El Game Streaming obtiene más de lo mismo con Google Stadia

Ya es un hecho que Google entra de lleno a la industria de los videojuegos y lo hace solo con un mando y una plataforma, nada de consolas. Stadia es el nombre del servicio de streaming de este grande tecnológico, que por ahora, promete lo mismo que sus otros competidores.

stadia

De desarrolladores, para desarrolladores

La presentación fue realizada dentro del marco de la GDC 2019 y supongo que por esto la tónica de la misma fue muy enfocada a la gente de dicha industria. Servidores, almacenamiento, procesamiento y demás elementos propios de cualquier presentación de plataforma como servicio en la nube.

Por este lado, nada sorprendente. Hablamos de una infraestructura cloud donde es posible ver números tan mareantes y que cada día van en aumento. De hecho, compararlo con una consola es innecesario, ya que es obvio que las capacidades exceden todo lo que vemos en la actualidad.

Una nueva rama de la plataforma como servicio

Dentro del cloud computing se maneja algo llamado PaaS (Platform as a service) y pienso que la manera como fue presentado Stadia, es como una rama de dicha categoría. Ofrecer capacidad de cómputo específicamente para videojuegos, con todos los recursos necesarios, sean motores gráficos, de colisiones y demás.

stadia

Eso fue lo que pude apreciar, que no está mal, pero la expectativa generada pudo haber dado para más. Algún adelanto de un título rompedor, ya fuera propio o de un tercero, pero nada. 4K, 1080p, HDR; siglas y números que hemos visto desde hace mucho tiempo y que se logran si y sólo si, el juego está desarrollado de una manera que le permita soportarlo.

Promesas y más promesas que dependen de muchísimos factores, comenzando con las conexiones a internet, que en países del primer mundo pueden ir de maravilla, pero en el caso mío, que vivo en Colombia, puede que no vayan tan bien y terminen siendo un verdadero dolor de cabeza.

Un contenedor sin alma

Lo que presentó Google con Stadia no es nada nuevo. Eso mismo lo vimos de la mano de Electronic Arts y su Project Atlas o con Microsoft y su XCloud. Servicios capaces de transmitir videojuegos a cualquier dispositivo, en cualquier momento y cualquier lugar, mientras contemos con una conexión estable de internet. ¿Que velocidad necesitamos?, no lo sabemos. ¿Que juegos vamos a tener?, eso tampoco lo sabemos. ¿Cuánto tendremos que pagar?, otro de esos misterios sin resolver.

Hasta el momento se nos ha prometido un futuro que no tiene contenido, por lo menos no de manera exclusiva. Si, Google puede haber creado un estudio dedicado a crear y apoyar el desarrollo de videojuegos, encabezado por las talentosísimas Jade Raymond y Amy Henning, pero por el momento, pienso yo, no puede ofrecer nada que no se pueda conseguir fuera de su plataforma.

Claro, third parties como Ubisoft o Bethesda se van a montar en ese bus, como lo harán en el de Microsoft y cualquier otra empresa que les permita ser un canal de distribución, pero desde el punto de vista propio, no hay nada nuevo y con el tiempo que toma actualmente desarrollar un juego AAA, no se cuando podamos ver materializada esa promesa.

Mucho se ha hablado de Microsoft y su chequera al momento de comprar varios estudios, que seguramente van a sustentar esta iniciativa del juego como servicio. Doce compañías que aún dejan en duda si la división Xbox es capaz de suplir la demanda de títulos propios por la que tanto se les critica, no se que se pueda llegar a esperar entonces de Google y esta iniciativa.

stadia

El primer día del futuro prometido

El día que sepamos que juegos vamos a poder jugar, que velocidades de internet necesitamos y el costo a pagar por alguno de ese servicios, ese día comenzará oficialmente el futuro de esta industria, pero por el momento, todo es lo mismo. Cada día más la lista de empresas que prometen jugar en cualquier momento, sin descargas y consolas, irá en aumento. De hecho me extraña que Amazon no haya asomado las narices aun.

Mientras tanto, seguimos como estamos, con pequeños intentos que llegan de manera paulatina, como es el caso de Playstation Now, que incluso teniendo un catálogo extenso, carece que grandes nombres que lo sostengan. La esencia del mundo de los videojuegos es precisamente el software y mientras se sigan realizando presentaciones como las de Stadia, todos estarán prometiendo un futuro, que tal vez un día llegará.

  1. No dudo que muchas compañías se quieran subir al carro de Google. Portar juegos a su sistema pinta a que no es complicado … básicamente cualquier juego actual se podría ejecutar en sus servidores «atomicos» (como decía Kristian en Twitter), y a full. Hasta aquí, la parte «fácil».

    Ahora viene la quimera …. las conexiones.

    Como dices, el internet actual en términos de velocidad, ping, simetría, etc … es alarmantemente desigual no solo en según que países, si no en zonas dentro de la misma región (incluso ciudad).

    Si muchas veces, el juego online, ya supone un quebradero de cabeza (todos hemos tenido en algún momento problemas de todo tipo), no quiero imaginar lo que supone estar sincronizado al milisegundo con un servidor que tiene que reaccionar a cualquier orden que le estamos dando, y que obviamente, va a ser dependiente del estado de nuestra conexión.

    No hablamos ya de que la mayoría de hogares tienen conectados sus dispositivos por wifi (poca gente esta por RJ), lo cual merma más aún la calidad de la conexión. Y encima, Google propone que lo hagamos con sistemas (móvil, tablet) que solo disponen de esa conexión (wifi).

    A mi esto me recuerda al coche eléctrico. Que si, que es el futuro y bla, bla, bla, pero mientras no exista un infraestructura que pueda hacer funcional el coche, quedará como un producto para una minoría.

  2. Hay que esperar un poco a ver que catálago traería, el precio final de su servicio y como va esa conexion de cara al lag que pueda arrastrar. Google no ha inventado nada, seamos realistas, el juego en Streaming ya lo trajo nvidia con su Nvidia Shield, pero si que ha llegado en el momento oportuno, donde hay mejores conexiones y donde lo digital lo consume prácticamente todo el mundo ya. ¿Ha revolucionado el mercado? Eso está por ver, pero buena pinta tiene, la verdad.

Deja un comentario