Una última partidilla…

Anécdota real sucedida el 07/07/2008 a las 23:42 Llego a casa tras el correspondiente día de madrugón, trabajo, recados y cena, todo ello agravado por el hecho de que es lunes y el fin de semana, precisamente este, no has dormido demasiado. Pero claro, el cansancio no va a conseguir que me prive de mi partidilla diaria, aunque desde hace ya más de lo que recuerdo estos momentos de ocio nocturno ya sean casi más a lo doggy style que con rosas, champán y tequieros a la luz de la luna. Cosas de la edad. Jugar tan hecho polvo es casi más una muestra de adicción que un placer... Si es que se pueden separar ambas cosas. (más…)