2017: Un año memorable para los jugadores

«La industria está de capa caída», «los videojuegos de hoy son peores que los de antes», «las grandes sagas han dado un bajón», «algunos géneros se han perdido» … Tales afirmaciones se han convertido en un clásico entre los usuarios a la hora de hacer balance año tras año.

Sociedad ilimitada en Nintendo

No estoy aquí para juzgar a nadie, pero, en lo que al presente año respecta, creo que hay algo fuera de toda duda: 2017 es uno de los mejores años de la historia del videojuego. Mario y Link siempre han sido, son y serán la dupla estrella de Nintendo. Con más de treinta años a sus espaldas, ¿quién podría imaginar que volverían a darse la mano para protagonizar el estreno de una consola revolucionaria?

The Legend of Zelda: Breath of the Wild y Super Mario Odyssey son el ejemplo perfecto del excelente —e ilusionante— estado de salud que atraviesa la compañía nipona. Personalmente, creo que aún no hemos terminado de asimilar lo que supone presenciar el regreso de dos de los mayores iconos de todos los tiempos en un mismo año y plataforma.

Nintendo se jugaba mucho con ambos títulos, y es que tanto uno como otro venían de un pasado reciente un tanto irregular. Mario no estuvo a la altura de su historia en su paso por la malograda Wii U, mientras que Link, por su parte, llevaba sin aparecer desde 2011, año en el que Skyward Sword aterrizó en el catálogo de Nintendo Wii. Aunque nadie en su sano juicio afirmaría que no fueron buenos juegos, lo cierto es que el nivel al que ambas sagas nos tienen acostumbrados se sitúa muy por encima de sus prestaciones.

Breah of the Wild marca un antes y un después en el futuro de la saga

Con Breath of the Wild, Nintendo dio una vuelta de tuerca a la franquicia reinventando no pocos conceptos del género que conocemos como sandbox. Todos quedamos perplejos al salir del Santuario de la Vida y contemplar cómo eran las nuevas tierras de Hyrule que nos tocaba explorar. Un juego revolucionario que llevó al Héroe del Tiempo a protagonizar, según muchos usuarios, una de las mejores entregas de la saga.

Por su parte, lo de Super Mario Odyssey ha sido llegar y besar el santo. La unanimidad es total y ya se ha convertido en el juego mejor valorado de todos los tiempos, vendiendo una cantidad de copias abrumadora. El juego es, simple y llanamente, una obra maestra. Todos los usuarios coinciden en que Nintendo ha sabido coger lo mejor de anteriores entregas para concebir algo prácticamente perfecto.

Nintendo Switch ha protagonizado un debut espectacular

Algo ha cambiado en Nintendo, y es que después del tortuoso paso de Wii U por el mercado, el futuro de su nueva consola no puede ser más ilusionante. El buen hacer en lo que respecta al regreso de sus dos franquicias más importantes, así como el inesperado anuncio de Metroid Prime 4 y la inminente llegada de Xenoblade Chronicles 2 (el último gran título que pondrá el broche de oro al memorable año que estamos viviendo) no hacen más que confirmar lo evidente: Nintendo Switch va a dar mucho de lo que hablar.

Los de siempre, haciendo lo de siempre

Uno de los grandes factores por el que 2017 será recordado es por la cantidad de regresos que hemos presenciado. Crash Bandicoot, Sonic, Samus Aran… No son pocas las leyendas del videojuego que se han dado cita con la intención de volver por sus fueros este año. La carismática mascota de Naughty Dog nos ha deleitado por partida triple, y es que Vicarious Visions ha estado a la altura de lo que esperábamos ver en las remasterizaciones de Crash Bandicoot, Crash Bandicoot 2: Cortex Strikes Back y Crash Bandicot 3: Warped.

Por su parte, nuestra cazarrecompensas interestelar favorita ha vuelto después de muchos años sin protagonizar una entrega que haga justicia a la historia de la saga. Metroid: Samus Returns es uno de los grandes títulos que ha recibido Nintendo 3DS. Mercury Steam ha llevado a cabo un gran trabajo a la hora de reinventar algunos conceptos de Metroid II sin que eso conlleve una pérdida de identidad. Hemos quedado satisfechos en lo que a las dos dimensiones se refiere, ahora toca rezar para que Metroid Prime 4 sea lo que todos llevamos años deseando en cuanto a consolas de sobremesa.

