Super Soccer Blast, hay fútbol más allá de PES y FIFA

Aquellos que disfrutamos sin límites con los juegos arcade y con las consolas de antes de la fiebre poligonal sabemos que la diversión no está reñida con los gráficos, con el juego online o con dejarte el sueldo comprando sobres.

Una época ¿mejor?

Esos años repletos de partidas a Nintendo World Cup, a Super Soccer, a Super Sidekicks o incluso a los primeros FIFA en Megadrive y SNES dejaban claro que jugar a fútbol en plan arcade podía ser muy divertido.

Con los PES y la evolución de los FIFA, durante muchos años, hemos asistido a una dictadura en la que parecía que no había fútbol más allá de las propuestas de Konami y Electronic Arts, más allá de excepciones muy puntuales que nunca han pasado de anécdotas.

Lo último de Unfinished Pixel

Super Soccer Blast no busca competir con nadie y se encuentra muy cómodo con esa etiqueta de «anécdota» que le libera de toda presión. Como si fuera un guiño al nombre de su desarrolladora, los barcelonenses de Unfinished Pixel, Super Soccer Blast ha sido lanzado pero tiene un saborcillo de juego en early access.

Sus responsables, que son los mismos de los entretenidísimos Super Volley Blast y Super Tennis Blast, siguen trabajando en él y están escuchando activamente a la comunidad para acabar de dejarlo fino, con cara y ojos. Pero como lo que ya hay es bastante divertido, no quería dejar pasar más tiempo hasta hablaros de Super Soccer Blast.

Work in progress

De momento, lo que hay, es una experiencia entretenida, muy arcade, trepidante y que te obliga a replantearte cómo se juega un juego de fútbol. Y es que en Super Soccer Blast las reglas cambian. No hay tarjetas amarillas o rojas, pero un chute en la frontal es peligrosísimo. Hasta sacar la pelota de medio campo se puede considerar una ocasión de gol. La IA hace algunas cosas raras, pero en el contexto de juego arcade lo cierto es que te las puedes tomar como guiños.

El editor de personajes y de equipos, junto a las caricaturas de las plantillas reales de algunos de los equipos más potentes de Europa, así como de los integrantes de las selecciones, Unfinished Pixel se las apaña para hacernos olvidar que aquí no hay licencias, pero es que tampoco las necesita.

Mucho margen de mejora

A la ya comentada mejorable IA de los personajes se le pueden sumar cosas de variada importancia, como que no haya repetición de goles, que no haya árbitros en el campo o que no haya una ambientación en los torneos que los diferencie, más que la selección de modo de juego en el menú. Hay cosas que son mucho más complicadas de realizar, por el feedback que he recibido de los desarrolladores, como que los personajes tengan diferentes stats o movimientos especiales, que seguramente escapan del presupuesto y ambición de un estudio pequeño como Unfinished Pixel, pero soñar es gratis.

Lo último de Unfinished Pixel

Aún así, Super Soccer Blast es perfecto para desintoxicarte de PES y FIFA y volver, así, a centrarse en la diversión sin paliativos. Aunque está lejos aún de alcanzar la calidad de sus hermanos Super Volley Blast y Super Tennis Blast, estoy convencido que, al menos, subirá varios peldaños en cuanto a calidad, convirtiéndose en un arcade deportivo interesante en el catálogo de Switch.

Es más, soy consciente que la versión que estoy probando, la de Switch que me hizo llegar la desarrolladora, no incluye el último paquete de actualización, paquete que por ejemplo ya está disponible en PS4 y que debería mejorar la IA de la CPU, entre otras cosas.

Es por ello que esta reflexión la dejo como impresiones, a la espera de ver hasta dónde consiguen llevar los homies de Unfinished Pixel al tercer episodio de su trilogía deportiva, sin duda el más ambicioso de todos ellos.

Deja un comentario