Impresiones: Spiderman, luces y sombras

Spider-man es un gran juego. Ya lo dijo Kristian en su análisis. Y es que, el juego de Spider-man consiste precisamente en eso, en ser Spider-man. Intentar avanzar en la historia, pero al final desviarnos porque se está cometiendo un atraco justo en ese momento. ¿Y quién va a evitar el atraco? Efectivamente, su amigo y vecino Spider-man.

Encarna a tu héroe favorito

El juego de Insomniac tiene un arranque muy arriba, nada de tutoriales larguísimos y aburridos. Comenzamos ya repartiendo, quizás con un punto de dificultad demasiado alto para mi gusto.

De hecho, bajé un punto la dificultad, y la verdad que he podido disfrutar mucho más de Spider-man. Sobre todo, porque hay un punto de dificultad más bajo aún, por lo que en el que he jugado yo no he tenido la sensación de ser simplemente un machacabotones en el que los combate se deciden como si jugaras a la ruleta. Si haces las cosas mal, mueres, y lo más probable es que muramos bastantes veces en el transcurso del juego.

Un argumento TOP

La historia principal es buenísima. Se disfruta a cada momento, en cada misión. Como a todo, se le puede poner un “pero”. Y es que hay misiones en las que no manejaremos a Spider-man, y lo único que podemos hacer es jugar a evitar que nos vean. Y la verdad, son misiones que cortan bastante el ritmo, y al ser obligatorias para avanzar en la historia, dan un poco de bajón. Pero en cualquier caso os aconsejo que sigáis avanzando, porque son muy pocas estas misiones, y el resto merecen la pena sí o sí.

Además de la historia principal, en Spider-man encontramos muchas actividades que podemos realizar. Pero realmente aquí se esconde el mayor problema del juego. El contenido y las mecánicas de estas actividades es, por un lado, repetitivo, y por otro son mecánicas que se veían hace unos años en los Sandbox, pero que en la actualidad no se ven tanto. Coleccionables, fotos, desafíos, crímenes… Hay muchas, pero la verdad que hecha una, el resto es repetir la misma mecánica una y otra vez.

Pero lo peor es cuando nos damos cuenta de que además de las actividades, sí que existen las misiones secundarias propiamente dichas. Y estas misiones sí que son muy buenas, porque son misiones originales y variadas. Pero son muy, muy pocas misiones, se ha priorizado las actividades sobre las misiones secundarias.

Una urbe inmensa

Y es que realmente hay una ciudad enorme por delante, pero no da la sensación de ser una ciudad viva. Sí, cuando vamos caminando interactúan con nosotros, nos piden fotos y hay mil detalles para los fans. Pero no es un entorno vivo, no puedes hacer nada con la ciudad.

Y es que, a mi juicio, Spider-man funciona mejor como una historia lineal, eliminando la parte Sandbox. Porque cuando aceptamos una misión, siempre tenemos un pequeño tiempo de carga que lo que hace es meternos dentro de la misión. Y en ese momento desaparece la parte Sandbox del juego. Estamos en un sitio del que no podemos salir. Y si salimos, es para abandonar la misión y volver al mundo abierto.

Sentimientos mixtos

A mí, estas cosas me sacan un poco, pero me hacen entender ciertas críticas al juego de Insomniac, y calificarlo con un notable, un listón por debajo de otros grandes juegos. Pero ojo, el juego es recomendable sí o sí. Porque ser Spider-man es muy divertido. Si hay actividades que se nos hacen repetitivas, con no hacerlas tenemos el problema solucionado. Y la historia principal, por si sola, merece mucho la pena.

  1. La historia principal es muy simple y predecible.
    Aunque curiosamente cuando mejora es cuando se convierte en una (aún más) copia de los Arkham.
    Lo especialmente bueno del juego, es, a parte de ser Spiderman (su humor siempre me ha ganado) es precisamente conocer un poco más de su vida personal. Las fases de sigilo es verdad que son pesadas y se me hace raro ver a MJ en plan Lois Lane, pero merecen la pena por ver la relación de ésta con Peter y el origen de Miles Morales.
    Y aunque por muchos ataques que tenga Spiderman, al final usaremos poquitos , molan mucho las animaciones en plan «pegar con las telarañas al escenario o enredarles».
    Para mí ha sido un juego de 6.5 ó 7 siendo generosos.
    Pues se queda a medio camino de lo que pretende. En lugar de hacer un Arkham Asylum han hecho un Arkham Knight con todo lo bueno y malo que eso conlleva (parte sandbox tediosa y repetitiva. Mucha ciudad pero como dices no da la sensación de estar viva. Y desaprovechamiento de secundarios. Lo que hicieron con Taskmasker lo podrían hacer hecho con más y justificar algo las repetitivas misiones opcionales.

  2. Una auténtica burrada a nivel técnico, sobre todo en todo lo relativo a Spidey. Y el cariño que se ha puesto en el argumento, en sus trajes, en el lore y en las animaciones es demencial. Lástima que las misiones secundarias generalmente no aportan nada. Pero lo de moverte por la ciudad balanceándote es una maravilla.

Deja un comentario