Crónica de la Madrid Games Week 2018

Madrid Games Week, rebautizada así tras varios años conociéndose como Madrid Gaming Experience, es uno de los eventos nacionales más importantes relacionados con el videojuego.


IFEMA acoge un año más, durante 4 días, un evento que aspira a convertirse en el punto de reunión de las grandes compañías del sector así como de la prensa, desarrolladores indies y usuarios. Una feria del videojuego que, si bien resulta atractiva cuando conocemos los títulos que “podremos” probar, tiene todavía mucho margen de mejora en lo que a organización se refiere.

Este ha sido el primero año que he podido acudir, tras varios intentos fallidos en el pasado, y lo cierto es que lo he disfrutado mucho. He podido probar futuros lanzamientos que espero con muchas ganas, vivir una competición de e-Sports de cerca, charlar y conocer en persona a muchos profesionales de la prensa que llevo leyendo toda la vida y desvirtualizar a una buena cantidad de amigos twitteros.


La feria no es pequeña en absoluto y ocupa 2 pabellones y medio en los que se dieron cita compañías grandes como Microsoft, Nintendo o Sony (esta última con un pabellón entero), así como escenarios para cubrir eventos e-Sports de la ESL y LVP.

Como indicaba más arriba, la feria duró 4 días (del 18 al 21 de Octubre) y se podía acceder a ella de Jueves a Domingo en un horario de 10:00 a 20:00. Con la única salvedad de que el Jueves estaría abierta al público a partir de las 15:00 ya que de 10:00 a 15:00 estaba reservado el acceso para la prensa. 
Si me lo permitís me gustaría hablar primero de la organización y, más adelante, de los títulos que pude probar.



Madrid Games Week 2018: Un evento sin bugs, pero con fallos de diseño

Cuando alguien va a un evento de la magnitud de la Madrid Games Week, y más aún teniendo en cuenta lo aprendido con la BGW, espera que la organización sea ejemplar y la maquinaria funcione perfectamente.
Aunque las puertas se abrían a las 10:00 era importantísimo estar desde una hora temprana para evitar tener que hacer cola mucho tiempo tanto para entrar como para probar ese juego al que tenías tantas ganas.
Las colas para disfrutar de los distintos títulos disponibles eran inevitables, siendo menores el Jueves y el Domingo, pero en ocasiones eran excesivamente caóticas, juntándose unas con otras y sin saber muy bien quien era la última persona de la cola.


Además los encargados de algunos expositores llegaban a pasar completamente de gestionar los tiempos de prueba de los juegos, viendo en alguna ocasión gente que estaba 1h jugando sin que nadie le llamase la atención. He de decir que esto solo ocurrió el Viernes y en títulos puntuales, pero no deja de ser una mala experiencia de la que deberían tomar buena nota.

A esta ecuación hay que sumarle, además, las pocas indicaciones de dónde se encontraba cada título y, peor aún, como llegar a la planta superior para poder disfrutar de la zona dedicada a Retro World y la LVP. 

Quizás esté mal acostumbrado por otro tipo de eventos en los que, en la propia entrada, te dan un pequeño panfleto con los horarios de conferencias, ubicación de los stands y lo que podrás probar en cada uno de ellos. Pero una cosa está clara, no puede ser que te enteres de que se puede probar un título tan esperado como DMC 5 cuando has salido del recinto y dentro no exista ningún cartel que te diga en dónde lo puedes probar. 
Para este ejemplo en concreto descubrimos que se encontraba en la zona de Xbox dentro del stand dedicado a Sekiro.

Una organización discutible

La situación era bastante “curiosa” ya que la cola para probar Sekiro y DMC 5 era la misma y el Sábado y Domingo los encargados del stand salían cada poco a preguntar si alguien quería probar la nueva entrega de la saga de CAPCOM.
Si esto ya es bastante lamentable, desde mi punto de vista, peor es la situación que comentaba más arriba respecto a la gestión de tiempos. En el stand del Resident Evil 2 Remake, ubicado en la zona de Playstation, estuvimos haciendo cola durante 1h sin ver como esta avanzaba y observando atónitos como los encargados de ese stand no hacían nada al respecto.