Mercury Steam ha estado a la altura de la historia de Samus

Siguiendo con los viejos conocidos que han decidido volver por la puerta grande este año, nos encontramos con la familia Baker, actores principales en el fantástico regreso de la saga por excelencia de Capcom. Resident Evil VII logró sorprendernos a todos, y es que, a estas alturas de la película, no era fácil apostar por la vuelta de varias de las mecánicas que caracterizaron la época dorada de la franquicia a través de las consolas de 16 bits. Una mansión por explorar, diversos puzles, gestión de recursos y mucho backtracking. La receta perfecta para elaborar un buen Resident Evil.

Ya era hora de que Capcom escuchara a sus usuarios…

El último de los grandes retornos de los que hemos disfrutado tiene nombre y apellidos. Bueno, realmente solo tiene nombre: Sonic. Al igual que Capcom, SEGA también ha optado por dar a sus usuarios lo que éstos reclaman, y lo ha hecho a través del aclamado Sonic Mania. Un título capaz de hacer las delicias de los más nostálgicos, sacado directamente de la década de los 90. ¡Teníamos muchas ganas de volver a correr a toda velocidad por Green Hill y Chemical Plant!

Pequeños, pero matones

Las producciones menores siguen demostrándonos que, a veces, hay cosas que no se pueden comprar; se tienen o no se tienen. El talento es una de esas cosas, y algunos estudios humildes nos han dejado varios títulos de gran calibre a lo largo y ancho de estos años. La escena independiente ha ganado mucho terreno en la industria del videojuego durante la última década y, desde entonces, son muchos los juegos que hoy se encuentran en todas esas listas de favoritos que tanto nos gusta elaborar.

Personalmente, me tomo la libertad de reivindicar al que no solo considero una de las sorpresas del año, sino un serio aspirante a mirar de tú a tú a los más grandes a la hora de competir en la carrera hacia el GOTY (Game of the Year) de 2017: Hollow Knight. Team Cherry, con apenas dos personas y menos de cien mil euros, ha concebido una pequeña —no tan pequeña— obra maestra. Un metroidvania de lo más complejo, profundo y con una personalidad arrolladora, gracias al fantástico trabajo en el apartado audiovisual.

Con muy poco, Little Nightmares transmite muchas cosas

Siguiendo con esos títulos que no pueden competir con los presupuestos de las grandes compañías, pero que no les envidian nada en cuanto a calidad, hemos disfrutado de Little Nightmares, una breve, pero intensa experiencia a través de un extraño complejo submarino. Nos ponemos en la piel de Six, una niña que no debería presenciar los acontecimientos que nos esperan durante un viaje de lo más perturbador. Plataformas y puzles se dan la mano para ofrecernos una aventura que ha gustado mucho a los usuarios que decidieron apostar por el título a cargo de Tarsiel Studios.

Nuestro país también ha tenido un papel importante en este sentido, especialmente si ponemos las miras en Tequila Works y el lanzamiento —por fin— de RiME. Después de un desarrollo envuelto por la polémica, numerosos rumores de cancelación y una espera más larga de lo que imaginábamos, la aventura a cargo del estudio ubicado en Madrid desembarcó en todas las plataformas (inicialmente estaba previsto como exclusivo de PlayStation 4) para traer de vuelta ese aroma inconfundible que desprenden las obras del Team ICO.

Después de muchos años, RiME al fin ha visto la luz

Por último, otro de los grandes protagonistas de 2017: Playtonic Games. Es probable que su nombre aún no sea demasiado conocido, pero el estudio está formado por varios de los creativos que un día concibieron Banjo-Kazooie, Perfect Dark y Conker’s Bad Fur Day. Efectivamente: se trata de Rareware, el legendario estudio que tanto aportó al catálogo de Nintendo 64 gracias al fantástico trabajo realizado durante su época dorada. El primer proyecto del equipo ha sido Yooka-Laylee, un plataformas 3D que trae de vuelta la fórmula que cambió el género plataformero a finales de los años 90, restando saltos para añadir grandes dosis de exploración.

Ha nacido una estrella

2017 también será recordado por la llegada de uno de los mayores fenómenos que hemos visto jamás. PlayerUnknown’s Battlegrounds ha pulverizado todos los registros gracias a su sencilla y adictiva propuesta: Battle Royale. Muchos jugadores, un extenso entorno que explorar y la presión de que el círculo se estrecha con el paso de los minutos y solo uno puede quedar en pie. A día de hoy, el juego ha vendido más de 15 millones de copias vendidas en PC y su llegada a Xbox One está prevista para el próximo mes de diciembre. Aunque no hay nada confirmado, no sería raro que también llegase a PlayStation 4.

