¿Es Minecraft un buen recurso didáctico en las escuelas?

Hace unas horas he visto el último HangOUTs del amigo Outconsumer, quien tiene un canal de YouTube que de vez en cuando nos trae esta sección donde se tratan temas muy, muy interesantes. Esta vez me gustaría compartir con vosotros mis opiniones al respecto. ¿Es Minecraft un recurso válido para el aprendizaje y enseñanza en el aula?

minecraft-20-700x393

Dejando a un lado la perspectiva del entretenimiento, algo que evidentemente se da por sentado que ha conseguido, -aunque haya países que se nieguen a conocer qué puede llegar a ofrecer el súper ventas de Mojang…- está una vertiente extrapolable a los colegios. Como aspirante a educador con ideas ciertamente alejadas de las impuestas en la actualidad por el gobierno de España y su LOMCE, pienso que sí, Minecraft es una herramienta perfectamente ejecutable por varios aspectos. Pongamos cinco ejemplos de ello:

– Llamar la atención del alumnado mediante la utilización de una herramienta lúdica, que gusta a prácticamente la totalidad del grupo.
– Al ser un trabajo cooperativo y dar tantas facilidades de interacción alumno-alumno y profesor-alumno, el grupo se convierte en equipo.
– Mantener el interés por la asignatura cuando el profesor indica que ha terminado la clase, aumentando así la destreza de la responsabilidad; cuando llegan a casa siguen interesados en completar la tarea encomendada en clase.
– Conocer e iniciarse en el mundo de la gestión y organización, así como algunas nociones matemáticas. Minecraft está compuesto por cubos, es decir, unidades.
– Familiarizarse con una plataforma digital y aprender a manejarse con palabras clave, jergas, incluso aprender la lengua predominante a día de hoy como es el inglés.

Lara, profesora en el colegio de Alameda de Osuna de la ciudad de Madrid, comenta que sus clases son de 45 minutos y una vez a la semana; se trata de una apuesta por parte del gremio de profesores de esa escuela para que los niños y niñas que están a punto de dar el salto a la educación secundaria puedan familiarizarse con el entorno digital. Al comienzo del segundo trimestre, que en la mayoría de centros educativos da comienzo en el mes de enero y hasta el fin del tercero (junio), se llevará a cabo un proyecto, un trabajo constante donde todos son uno.

Durante la tertulia se van exponiendo varias ideas que entenderéis mucho mejor si la veis por vosotros mismos (dura una hora, duración perfecta si vamos a comer o estamos haciendo algo mientras lo escuchamos de fondo), así que su recomendación se da por sentada. En este caso están creando su escuela, lo cual tiene para mí un valor añadido puesto que se trata del lugar donde pasan y pasarán decenas de horas durante muchos años, de modo que seguramente pondrán todo su empeño en recrearlo de la mejor de las maneras.

Para la organización se ha propuesto una división grupal, donde cada conjunto se encargará de una parte de la escuela. Estamos entonces hablando de un proyecto a largo plazo, que requerirá mucho esfuerzo y constancia para que, cuando se consiga, la recompensa y satisfacción personal suponga mucho más para cada uno.

worlds2

¿Ha de sustituir esto a otras materias más técnicas e ineludibles al fin y al cabo como la lengua o la matemática? En abolsuto, pero insistimos, se trata de sesiones de menos de una hora a la semana, algo perfectamente realizable en cualquier escuela con interés por emprender e innovar. El problema es la infraestructura; en el colegio donde yo estudié no teníamos apenas ordenadores, y aunque hoy en día esto pueda parecer irreal, los PC instalados en muchas escuelas es insuficiente incluso para ejecutar un programa como es Minecraft, por no hablar de la conexión a internet necesaria para que todo vaya a las mil maravillas.

En definitiva, me ha gustado mucho esta conversación entre Roc Massaguer (Outconsumer), Lara, Tonacho y KillerCreeper55, sobre todo por mostrar preocupación por el mundo de la educación y saber relacionarlo con cariño y respeto al mundo del videojuego. No dudéis en verlo porque se ha hablado de mucho más de lo que hemos citado en la entrada.

Deja un comentario