Stand por cierto que no estaba a la altura de un título de estas características y que contaba con algunos televisores mal calibrados estropeando la experiencia jugable. Y hablando de experiencias jugables, casi todas se veían lastradas por un volumen del audio de los auriculares excesivamente bajo que, además, era tapado por el sonido ambiente del recinto y de los distintos eventos que había alrededor de los stands.

Al margen de esto, algunos trabajadores del recinto no sabían indicarte cómo llegar a ciertos stands ya que desconocían su ubicación. Al final era más práctico dar vueltas hasta encontrarlo o preguntar a algunos conocidos por si ya habían visto el stand en cuestión. Pese a estas pequeñas malas experiencias, una vez ubicas todo lo necesario en el recinto, disfrutar del evento es sencillo y no hay ni un sólo segundo que se desaproveche. 
En las colas he pasado el tiempo charlando con la gente que estaba esperando, echando alguna que otra partidilla con las portátiles o sencillamente revisando las redes sociales para leer opiniones de los usuarios.


Microsoft España no da por perdida a la Comunidad

El stand de Xbox no era de los más grandes pero el despliegue que ha hecho Microsoft España es digno de elogio.
 Además de títulos tan esperados como Kingdom Hearts 3, Sekiro: Shadows Die Twice, Metro Exodus o DMC 5, entre otros, se realizó un gran despliegue para juegos como PUBG, Forza Horizon 4 y Fortnite.
 Un juego que tenía muchas ganas de probar era el Ori And The Will Of The Wisps pero no tuve oportunidad de jugarlo, por desgracia.
También destacar el apoyo a los desarrolladores indies en el stand de id@Xbox.

De los títulos disponibles en el stand de Xbox únicamente pude probar Kingdom Hearts 3, Sekiro: Shadows Die Twice y Metro Exodus. 

Kingdom Hearts 3 es un sueño hecho realidad. La nueva entrega de la franquicia de Square-Enix será uno de los grandes lanzamientos para el inicio del año que viene y esta demo es una pequeña muestra de lo que se avecina. 
La demo que estaba disponible en la Madrid Games Week constaba de 2 partes: El Olimpo y La Caja De Juguetes.

Al haber visto vídeos con gameplay de “El Olimpo” preferí empezar por “La Caja De Juguetes”, ambientado en el universo de Toy Story.
 Tras un pequeño vídeo con personajes tan carismáticos como Woody o Buzz Lightyear tomamos el control de Sora, convertido en juguete, para hacer frente a los Sincorazón, enemigos contra los que combatiremos durante toda la demo. 
El combate es muy sencillo y dinámico, pudiendo elegir además entre 3 distintas llave espadas, cada una con sus distintos ataques especiales. 
El combate tiene lugar en la habitación de Andy y el exterior de casa para terminar en la tienda de juguetes donde tomaremos el control de un mecha y el juego se convierte en un FPS.
 Jugablemente es una delicia pese a algunos fallos de cámara que espero que pulan en la versión final del título.
Lamentablemente no pude probar la demo de “El Olimpo” ya que los 10 minutos que permitían probar el juego no daban para más.

Grandes videojuegos en la Madrid Games Week

Metro Exodus será la tercera entrega de la saga Metro y pude probarla durante 7 minutos. Bueno, realmente 5 ya que el vídeo explicativo de mecánicas y controles no podía saltarse y duraba algo más de 2 minutos. 
Visualmente el título es espectacular, luciendo unas texturas de una calidad altísima y unos efectos de luz que rozan la perfección.
 En esta demo, que transcurre en la superficie fuera del Metro, debíamos explorar e infiltrarnos en un campamento enemigo tras ser salvados por una mujer de ser ahogados. El sigilo será clave ya que el combate, muy mejorado respecto a entregas anteriores, debe ser siempre nuestra última opción. 
Por lo que se pudo ver en el vídeo introductorio, y las sensaciones en el tiempo que lo pude probar, está claro que se alejará de la linealidad de los títulos anteriores y apostará por mayor libertad.