El juego, más conocido como «PUGB», logró erigirse como el título más jugado de todos los tiempos, superando los dos millones de usuarios simultáneos y dejando atrás al hasta entonces líder de esta categoría: Dota 2 y sus 1,3 millones de jugadores. Está claro que la fórmula funciona. Si no es así, que le pregunten a Epic Games y su recién estrenado modo Battle Royale para Fortnite, que ha superado la nada desdeñable cifra de un millón de jugadores conectados durante el pasado fin de semana.

Un año cargado de sorpresas

El año que poco a poco va llegando a su recta final nos ha dejado tantos juegos que resulta prácticamente imposible listarlos a todos. Es cierto que ni todos son tan populares como Link o Mario, ni tampoco tan menores en cuanto a valores de producción como el citado Hollow Knight. En ese grupo que podríamos definir como «clase media» podemos encontrar una cantidad ingente de grandes juegos. Algunos sí que son fruto de grandes producciones, como por ejemplo una de las grandes sorpresas del año: Horizon: Zero Dawn, el magnífico título que Guerrilla Games ha desarrollado para la consola de Sony.

Otros, por su parte, quizás no sean tan populares ni tampoco cuenten con un presupuesto desorbitado, pero el resultado sigue siendo igual de bueno. No conviene olvidar el espectacular arranque de año, protagonizado por el excelente estado de salud que atraviesa la industria japonesa: Tales of Berseria, Yakuza Zero, Kingdom Hearts HD II.8 Final Chapter Prologue, Gravity Rush 2, Ys Origin… Y varios títulos inesperados que han logrado trascender hasta lograr unas ventas inesperadas: NieR Automata y Nioh, entre otros.

Velvet representa el tono oscuro de la nueva entrega de Tales of

NieR Automata fue uno de los anuncios más sorprendentes del año pasado, aunque el triste final de Cavia y el hecho de que Platinum Games heredara su testigo dejaron alguna que otra duda de cara a la secuela de un título que pasó sin pena ni gloria por el mercado. Finalmente, Yoko Taro puso la historia, el estudio nipón hizo de las suyas en cuanto al sistema de combate y el resultado no pudo ser mejor. Un auténtico regalo para los seguidores de las aventuras de NieR y su ¿simpático? compañero de viaje, el Grimorio Weiss. Aunque la comunidad ha hecho justicia y lo ha elevado al lugar que le corresponde, si aún hay alguien que aún no le haya dado una oportunidad, está obligado a leer nuestro análisis.

Por su parte, el Team Ninja volvió por sus fueros y Nioh ha logrado convertirse en uno de los juegos de rol más aclamados del año. Su estilo, influenciado claramente por Dark Souls, ha logrado conquistar a todos los amantes de la franquicia de From Software. Ambientado en Japón y haciendo uso de la mitología de los Yokai, el sistema de combate ha sido clave para que el juego pueda presumir de personalidad propia. El juego, que debutó en exclusiva para PlayStation 4, llegará a Steam en las próximas semanas y lo hará incluyendo todos los DLC lanzados hasta la fecha.

¿Te gusta Dark Souls? Entonces tienes una cita obligada con Nioh

Si dejamos el país del sol naciente y ponemos las miras en Occidente, también tenemos varios títulos muy destacables. Hace unos meses tuvimos la oportunidad de explorar una estación espacial gracias a Prey, la obra de Arkane Studios. La odisea de Morgan Yu a través de Talos I trajo consigo uno de los mejores diseños de niveles de la última década, ofreciéndonos una propuesta similar a la que podemos encontrar en uno de esos juegos de culto imprescindibles para todo amante de la ciencia ficción: System Shock. Lamentablemente, Prey no llegó a cumplir las expectativas en cuanto a copias vendidas, pero, ¿qué más da?

Siguiendo con Bethesda Softworks, en esta ocasión con Tango Gameworks a los mandos, hemos vuelto a encarnar a Sebastián Castellanos. The Evil Within 2 llegó hace apenas unas semanas, mejorando a su antecesor en todos y cada uno de sus apartados, apostando por el mundo abierto y ofreciéndonos una historia capaz de mantenernos en vilo hasta el final. Uno de los mejores títulos de terror del año, sin duda.

Assassin’s Creed: Origins nos lleva por la Egipto del año 49 a. C.

