pero no frustrante. Capcom está haciendo un trabajo espectacular por traer de vuelta a uno de los grandes títulos de terror que poseían y, bajo nuestro punto de vista, logran mejorar una experiencia que ya era bastante buena en su época. Cuando hablamos de este título solo tenemos palabras buenas, porque ha conseguido crear un equilibrio perfecto para satisfacer las demandas de los fans clásicos de la saga, sin cerrar la puerta a los nuevos jugadores o a los que se introdujeron en la saga con entregas más nuevas.

Resident Evil 2 Remake sigue siendo un referente en lo que se refiere a cómo hacer un remake en estos tiempos, y no podemos esperar al próximo 25 de enero para jugarlo.

  1. Cuántas veces me llegue a pasar la demo que venía en la micromania 😂
    Si mantiene las sensaciones y con gráficazos nnuevos será un juegón.

Deja un comentario