Jugamos a Ridge Race Unbounded, la revolución de la mítica franquicia de velocidad



Así se ve Ridge Racer Unbounded en PS Vita

Un gran vuelco se le ha dado a la saga. Eso es lo primero que puedo comentar tras acudir a la presentación de Ridge Racer Unbounded. Años atrás como sinónimo de Ridge Racer era un juego de conducción muy arcade, de gran velocidad, y que como principal exponente de conducción eran los derrapes y altas velocidades con coches ficticios. Pero las cosas han cambiado, y en esta nueva entrega bajo el estudio de creación de Bugbear hay muchas novedades. Uno de los miembros del propio estudio, Joonas Laakso, nos desveló algunos de los nuevos secretos.

Ahora podemos destruir casi todo lo que nos encontremos a nuestro paso, y esto es heredado de los propios creadores del juego, con numerosos años de experiencia, ya que la propia Bugbear es la desarrolladora de títulos de juegos de conducción y destrucción como pueden ser Flatout en sus diferentes versiones para consolas y ordenadores. El turbo en este nuevo Ridge Racer se recarga muy rápidamente derrapando y podremos utilizarlo en cada tramo de recta que hay entre curva y curva, y bajo otras condiciones que no son solo los derrapes, sino tomando atajos, dando saltos, poniéndote a rebufo y destruyendo determinados objetos. Cabe destacar que para abrir ciertos atajos o destruir algunos elementos es necesario tener el turbo activado, de lo contrario no tendremos la fuerza suficiente para destruirlo o atravesarlo. Si no os queda muy claro, de todas maneras durante el transcurso de la propia partida aparece muy bien reflejado, con un punto de mira y el botón que tienes que pulsar antes de destrozarlo. Ahora tampoco dura tanto como en las antiguas versiones del arcade de Namco, sino que dura unos breves segundos.


En el transcurso de la carrera nuestro vehículo puede ser destrozado, bien chocando continuamente con objetos, lo que hará que el coche aparezca en llamas y si seguimos colisionando se destrozara definitivamente, o si un rival nos enviste con el turbo activado también podemos acabar en la cuneta y perder preciosos segundos hasta que volvamos a aparecer en pista con el coche remodelado. Me ha gustado mucho y como se puede ver en algunas screenshots, que la información de la carrera aparece reflejada en los muros del propio circuito. Podemos ver la información de nuestra posición en la carrera y algunos detalles más, de forma muy dinámica y atractiva, ya que la información va integrada en los propios muros del juego, y me ha parecido realmente útil para no apartar la vista del circuito en ningún momento.

Y como no hablar del creador de pistas, que es quizás donde reside el máximo atractivo de esta nueva versión. El motor de creación de mapas personalizados es muy sencillo de usar, a la vez que muy potente. Disponemos de una cuadricula determinada y una serie de bloques a poner. Lo mas lógico es empezar con un bloque predeterminado que hay de inicio de la pista, que es donde se efectuaran las salidas y llegadas del circuito, pero esto si lo deseamos podemos dejarlo para el final. Luego podemos ir añadiendo bloques que forman trozos de pistas, que podemos orientar a nuestro antojo, y un medidor que irá aumentando hasta un máximo, para no hacer muy larga la competición. Una vez tengamos diseñado nuestro circuito, en algunos casos en cuestión de segundos podremos probarlo tan solo con darle al botón start y comenzar la partida. La verdad es que la creación de circuitos está muy bien conseguida, es muy sencilla y lo mejor de todo es que podremos guardar nuestro preferidos y compartirlos online, para así disputar carreras online con nuestros amigos.

Pude probar el modo multijugador en área local para echar unas carreras. De hecho la gente de Namco Bandai organizó un concurso con premios para el ganador de la disputa multijugador pero no tuvimos suerte, pero eso sí, conseguí clasificarme para la final y si no llega a ser porque me quedé atrapado en una esquina en la primera vuelta de la carrera, hubiera tenido muchas opciones de luchar por la victoria. Destacar que Ridge Racer Unbounded aún estaba muy verde, y sólo teníamos disponibles 2 coches con cuatro colores cada uno y muy pocos circuitos< ; el juego aún está en desarrollo y la gente de Bugbear tiene aún una buena cantidad de trabajo por delante. Eso sí, recordaros que el titulo está confirmado con fecha de lanzamiento para este dos de Marzo de 2012, así que tampoco queda tanto para que podamos disfrutarlo en su totalidad.

Deja un comentario