La última joya de Ben Heck

Si más de un departamento de ingeniería del sector contara entre sus filas con un tipo como Ben Heck nos quejaríamos mucho menos de los fallos de diseño de las consolas. Su última revisión de la Xbox 360 portátil es esta pequeña maravilla que compraría ya para llevarmela de vacaciones.

  1. Yo toco la consola con guantes y casi ni respiro cuando paso cerca de ella para que no se joda y este tío las monta y desmonta como si nada. Hace cosas realmente alucinantes.

  2. Igual es “amor de madre”, pero tras haber visto varias creaciones del tipo este… he de decir que esta le ha quedado guapa, muy muy guapa. 😉

  3. Pingback: Akihabara Blues

Deja un comentario