The Legend of Jumanji: Ocarina of Time

¡Pero que grande que es Jumanji! Uy, perdonad, que grande que es Robin Williams (que hizo un papelón en Jumanji y como he dicho es muy grande) y sobretodo su gigantesca barba. Y es que el nuevo Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D no podía tener mejores protagonistas que él y su hija de curioso nombre.

Y es que por muy a broma que parezca para el anuncio, la simpática hija del conocido actor se llama realmente Zelda, y no es ninguna casualidad ya que Robin es un gran fan de los videojuegos (se pasa el día viciado al Call of Duty) y le puso tal nombre a su hija porque siempre ha sido un amante de la saga del chico de verde y la princesa.

Un anuncio muy digno para un juego tan increíble como es The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D.

Os dejamos el dialogo traducido cortesía de Squallido:

Robin: Desde la primera vez que te vi, supe que estaríamos unidos para siempre. Viajé a todos los rincones del mundo, me enfrente a las peores adversidades y me convertí en un héroe, solo por ti. Salvé tu reino.

Zelda: ¿Papá?

Robin: ¿Sí, Zelda?

Zelda: ¿Me estás volviendo a confundir con la princesa?

Robin: No sabría qué decirte, las dos tenéis mucha magia.

  1. Jumanji es un clasico moderno.

    La niña es Kirsten Dunst, por cierto. Un poco antes de aparecer en “Pequeños guerreros”… donde ya se adivinaba la “gatona parda” que es.

    Y Robin Willians es un puto crack. Aunque está más loco que yo (o que sus desquiciados personajes; jamás te aburres con una peli de éste tipo.

    PD: Ah, coño, que hablábamos de Zelda y tal…. XDDD

  2. Pensaba que el anuncio iba a tener un tufillo “padre de Tiger Woods dándole consejos desde el más allá” pero me ha molado mucho!!!!

    Es súper melancólico, mágico, hypeante, encantador y, de alguna forma, consigue transmitir buena parte de lo que es Zelda.

    Eso sí, las 3D como que no hacen ni falta ni se comentan en el anuncio.

    Por cierto, qué OJAZOS que tiene la hija de Robin!!!!!!!!

  3. No me llama nada el juego, si quiero Ocarina cojo y juego al original, pero los mamonazos de Ninendo han sabido sacarle todo el jugo nostálgico al título. Y la verdad es que no he llorado por

    • No todo el mundo conserva la N64 y el genial Ocarina (yo sí). Creo que la revisitación del juego, además de que parece haber quedado muy bien, ha sido una buena idea para poner un imprescindible al alcance de todos los que no tuvieron oportunidad de disfrutarlo en su momento.

      ¿Que la gran N tiene un buen chiringuito montado con sus viejas glorias? cierto. Pero, aparte de siempre “son lentejas”, también es comprensible ante las calidad de las mismas.

      Otras cuestiones son las continuas revisiones de hardware en sus portátiles y/o lo que se esprimen las sagas. Pero estamos en lo de antes… 😉

  4. Pingback: Los Inazuma Eleven que vienen de camino | Akihabara Blues

Deja un comentario