El oscuro pasado de The Legend of Zelda

Estamos en 2015, año en el que se ha lanzado un gran remake de Majora’s Mask para 3DS y un nuevo The Legend of Zelda para Wii U saldrá a la luz. Hay que decirlo, pinta espectacular y seguro que en el próximo E3 nos sorprenden con creces con un tráiler a medida.

art_zeldaCartoon-01

Y para añadir más, hace unas semanas desde el WSJ nos hicimos eco de un sorprendente rumor, una serie de Zelda está en camino. Sin duda, un año movidito.

No hay lugar para las opiniones intermedias hacia la serie, aunque las malas estén mayormente argumentadas en base a obras pasadas. Precisamente en eso nos vamos a centrar, en el oscuro pasado de The Legend of Zelda.

Primero os quiero hablar de una serie ya existente. Cuando se hizo el primer Zelda, Nintendo ya era muy popular y tras la exitosa serie de Super Mario Bros. decidieron realizar una serie con los personajes de Hyrule. Dicha serie no tuvo mucho éxito, pues sólo tuvo 13 episodios lanzados en Estados Unidos y unos pocos países más, nunca llegó a España. Los guiones de la serie eran bastante típicos. Como personajes principales tenemos a Link y a Zelda y a Ganon como el malo. Hay que decir que no siempre la princesa es raptada, es más, en algunos episodios suele tener un rol activo en el que habrá que evitar que Ganon robe la trifuerza o conquiste Hyrule con la ayuda de Link equipado con sus armas más características como el arco o las bombas que por cierto, se las guarda haciéndolas más pequeñas y metiéndoselas en el bolsillo, misterio resuelto!

El problema que tuvo esta serie es que fue muy hilarante. Seguro que a muchos os suena eso de “excuuuuuuuse me, princess”, la frase más recurrente de toda la serie, dicha por Link cerca de 30 veces en tan solo 13 episodios. Tampoco ayudó que los argumentos fueran repetitivos hasta decir basta. Ese fue motivo suficiente para que Nintendo se olvidara de adaptar Zelda para la pequeña y gran pantalla hasta presumiblemente el día de hoy. Pero visto de otro modo, tal vez para ser una serie orientada a niños tampoco estaba mal. Entretener lo hacía y a decir verdad no me desagrada, además muchas series de dibujos de hoy en día son bastante peores.

De todas formas, posteriormente vinieron otras series de dibujos de Nintendo y ya fueron para mejor. La más famosa sin duda es Pokémon, que junto con los juegos homónimos crearon una simbiosis que catapultaron hacia el éxito el fenómeno. Otras series son la de Donkey Kong (animación en 3D), Kirby y Super Mario World, quizás la mejor adaptación animada con permiso de Pokémon.

Pasando a los videojuegos, a principios de los años 90 Nintendo, al ver que la tecnología CD estaba en auge, quiso desarrollar un complemento para la SNES para ejecutar juegos a partir de dicho formato. La principal ventaja era obvia, la capacidad para los juegos iba a ser colosal en comparación con los clásicos cartuchos. Al principio contó con Sony para desarrollar el proyecto Nintendo PlayStation pero tras algunos problemas relacionados con el contrato Sony acabó desarrollando su propia consola. Luego contó con Philips, pero tras ver el fracaso de Sega con su Mega CD, Nintendo descartó lanzarse al CD por el momento y rompió con Philips pero como compensación les dejó lanzar juegos con 5 personajes de Nintendo para su CD-i. ¿El resultado? Unos cuantos despropósitos, entre ellos Hotel Mario y 3 juegos de Zelda.

zeldacdi

Dos de ellos van ligados entre si, y son The Faces of Evil y The Wand of Gamelon. Tuve la oportunidad de jugar a uno de ellos un día y qué decir, aunque gráficamente no estaba del todo mal – más les valía teniendo CD – los controles son deficientes, y el gameplay es casi nulo, optando por el scroll lateral como en Adventure of Link pero llevado a la mínima expresión. En el primer juego Link tiene que rescatar a Zelda en las tierras de Koridai y en el segundo ésta tiene que rescatar a Link en Gamelon. Lo único que tienen de bueno quizás ambos juegos fue el legado que nos dio sus vídeos en los que pudimos ver al rey de Hyrule por primera vez, aunque no de forma oficial. La sobreactuación de los personajes es para echar unas risas, por no hablar del doblaje que también hace mucho, mención especial al Rey que parece que se descojone al decir “I wonder what’s for dinner”.