Como no podía ser de otra forma, la prestigiosa franquicia de Ubisoft no podía faltar a su cita con un año para recordar. Se trata de Assassin’s Creed: Origins. El estudio galo ha decidido dar una vuelta de tuerca a la saga gracias a un sistema de combate totalmente renovado, diversos ingredientes propios de cualquier RPG y un trabajo colosal en lo que a la ambientación se refiere. Dejar la saga en barbecho durante un par de años ha sido la mejor decisión posible, porque esta nueva entrega es buena, muy buena.

¿Más juegos a destacar? Muchos, la verdad. Persona 5 y su bellísimo –a la par que excéntrico— trabajo artístico, el sabor añejo de los FPS de los años 90 que destila Wolfenstein II: The New Colossus, los combates tácticos accesibles para todos los públicos de Mario + Rabbids: Kingdom Battle, la confirmación de que Konami ha tomado la buena senda para que PES 2018 sea capaz de mirar de tú a tú a FIFA 18… Son muchos los buenos títulos que estamos teniendo la ocasión de disfrutar. De hecho, conforme escribo estas líneas me vienen otros nombres a la cabeza: Destiny 2, Call of Duty: WWII, A Hat in Time, Cuphead, Splatoon 2, Uncharted: The Lost Legacy, Forza Motorsport 7, Total War: Warhammer II, Gran Turismo Sport

A la altura de los más grandes

Los grandes títulos de 2017 se cuentan por decenas, la presencia de todo tipo de géneros y diversidad de propuestas es muy elevada y los grandes regresos han hecho las delicias de cualquier nostálgico. Puede que no estemos ante el mejor año de la historia de los videojuegos, pero, si una cosa tengo muy clara, es que el año que pronto tocará su fin pasará a ser uno de los más potentes de todos los tiempos.

Aunque no vamos a repasar mes a mes otros años anteriores, sí que vamos a echar un breve vistazo a los mejores títulos que nos dejaron algunos de los años más queridos por la comunidad, esos que aparecen en todas las listas de favoritos. Cada uno es libre de juzgar —y comparar— lo que considere oportuno, sin olvidar que el «ganador» es irrelevante; los que ganamos siempre somos los jugadores.


1990: Super Mario World, The Secret Of Monkey Island, F-Zero, Castle of Illusion Starring Mickey Mouse, Dragon Quest IV, Turrican…


1996: Super Mario 64, Quake, Resident Evil, Pokémon Azul y Rojo, Mario Kart 64, Crash Bandicoot, Dear of Alive…


1998: The Legend ofg Zelda: Ocarina of Time, Half-Life, Resident Evil 2, StarCraft, Sonic Adventure, Xenogears, Turok 2: Seeds of Evil, Tomb Raider III, Suikoden II, Spyro the Dragon, FIFA 98: Road to World Cup, Commandos, Baldur’s Gate, Metal Gear Solid…

Para la mayoría de jugadores, 1998 es insuperable


2000: Deus Ex, The Sims, Hitman: Codename 47, Perfect Dark, Diablo II, Final Fantasy IX, Counter-Strike, Driver 2, Dino Crisis 2…


2004: Grand Theft Auto: San Andreas, Half-Life 2, Doom 3, Halo 2, The Legend of Zelda: The Minish Cap, Metal Gear Solid 3: Snake Eater, Star Wars: Battlefront, Metroid Prime 2: Echoes, Fable…


2007: Halo 3, BioShock, Crysis, Super Mario Galaxy, Mass Effect, The Darkness, Forza Motorsport 2, Call of Duty 4: Modern Warfare…


En 2011 nacieron dos fenómenos: Dark Souls y Skyrim

2011: Portal 2, The Elder Scrolls V: Skyrim, Deus Ex: Human Revolution, Sonic Generations, Super Mario 3D Land, The Witcher 2: Assassins of Kings, Dark Souls, Rayman Origins, The Legend of Zelda: Skyward Sword…


2013: The Last of Us, Grand Theft Auto V, BioShock Infinite, Outlast, The Legend of Zelda: A Link Betwen Worlds, Super Mario 3D World, Pokémon X/Y, Gone Home, The Stanley Parable, Gran Turismo 6…


2015: Bloodborne, The Witcher 3: Wild Hunt, Halo 5: Guardians, Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, Rise of the Tomb Raider, Ori and the Blind Forest, Splatoon, Pilas of Eternity, Life is Strange, Rocket League, Dying Light, SOMA, Undertale…


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 15 =