Sekiro: Shadows Die Twice es la fusión perfecta de la saga Souls y NiOh pero con esencia propia.
 La demo que pude probar es la que se enseñó en su momento en el E3. 
Un juego de estas características siempre supone un reto para el jugador y morir es casi inevitable. Una vez te adaptas a los controles del juego y te acostumbras a su mecánica da pena tener que soltar el mando cuando ha pasado el tiempo de prueba. 
Aunque es posible ir “a saco” y combatir directamente a los enemigos el sigilo es muy importante en el juego, pudiendo esconderte entre la maleza o utilizar el gancho para alcanzar ubicaciones elevadas y coger al enemigo por sorpresa.

No reinventa las mecánicas de sigilo pero es un buen añadido a títulos de esta índole.
Los enemigos no nos pondrán fácil el intentar avanzar por el mapa y además gozan de una visión bastante amplia por lo que es importante estar pendiente de sus indicadores para tratar de pasar desapercibido.
La muerte no es el final ya que es posible reaparecer en el mismo sitio y continuar así la acción.
A nivel visual el juego luce excelente aunque pude ver alguna textura fuera de lugar, sobre todo en edificios.
Por otro lado, comentar que el juego estaba corriendo en un PC.


Sony y su apuesta por la experiencia VR

El stand de Sony, el más grande de toda la feria, me llamó la atención por su gran apoyo a las PSVR, de las cuales ya sabéis que soy un total fan desde que salieron.
 Hablando de PSVR se podían probar experiencias de todo tipo. Firewall: Zero Hour, Astro Bot: Rescue Mission, Tetris Effect, Beat Saber, Blood & Truth, Deracine o Ace Combat 7: Skies Unknown.
 Además de estos títulos de VR también podíamos probar juegos como Dreams, Days Gone, Kingdom Hearts 3, Resident Evil 2 Remake, Marvel´s Spider-Man, Call Of Duty Black Ops 4, Spyro Reignited Trilogy y un montón de títulos indies en desarrollo bajo el sello de Playstation Talents. 
También desplegaron una gran Arena para Gran Turismo y albergar la final europea del FIA-Certified Gran Turismo Championships 2018.

De los títulos que pude probar destacaría Ace Combat 7: Skies Unknown en VR con el mando Thrustmaster T.FLIGHT HOTAS 4, Resident Evil 2 Remake y Beat Saber. Ace Combat 7: Skies Unknown es un título que espero con muchas ganas y el haberlo probado me ha generado más hype si cabe. 
La experiencia jugable ha sido muy satisfactoria e incluso superior, por buscar un simil, a lo vivido en la VR Mission del Battlefront.
 Además de un trabajo excepcional a la hora de adaptar el frenetismo de Ace Combat a VR, la inmersión es total si se usa el Thrustmaster T.FLIGHT HOTAS 4 (recomendado también para disfrutar plenamente de Elite Dangerous).

Una experiencia alucinante


La demo nos permite realizar el despegue de nuestro avión sorteando otro avión que ha sido alcanzado y que explota contra la pista de despegue. 
El control es muy suave y es posible visualizar los laterales en busca de los cazas enemigos con un simple movimiento de cabeza.
 Alcanzar a los enemigos no es tarea sencilla y harán todo tipo de acrobacias para escapar de nuestro campo visual evitando así ser alcanzados.
 Gráficamente luce genial en VR y, por si alguien tiene dudas, no tuve ninguna sensación de mareo. Algo que también pregunté a algunos usuarios que probaron la demo y me comentaron lo mismo.