El juego restante es poco conocido porque bueno, no tiene nada a destacar. Se trata de Zelda’s Adventure. Otro juego en el que en vez de Link se controla a Zelda y hay que rescatarle de Ganon y recuperar los 7 signos que ha robado. Al contrario que los dos juegos anteriores, Zelda’s Adventure opta por una vista aérea al estilo del primer Zelda y cuenta con cutscenes en imagen real. Aburrido, insustancial e injugable por las excesivas cargas entre distintas parcelas del mapa. De todos los juegos de CD-I, es el peor de todos con diferencia.

Zeldasadventure1

Después de lanzar los anteriores juegos, pronto se vio el fracaso que supondrían para Philips y el cese del proyecto CD-I -esto último por otros motivos también-. De hecho muchos consideran a los juegos de Philips insultos hacia la saga por el desprestigio que éstos causaron, y no es para menos. Más de 20 años después sirven de argumento para juzgar de mala idea a la posible futura serie de Zelda junto con Netflix. Por su parte, Nintendo aprendió la lección y nunca más ha prestado sus personajes a otra empresa sin su estricta supervisión. Para muestra un botón, los siguientes en poder desarrollar un juego de Zelda para Nintendo fue la gente de Capcom, quienes hicieron los magistrales Oracle partiendo con una idea a lo Pokémon. Oracle of Ages y Oracle of Seasons fueron juegos distintos con distinta historia pero con amplias opciones de interconexión y con final opcional común.

¿Cómo hubiera evolucionado la saga si los Zelda de CD-I hubieran sido buenos? Nunca lo sabremos, pero seguro que hubiera sido radicalmente diferente con las opciones del formato. Quizás Philips se hubiera encargado de Ocarina of Time y hubiéramos tenido un juego mucho más amplio con mejores gráficos. O quizás hubiera sido un despropósito y jamás hubiéramos podido disfrutar de tal joya. La verdad, mejor dejarlo todo como está ahora.

(La serie de Zelda sí que llegó a España. Gracias por el dato, Rosmén!)

  1. Esto….

    La serie de Zelda si llego a España. En el Super Show de los Super Mario Brothers en Antena 3 despues de un tiempo de poner los episodios de Super Mario Bros, pusieron los de Zelda. Ademas, tambien emitieron Capitan N, y en alguno de los episodios se cruzaban con Zelda y Link.

    No quiero sonar pedante, sino solo comentar eso, que si llegó a España en su momento :3

  2. A mi me da que Nintendo con el CD-I lo que qería era probar como iba eso del CD (tiempos de carga y eso) y sin arriesgar nada, tuvo su respuesta y saco la Nintendo 64

    De todas maneras el CD-I era un reproductor de vídeo en el que se podía jugar, no al revés

  3. Una pena que esos juegos fuesen un fracaso, por fin le daban a la princesa la oportunidad de ser la protagonista de la saga con su nombre.

    Nintendo no optó por seguir con cartuchos por la lentitud del cd, eso se habría solucionado poniendo un lector más rápido y optimizando la carga, siguió con los cartuchos porque no eran pirateables, por desgracia la decisión acabó volviéndose en su contra con el precio de los juegos y haciendo financieramente imposible que salieran juegos de que necesitaban mucho espacio como la saga Final Fantasy, de ahí que se pasara a la Play Station.

  4. Pingback: El oscuro pasado de The Legend of Zelda | Gadget Rumours

Deja un comentario