Activision y Microsoft. Esto ya parece una novela

Lo que se anunció con bombos y platillos se ha venido convirtiendo en un dolor de cabeza para Microsoft. El proceso de aprobación para la compra de Activision Blizzard ha tenido más trabas de las pensadas y a eso se suma Sony, como principal antagonista.

Microsoft Activision

Las expectativas

Como todo le venía saliendo de maravilla a Microsoft en cuanto a adquisiciones, desde el anuncio de esta compra se han presentado rumores y sueños húmedos por parte de los jugadores respecto a que juegos llegarán a Game Pass.

¿Será World of Warcraft?, ¿Tal vez Diablo IV?, ¿Todos los juegos de Call of Duty, incluyendo los que de verdad eran buenos y también los que prometen serlo pero al final resultan siendo una decepción? (perdón, me alteré).

Bueno, pues todo eso se ha quedado en expectativas, porque diferentes comisiones han tenido sus dudas al respecto y esta semana la CMA (Competition and Markets Authority), ente regulador del Reino Unido, ha bloqueado la compra.

Un mar de dudas

Lo más curioso de todo esto es que Microsoft ya venía presentando publicidad en Reino Unido, dando por hecho la fusión. Sin embargo, temas como monopolio, ventaja exagerada y retraso en la innovación son algunos de los motivos presentados por este y otros entre reguladores respecto al tema.

A esto se suma Sony, que encabezado por Jim Ryan, ha mostrado su preocupación respecto a la falta de transparencia y posible exclusividad de Call of Duty, juego que representa mucho dinero para Playstation. Así es, en Sony se quejan de los exclusivos, el mundo al revés.

A pesar de que Microsoft insiste con su mantra de expandir la comunidad de jugadores, siguen existiendo dudas. Más aún cuando se comprometieron a llevar la saga bélica de Activision a Nintendo Switch (vaya usted a saber cómo).

Call of duty

Incluso la compra de Bethesda sirvió como ejemplo para demostrar que Microsoft dice una cosa, pero puede terminar haciendo otra, como aparentemente sucedió con Redfall. Un título que originalmente se iba a lanzar en Playstation, pero terminó como exclusivo de Xbox.

¿Y ahora qué?

Bueno, los de Redmond aseguran que van a apelar el fallo del CMA, pero con o sin Activision, su hoja de ruta sigue. La fusión es un elemento importante para llegar más rápido a la meta, pero no significa que los planes se vayan al traste si no se concreta el tramite.

Para Microsoft el negocio está en el software. Tener a disposicion de todos y en cualquier dispositivo el contenido que están generando. Más allá de Call of Duty, es King la que tiene un peso importante, porque puede ser un punto de entrada a los juegos móviles y una oportunidad para abarcar muchos de esos diferentes dispositivos, que es lo que más les interesa.

Pero ojo, este es solo uno fallo y no significa el fin del proceso. Aún falta la respuesta de otros entes reguladores, aunque esta respuesta puede sentar un precedente. Tal vez, para no complicarse la vida, los demás reguladores se van por el mismo camino de la CMA o si quieren complicar la trama de esta novela, entonces dan el sí.

Lo cierto es que esto puede sentar un precedente para las futuras adquisiciones por parte de Microsoft, a los que probablemente les toque cambiar plan, pero no la meta (me puse filosófico).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 20 =