Resident Evil 2 Remake es lo que me esperaba y más. Las sensaciones que viví probando la demo fueron similares las vividas en 1998 con el título original. 
Volver a la comisaría de Raccoon City encarnando al novato Leon es una auténtica delicia.
La sensación de claustrofobia y angustia está presente en todo momento gracias a una cámara cercana al personaje y una ambientación terrorífica que juega con las luces y el sonido para mantenernos en tensión en todo momento.
El control está muy bien adaptado al nuevo gameplay y es fácil acerse a él.

Days Gone ha sido, de lejos, la mayor decepción de la feria. 
La demo constaba de 2 partes bien diferenciadas.
En la primera debíamos infiltrarnos en una ciudad, con infectados repartidos por el escenario, para localizar ciertos materiales.

El sigilo es importante pero era posible enfrentarse a algunos enemigos sin que alertasen a los demás. Una vez conseguidos los materiales escapamos de la ciudad para acudir en ayuda de nuestro compañero, que es capturado por unos enemigos humanos.
La segunda parte de la demo está centrada directamente en el combate, permitiendo hacer frente a cientos de infectados en una zona embarrada en la que podemos hacer uso de distintas armas y dispositivos de nuestro arsenal.
Probar distintos planes de ataque es clave, pudiendo usar señuelos, reventar camiones de combustible o directamente atacar a la multitud con armas de fuego o lanzar cocktails molotov.
Desconozco a que estado de desarrollo pertenece la demo que pudimos probar pero varios de los que lo probamos sufrimos de ciertos bugs molestos como mal funcionamiento de la cámara de supervivencia o de puertas que no se abrían. Además de unas caídas de fps muy duras que lastraban la experiencia en la segunda parte.



Madrid Games Week tiende la mano a los e-sports

Durante los 4 días de la feria era posible asistir a distintos torneos en directo o retransmitidos a través de Twitch. En la Madrid Games Week pudimos disfrutar de la gran final de la ESL Masters de Rainbow Six. Evento de infarto en el que todos los equipos demostraron un alto nivel, dejando claro que R6 sigue generando expectación y contando con el apoyo de Ubisoft, que a buen seguro repetirá competiciones de estas características. Mención especial al torneo amateur que tuvo lugar en el stand de la ESL en el que pudimos ver una gran actuación del equipo femenino de Rainbow Six de ECORP.

A la MGW le gusta el píxel



En el pabellón superior se encontraba el evento Retro World, centrado en puestos de venta de consolas y juegos retro así como contar con zonas de recreativas clásicas que los usuarios podían utilizar, pagando el peaje de rigor, claro está.
Lo retro sigue de moda, amigos, y me sorprendio la gran expectación que generó esta zona de la feria teniendo en cuenta las novedades que estaban disponibles en las consolas de la actual generación.

Referente a Nintendo, pude ver todos los títulos que estaban disponibles para probar pero no pude jugar a ninguno debido a lo apretado de mi agenda y que, pese a lo que muchos quieren negar, los juegos de Nintendo generan mucha expectación y sus colas eran de las más largas. También pude probar juegos como Jump Force, One Piece: World Seeker, Soul Calibur VI, DarkSiders 3 o My Hero One´s Justice pero me dejaron tan frío y tan malas sensaciones que prefiero no malgastar texto en ellos.

En resumen, Madrid Games Week es un evento al que merece la pena ir si se tiene oportunidad, teniendo presente que el tiempo es limitado y que hay que hacer mucha cola para probar 5-10 minutos un título. Mi recomendación, si barajáis el ir en futuras ediciones, es que compréis la entrada de 1 día salvo que queráis probarlo todo y asistir a las distintas charlas que hay durante todo el evento.



Por cierto, en este otro post tenéis la galería de fotos completa del evento.

Deja un comentario